SÁBADO, 1 de octubre 2022, actualizado a las 10:44

SÁB, 1/10/2022 | 10:44

MASCOTAS

El efecto de la obesidad y la pérdida de peso en la función cardiaca de los perros

Un nuevo estudio ha determinado el efecto de la obesidad y la subsiguiente reducción de peso sobre la estructura y función cardiaca en perros

La obesidad canina resulta en disfunción diastólica e hipertrofia ventricular izquierda.
La obesidad canina resulta en disfunción diastólica e hipertrofia ventricular izquierda.

El efecto de la obesidad y la pérdida de peso en la función cardiaca de los perros

Un nuevo estudio ha determinado el efecto de la obesidad y la subsiguiente reducción de peso sobre la estructura y función cardiaca en perros

Redacción - 20-09-2022 - 09:21 H - min.

En las personas, los efectos cardiovasculares de la obesidad incluyen hipertensión sistémica, remodelación cardíaca y disfunción sistólica y diastólica, mientras que la reducción de peso puede revertir en la remodelación miocárdica y reducir el riesgo de enfermedad cardiovascular posterior.

Hasta la fecha, se ha informado de resultados variables en estudios sobre el efecto de la obesidad y la reducción de peso controlada en la morfología y función cardiovascular en perros.

Ahora, un nuevo estudio en el que han participado investigadores de la Universidad de Liverpool (Reino Unido) y el Centro de Investigación Royal Canin, ha evaluado la función cardíaca, la variabilidad de la frecuencia cardíaca, los biomarcadores cardíacos y la composición corporal antes y después de la reducción de peso en perros con obesidad.

Para realizar la investigación, se reclutaron 24 perros de clientes remitidos para control de peso debido a la obesidad. Para evaluar los efectos cardíacos de la obesidad, el análisis de la composición corporal y la evaluación cardiovascular se realizaron antes del control de peso.

Doce perros completaron el estudio y alcanzaron el peso objetivo, recibiendo una evaluación cardiovascular adicional análisis de la composición corporal extra. Según indican los investigadores, la mediana de la duración de la pérdida de peso fue de 224 días y el porcentaje de pérdida de peso fue del 23% del peso inicial. La reducción media en la grasa corporal fue del 50%, mientras que en la masa magra fue del 7%.

El estudio indica que antes de la reducción de peso la disfunción diastólica (evidencia de alteración de la relajación en todos los perros), el aumento del grosor de la pared del ventrículo izquierdo y la presión arterial sistólica levemente elevada eran características comunes en perros con obesidad.

Sin embargo, las dimensiones de la pared sistólica del ventrículo izquierdo fueron las únicas variables que cambiaron después de la reducción de peso, con una disminución tanto del tabique interventricular sistólico como de la pared libre sistólica del ventrículo izquierdo.

No hubo evidencia de disminución de la variabilidad de la frecuencia cardíaca en perros con obesidad y ningún cambio en las concentraciones de biomarcadores cardíacos con la reducción de peso.

A modo de conclusión, los investigadores señalan que la obesidad canina resulta en disfunción diastólica e hipertrofia ventricular izquierda, la última de las cuales mejora con una reducción significativa del peso y grasa corporal.

VOLVER ARRIBA