LUNES, 6 de febrero 2023, actualizado a las 13:58

LUN, 6/2/2023 | 13:58

MASCOTAS

Día Mundial de la Alergia: ¿Cómo la tratan los veterinarios en animales?

El Comité Internacional de Enfermedades Alérgicas de los Animales cuenta con unas guías de tratamiento de la dermatitis atópica en perros, la enfermedad alérgica más común en esta especie

En animales los signos de la alergia son dermatológicos y están íntimamente relacionados con la dermatitis atópica.
En animales los signos de la alergia son dermatológicos y están íntimamente relacionados con la dermatitis atópica.

Día Mundial de la Alergia: ¿Cómo la tratan los veterinarios en animales?

El Comité Internacional de Enfermedades Alérgicas de los Animales cuenta con unas guías de tratamiento de la dermatitis atópica en perros, la enfermedad alérgica más común en esta especie

Francisco Ramón López - 08-07-2022 - 01:00 H - min.

El Día Mundial de la Alergia se celebra cada 8 de julio con el respaldo de la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC) y la Organización Mundial de la Alergia (WAO). Su objetivo es concienciar sobre las enfermedades alérgicas, que también afectan a los animales de compañía.

Aunque en humanos los signos de la alergia tienden más a ser respiratorios, en animales los signos suelen ser dermatológicos, siendo la principal enfermedad alérgica la dermatitis atópica. Tal es la relación entre la dermatitis atópica y la alergia que el Comité Internacional de Enfermedades Alérgicas de los Animales (ICADA) se llamaba inicialmente Grupo de Trabajo sobre Dermatitis Atópica Canina. 

En sus guías de tratamiento, el ICADA señala que las principales causas alergénicas reconocidas de los brotes de dermatitis atópica canina son un aumento reciente de la exposición a alérgenos ambientales (especialmente los ácaros del polvo doméstico y el polen), la ingestión de ingredientes alimentarios y las picaduras de pulgas u otros insectos.

La identificación y, si es posible, la eliminación del contacto o la ingestión de dichos alérgenos son importantes para evitar un mayor empeoramiento o recurrencia de los brotes, explica ICADA.

Los alérgenos ambientales son la causa más común de dermatitis atópica y la más difícil de evitar. El 80% de los animales con dermatitis atópica son alérgicos a los ácaros del polvo (Dermatophagoides sp.) y/o a los ácaros de almacén (Tyrophagus sp., Acarus sp. y Lepidoglyphus sp.).

Hasta el momento, la mayor parte de los tratamientos de la alergia y la dermatitis están centrados en tratar de disminuir, de una manera u otra, el prurito y el resto de síntomas o enfermedades subyacentes, pero no tienen fines curativos.

La Organización Mundial de la Salud solo reconoce un tratamiento como efectivo para tratar la dermatitis atópica, y es la inmunoterapia. La inmunoterapia específica, que está también recomendada por el ICADA para reducir los signos clínicos, consiste en el diseño de vacunas individualizadas que contienen los alérgenos a los que el animal es sensible con el objetivo de disminuir su hipersensibilidad a estas sustancias.

LETI Pharma apuesta por estos tratamientos y cuenta con la línea LETIVET de inmunoterapia. Además, la compañía da soporte al diagnóstico clínico, a través de test serológicos, que determinan los niveles de IgE circulantes capaces de unirse a diferentes alérgenos ambientales.

ALERGIAS ALIMENTARIAS Y POR ECTOPARÁSITOS

Aunque no son la causa más común, el ICADA explica que las reacciones a los componentes de los alimentos pueden presentarse clínicamente como dermatitis atópica canina, o servir como un factor de exacerbación de esta, y pueden ser clínicamente indistinguibles de la dermatitis.

La presencia de signos gastrointestinales, como diarrea, vómitos, tenesmo, heces blandas, flatulencia y aumento del número de deposiciones, se observa más típicamente con la dermatitis canina inducida por alimentos.

La reacción adversa alimentaria cutánea (CAFR) solo puede descartarse mediante ensayos de dieta de eliminación estrictos y efectivos, ya que actualmente no se dispone de pruebas comerciales de diagnóstico 100% precisas.

Así, recomiendan realizar una prueba de dieta de eliminación con una dieta a la que el perro nunca antes haya estado expuesto, y mencionan las dietas hidrolizadas. En este punto, Hill’s Pet Nutrition explica que el 94% de los perros con problemas cutáneos no necesitan una dieta hidrolizada.

Lo que proponen es recibir un alimento específicamente diseñado para ayudar a reducir el prurito y recuperar la salud de la piel, como Prescription Diet Derm Complete, que contiene exclusivamente dos fuentes de proteínas novedosas (huevo y arroz), que muy raramente producen alergia en los perros (son seguras para el 96% de los perros).

Por su parte, Acana aboga por las dietas con ingredientes limitados, que son una buena alternativa para perros con alergias o sensibilidad a alguna fuente de proteínas. De esta manera, junto al veterinario, se puede intentar eliminar el alimento o ingrediente desencadenante.

El ICADA apuesta por descartar que la dermatitis esté producida por pulgas u otros ectoparásitos, como sarna sarcóptica, cheyletiellosis, pediculosis, trombiculiasis u otoacariasis. Por ello, recomiendan que los perros se traten durante todo el año con un régimen eficaz de control de pulgas y otros ectoparásitos.

LabianaPets es una de las compañías que trata de concienciar sobre la importancia de prevenir las infestaciones de este tipo de parásitos para evitar problemas como la dermatitis alérgica a la picadura de pulga (DAPP), que en áreas endémicas puede llegar a ser la causa de hasta el 50% de las dermatitis.

TRATAMIENTO FARMACOLÓGICO Y DE LA PIEL

Como se comentaba, la principal causa de la alergia y el picor de los animales de compañía se debe a la dermatitis atópica, que afecta a un 10% de la población de perros de los países desarrollados. Teniendo esto en cuenta, continuamente se trabaja en el desarrollo de terapias avanzadas.

Una de las últimas son los anticuerpos monoclonales desarrollados por Zoetis. Se trata de Cytopoint, indicado para el tratamiento del prurito asociado a los casos alérgicos caninos. Zoetis cuenta incluso con oclacitinib (Apoquel), uno de los tratamientos recomendados por la ICADA contra la dermatitis atópica.

La ICADA recomienda, además, los glucocorticoides. En este sentido, un estudio reciente señaló que el tratamiento conjunto de oclacitinib con un corticoesteroide tópico a base de aceponato de hidrocortisona (Cortavance de Virbac) es efectivo para mejorar la reducción del prurito, especialmente cuando se reduce la dosis de oclacitinib.

La dermatitis atópica canina suele producirse por alérgenos ambientales, como el polen o ácaros del polvo, pero igualmente juega un importante papel el ecosistema cutáneo. Debido a esto, otro de los tratamientos de elección suele ser buscar el equilibrio en las bacterias que viven en la piel de los animales sanos y tratar posibles piodermas.

De hecho, las piodermas son otra de las patologías que la ICADA recomienda descartar antes de elaborar un diagnóstico de dermatitis atópica. En este ámbito, ha surgido recientemente una novedad de tratamiento de las infecciones en la piel.

Se trata de Phovia de Vetoquinol, que gracias a la energía lumínica FLE acelera la regeneración dérmica en distintas alteraciones dermatológicas. Una de ellas son las piodermas, y de hecho, un estudio demostró que el nuevo sistema acelera la recuperación de la piel en los tratamientos antibióticos de pioderma profunda.

Las infecciones por estafilococos como la Malassezia son consideradas por el Comité Internacional de Enfermedades Alérgicas de los Animales. En el mercado existen productos para tratar directamente este tipo de infecciones bacterianas en la piel. Un ejemplo es Malaseb, de Dechra, que trata la dermatitis por Malassezia.

Asimismo, se pueden encontrar distintos dermatópicos terapéuticos en formato champú, como la línea Douxo de Ceva, que ayuda a reestablecer el equilibrio de la flora microbiana. La ICADA apunta en este ámbito que “es probable que sea beneficioso bañarse al menos una vez por semana con un champú suave no irritante y agua tibia”.

Como conclusión, el ICADA señala que el tratamiento de la alergia y la dermatitis atópica es claramente multifacético y que las intervenciones deben combinarse para un beneficio óptimo. Además, el tratamiento debe adaptarse a cada paciente en función del estadio de la enfermedad, su gravedad y la distribución de las lesiones.

Los veterinarios también deben recordar evaluar y luego discutir con los propietarios de las mascotas el beneficio de cada intervención recomendada, sus efectos secundarios, su facilidad de administración y su costo como modalidad única o combinada. “En última instancia, antes de diseñar un plan de tratamiento se debe considerar la calidad de vida tanto de los perros como de sus dueños, así como las preferencias de estos últimos”, concluyen.

VOLVER ARRIBA