MIÉRCOLES, 23 de septiembre 2020, actualizado a las 12:09

MIÉ, 23/9/2020 | 12:09

MASCOTAS

El ejercicio excesivo causa 3 de cada 4 golpes de calor en perros

Un nuevo estudio ha determinado que salir a pasear o correr bajo altas temperaturas resulta igual de mortal para los perros que dejarles en el interior de un vehículo bajo el sol en verano

La mayor parte de los golpes de calor en los perros se producen entre los meses de mayo y agosto.
La mayor parte de los golpes de calor en los perros se producen entre los meses de mayo y agosto.

El ejercicio excesivo causa 3 de cada 4 golpes de calor en perros

Un nuevo estudio ha determinado que salir a pasear o correr bajo altas temperaturas resulta igual de mortal para los perros que dejarles en el interior de un vehículo bajo el sol en verano

Redacción - 05-08-2020 - 11:39 H

Un equipo de investigadores de la Universidad de Nottingham Trent y el Royal Veterinary College ha descubierto que el esfuerzo o ejercicio físico de los perros que caminan o corren con sus dueños es el responsable de tres de cada cuatro (74%) golpes de calor de los animales. Muchos de estos casos fueron en los meses de verano.

Asimismo, apuntan que solo el clima cálido fue responsable del 13% de los casos, mientras que viajar o permanecer en vehículos con altas temperaturas representaron el 5% de los casos. Otros desencadenantes de un golpe de calor incluyeron someterse a un tratamiento en una cirugía veterinaria.

Los investigadores expertos en bienestar canino analizaron los registros clínicos anónimos de más de 900.000 perros del Reino Unido, descubriendo que 1.222 habían recibido atención veterinaria por golpe de calor en algún momento de sus vidas, con casi 400 afectados en un solo año.

El golpe de calor es una condición potencialmente mortal para los perros y se espera que se vuelva aún más común a medida que aumentan las temperaturas globales. De hecho, según una encuesta realizada por MSD Animal Health, casi el 80% de los veterinarios españoles cree que el aumento de las temperaturas puede afectar negativamente a la salud de las mascotas.

Dada la gravedad que esto conlleva, desde MSD Animal Health han lanzado #ProtectOurFutureToo, la primera iniciativa a nivel europeo en la que se han unido 21 expertos en salud, auxiliares, veterinarios y familias de mascotas de más de 30 países con el fin de contribuir a la concienciación sobre los riesgos que el aumento de las temperaturas suponen para la salud de las mascotas.

LOS PERROS MACHOS Y LOS MÁS JÓVENES, MÁS PROBABILIDADES DE GOLPE DE CALOR

Por otro lado, los investigadores señalan en el estudio que el 14,2% de los perros afectados murieron como resultado de su evento de golpe de calor. Asimismo, el equipo descubrió que los perros machos y los perros más jóvenes tenían más probabilidades de desarrollar un golpe de calor desencadenado por el ejercicio, con razas como Chow chow, bulldog, bulldog francés, greyhound, springer spaniel inglés, cavalier king charles spaniel y staffordshire bull terrier en mayor riesgo.

Los perros más viejos y los perros braquicéfalos, como los bulldogs y los pugs, tenían un mayor riesgo de sufrir un golpe de calor al permanecer en el exterior en climas cálidos. Además, los perros braquicéfalos corrían un riesgo particular de desarrollar un golpe de calor si permanecían en vehículos bajo altas temperaturas.

Los primeros signos de insolación en perros incluyen jadeo, encías y lengua rojas u oscuras, confusión e inestabilidad que conducen al colapso, diarrea, vómitos e incluso convulsiones que conducen al coma. Si el perro no es enfriado y tratado por un veterinario rápidamente, la condición puede ser fatal.

LA MAYOR PARTE DE LOS GOLPES DE CALOR EN PERROS, ENTRE MAYO Y AGOSTO

La mayoría de los eventos de golpe de calor fueron provocados por el ejercicio, con el 68% de esos eventos ocurridos después de caminar bajo altas temperaturas. El golpe de calor puede ocurrir durante todo el año en el Reino Unido, pero la mayoría de los casos son de mayo a agosto.

“A medida que el mundo se calienta, necesitamos tener en cuenta estrategias para mantener a nuestros perros lo más frescos posibles, ya que pueden sufrir las consecuencias de los golpes de calor”, señala Emily Hall, investigadora y cirujana veterinaria de la Facultad de Nottingham Trent University.

Hall indica, además, que “parece que la gente está asimilando el mensaje sobre los peligros de dejar a los perros dentro de coches bajo altas temperaturas, pero las campañas para aumentar la conciencia pública sobre las enfermedades relacionadas con el calor en los perros deben resaltar que los perros no solo mueren en los automóviles por el calor”.

PASEAR O CORRER CON ALTAS TEMPERATURAS, PUEDE SER MORTAL PARA LOS PERROS

Y es que, la experta explica que “salir a pasear o correr con altas temperaturas, puede ser igual de mortal que dejar al perro en el coche bajo el sol”, por ello, insta los propietarios a no salir a andar o a correr con sus animales durante olas de calor, o en los momentos del día en los que las temperaturas sean más elevadas

“Esperamos que nuestro trabajo ayude a educar a las personas sobre las causas del golpe de calor en los perros y proporcione a los propietarios y profesionales veterinarios información crucial que pueda usarse para identificar a los perros con mayor riesgo y ayudar con un reconocimiento y tratamiento más rápidos”, señalan los investigadores.

Por su parte, Anne Carter, profesora de Ciencia Animal en la Universidad de Nottingham Trent, apuntó que “la comprensión más profunda de los factores de riesgo y los desencadenantes del golpe de calor en los perros es crucial. Sospechamos que el número de casos de golpe de calor podría ser mucho mayor, ya que muchos los perros con la afección no pueden ser llevados al veterinario”.

“El Reino Unido se encuentra actualmente en medio de una historia de amor nefasta con los perros de cara chata. Demanda de razas a medida como el Bulldog Francés, Pug y el Bulldog Británico se dispararon durante el confinamiento por el Covid-19. Hago un llamamiento a los propietarios para que pongan las necesidades del perro por delante de su propio deseo de tener un animal”, apunta Dan O'Neill, coautor y profesor titular de epidemiología de animales de compañía en el Royal Veterinary College.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.