JUEVES, 3 de diciembre 2020, actualizado a las 20:01

JUE, 3/12/2020 | 20:01

MASCOTAS

El aumento de las temperaturas, un riesgo para la salud de los perros

Los veterinarios advierten que, con el aumento de las temperaturas, el riesgo de que los perros puedan sufrir un golpe de calor también es mayor

El aumento de las temperaturas, un riesgo para la salud de los perros

El aumento de las temperaturas, un riesgo para la salud de los perros

Los veterinarios advierten que, con el aumento de las temperaturas, el riesgo de que los perros puedan sufrir un golpe de calor también es mayor

Javier López Villajos - 04-06-2019 - 14:22 H

La Asociación Veterinaria Británica (BVA por sus siglas en inglés) insta a los dueños de mascotas a tomar medidas preventivas frente al riesgo de que los perros puedan sufrir un golpe de calor debido al aumento de las temperaturas.

Y es que prácticamente la mitad de los veterinarios encuestados, un 51%, informó de que había tratado golpes de calor en animales durante el pasado verano, mientras que uno de cada tres (36%) atendieron afecciones provocadas por las altas temperaturas como dificultades de respiración, afecciones cardíacas y quemaduras.

La razón, según explican los expertos, es que los perros solo pueden regular su temperatura corporal mediante la transpiración por el aliento y por las almohadillas de sus patas. Este factor hace que, al no poder enfriarse rápidamente, los perros sean más vulnerables al sobrecalentamiento. De ahí que un paseo de 20 minutos al mediodía puede resultar fatal para su salud.

Esta condición afecta más a las razas de perros braquicéfalos como el bulldog inglés y el francés, además del carlino que, dado que su hocico es más corto, tiene más dificultades para respirar, advierten los veterinarios. Por otro lado, aquellas razas de perros que tienen un pelaje más claro y fino requieren de una crema solar de uso veterinario, especialmente en la zona de las orejas, que son propensas a sufrir quemaduras por el sol.

Poniendo un caso práctico, la BVA cita a uno de los veterinarios encuestados que trató a un perro de tres años que, tras una caminata de 20 minutos bajo el sol, sufrió un golpe de calor. “La temperatura corporal del animal era de más de 43°, casi 5° por encima de lo normal”, señala el veterinario responsable del caso, quien detalla que hizo falta un equipo de dos veterinarios y seis enfermeras veterinarias para tratar al animal, además de proporcionarle una terapia de fluidos. Pese a todos estos esfuerzos, el perro sufrió un fallo multiorgánico y murió tras los intentos de reanimación.

Desde la BVA proponen una serie de pasos para evitar que los perros sufran un golpe de calor, entre los que se encuentran que el animal siempre tenga agua fresca disponible, proporcionarle una ventilación adecuada en todo momento, evitar que camine o que haga ejercicio en horas punta de calor; estar pendiente de cualquier signo de insolación como el jadeo intenso y la falta de coordinación física, y en caso de que el animal no reaccione, ponerse en contacto inmediatamente con un veterinario; y nunca dejarlo encerrado dentro de un automóvil o en una habitación durante mucho tiempo.

Esta información es meramente orientativa. En Animal’s Health, le recordamos que, ante cualquier duda, lo mejor es que lleve a su mascota al veterinario. 

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.