MIÉRCOLES, 26 de junio 2019, actualizado a las 4:15

MIÉ, 26/6/2019 | 4:15

MASCOTAS

El botulismo canino, una enfermedad potencialmente mortal

La ingesta de alimentos contaminados o en mal estado puede causar la intoxicación de los perros debido a una bacteria que genera una parálisis progresiva que, de no tratarse a tiempo, llega a producir graves complicaciones respiratorias en el animal

GALERIA

El botulismo canino, una enfermedad potencialmente mortal

La ingesta de alimentos contaminados o en mal estado puede causar la intoxicación de los perros debido a una bacteria que genera una parálisis progresiva que, de no tratarse a tiempo, llega a producir graves complicaciones respiratorias en el animal

Javier López Villajos - 11-12-2018 - 12:00 H

Pese a que el perro es un animal poco susceptible de contraer el botulismo en comparación con otras especies como las aves, la bacteria Clostidium Botulinum, causante de la enfermedad, se encuentra diseminada por todo el mundo, como por ejemplo en diferentes tipos de sedimentos o en animales como los caracoles, gracias a las moscas necrófagas que transportan dicha bacteria, tal y como se extrae de un estudio realizado por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y compartido por el Colegio Oficial de Veterinarios de Cádiz.

Los profesionales del Hospital Veterinario Cruz Cubierta explican que los perros contraen el botulismo al ingerir una toxina que procede de alimentos contaminados o en mal estado, como pueden ser la carne o el pescado crudo, produciendo una enfermedad paralítica, considerada como rara y grave en los perros.

Dicha toxina, que produce la bacteria que causa el botulismo, está considerada como uno de los venenos más potentes, según los expertos, quienes señalan que sus efectos llegan a ser extremadamente más graves que aquellos que produce el cianuro.

Una vez que la Clostidium Botulinum es absorbida por el aparato digestivo del perro, empieza a bloquear la transmisión neuromuscular al impedir la liberación de la acetilcolina, una sustancia química encargada de los impulsos nerviosos. En otras palabras, el botulismo genera una parálisis progresiva en el animal que, de no tratarse a tiempo, puede llegar a causar una parada cardiorespiratoria, según los profesionales del centro veterinario A Marosa.

SINTOMATOLOGÍA

Una vez que la bacteria llega al aparato digestivo, produce una parálisis progresiva que empieza a afectar a las patas traseras del animal a las pocas horas de ingerirse el alimento contaminado o en mal estado. Conforme avanza, la parálisis asciende hasta las patas delanteras, el tronco y el cuello.

Esta intoxicación puede hacer que el animal llegue a encontrar dificultades para ingerir los alimentos y para respirar.

DIAGNÓSTICO

Tras realizar un examen físico, el veterinario puede realizar un hemograma, un análisis de orina y un estudio a partir de una muestra de las heces para confirmar la presencia de la toxina en el organismo del perro.

Con todo, es posible que el profesional crea conveniente la realización de radiografías del tórax para evaluar el estado de salud de los pulmones y el tracto digestivo superior de verse comprometidos por la toxina.

TRATAMIENTO

El tratamiento para eliminar la toxina del organismo del animal pasa por una terapia antibiótica complementada con glucosa y aminoácidos por vía intravenosa cuya duración se extenderá hasta tres semanas.

En la mayoría de los casos, los perros afectados se recuperan satisfactoriamente. Mientras que en los casos más graves donde la parálisis afecta al sistema respiratorio del perro, hay que conectar al animal a un respirador artificial además de incorporarle una sonda gástrica para alimentarlo.  

Con todo, los veterinarios señalan la creciente tendencia de algunos propietarios por alimentar a sus mascotas a base de dietas que consideran más naturales. Algo que para los expertos supone un riesgo tanto para la salud animal como para la humana ya que la manipulación de estos alimentos crudos debe ser minuciosa, puesto que son una fuente de cultivo para toda clase de gérmenes.

Esta información es meramente orientativa. En Animal’s Health, le recordamos que, ante cualquier duda, lo mejor es que lleve a su mascota al veterinario.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.