MIÉRCOLES, 18 de mayo 2022, actualizado a las 11:05

MIÉ, 18/5/2022 | 11:05

MASCOTAS

Detectan una prevalencia de dirofilariosis del 7,19% en perros de España

Un nuevo estudio ha desvelado la seroprevalencia de varias enfermedades caninas transmitidas por vectores, como dirofilariosis y leishmaniosis, en Castilla y León

Elena Carretón (centro) junto a parte del equipo de investigación durante los premios RACVE de 2020.
Elena Carretón (centro) junto a parte del equipo de investigación durante los premios RACVE de 2020.

Detectan una prevalencia de dirofilariosis del 7,19% en perros de España

Un nuevo estudio ha desvelado la seroprevalencia de varias enfermedades caninas transmitidas por vectores, como dirofilariosis y leishmaniosis, en Castilla y León

Alfonso Neira de Urbina - 09-12-2021 - 17:03 H - min.

En la edición 2020 de los premios de la Real Academia de Ciencias Veterinarias de España (RACVE), la veterinaria Elena Carretón recibió el VI Premio Laboratorios Boehringer Ingelheim Animal Health España a la Divulgación Científica por el trabajo ‘Diagnóstico de la Dirofilariosis’, que recogió junto a su equipo de investigación.

Ahora, integrantes de ese equipo, como Alberto Montoya o Rodrigo Morchón, han participado en un nuevo estudio serológico sobre la presencia de patógenos en animales de compañía en Frontiers in Veterinary Sciences

En esta ocasión, está centrado en las infecciones caninas transmitidas por vectores en el centro-norte de España, y en él desvelan la prevalencia en perros de Dirofilaria immitis y de Leishmania infantum, entre otras.

Tal y cómo explican los investigadores, “en la actualidad, diversos factores están provocando un aumento de las enfermedades parasitarias transmitidas por vectores a escala mundial”.

Entre estos factores, destacan algunos como las alteraciones climáticas derivadas del cambio global, el aumento de los movimientos de los animales reservorios o las modificaciones del terreno realizadas por la actividad humana. Por ello, en el continente europeo, cada vez hay más estudios epidemiológicos centrados en la detección de estas enfermedades, especialmente en perros.

En España, existen pocos estudios epidemiológicos centrados en la evaluación de los factores bióticos y abióticos que pueden influir en la distribución, como las zonas climáticas, la orografía o la presencia de depósitos de agua.

Por este motivo, el objetivo del estudio fue analizar la prevalencia y distribución de varias enfermedades caninas transmitidas por vectores y causadas por Dirofilaria immitis, Leishmania infantum, Anaplasma platys y Ehrlichia canis en la comunidad autónoma de Castilla y León, la región más extensa de la Península Ibérica, aportando un enfoque geoespacial basado en un análisis del sistema de información geográfica (GPS).

Los investigadores analizaron muestras de sangre de un total de 1.475 perros domésticos de las nueve provincias de Castilla y León. Asimismo, se realizó un análisis GPS de las localizaciones de las muestras, teniendo en cuenta las variables predictoras más importantes.

Así, la prevalencia en perros infectados por D. immitis fue del 7,19%, y la seroprevalencia por L. infantum fue del 4,61%. Además, tanto para A. platys como E. canis la seroprevalencia fue del 1,56%. En total, un 7,72% de los perros analizados dio positivo a una o varias enfermedades transmitidas por vectores.

La mayoría de los animales infectados se encontraban en zonas con agua estancada, agricultura de regadío o riberas de ríos, siempre cerca de la vegetación forestal y de los bosques.

En este sentido, los investigadores no encontraron diferencias significativas en las prevalencias por sexo o edad, aunque sí entre los perros que viven en el interior y los que viven en el exterior de la vivienda, y las más significativas están basadas en que el 94,55% de los animales infectados estaban en zonas con alta disponibilidad edáfica de agua, ya sea agua estancada, regadíos o riberas de ríos, así como zonas de vegetación con alta humedad.

Los investigadores concluyen que los resultados del estudio epidemiológico muestran una amplia distribución de los agentes causales evaluados de las enfermedades caninas vectoriales en Castilla y León, lo cual es muy significativo dada la gran extensión geográfica del territorio.

“Los datos obtenidos revelan la influencia del clima, la orografía y la presencia de agua, lo que permitirá comprender su evolución”, señalan los autores, quienes explican que, “dado el riesgo de infección o exposición a los patógenos, ya que se ha descrito su presencia en humanos en España, es necesaria una estrecha relación entre veterinarios, médicos y administraciones de salud pública bajo el concepto 'One Health'”.

Esto permitiría llevar a cabo medidas de control eficaces sobre los animales infectados y los vectores, principalmente centradas en medidas profilácticas que se aplicarían de forma rutinaria en los perros, según señalan en el estudio, en el que concluyen que los “resultados indican que en los perros que viven en Castilla y León se deberían tomar medidas profilácticas para evitar las infecciones”.

VOLVER ARRIBA