SÁBADO, 24 de julio 2021, actualizado a las 6:56

SÁB, 24/7/2021 | 6:56

MASCOTAS

Detectan Leishmania en gatos callejeros de España

Científicos españoles han detectado la existencia de infección asintomática por Leishmania infantum en gatos callejeros aparentemente sanos en la ciudad de Zaragoza

Han hallado infección asintomática por Leishmania infantum en gatos callejeros de Zaragoza.
Han hallado infección asintomática por Leishmania infantum en gatos callejeros de Zaragoza.

Detectan Leishmania en gatos callejeros de España

Científicos españoles han detectado la existencia de infección asintomática por Leishmania infantum en gatos callejeros aparentemente sanos en la ciudad de Zaragoza

Redacción - 25-03-2021 - 17:57 H

La leishmaniosis felina es una enfermedad parasitaria transmitida por vectores causada por Leishmania spp. La infección por Leishmania en perros es conocida y frecuente en la cuenca mediterránea, por lo que la prevención es la mejor arma frente a esta enfermedad. Entre las opciones está el uso de repelentes contra el flebótomo vector y también  la vacunación de los canes, que disminuye el riesgo de progresión de la enfermedad y la probabilidad de desarrollo de signos clínicos ya que fortalece las defensas del perro frente al parasito por si un “mosquito” infectado llegase a contactar al animal.

A pesar de que el perro es el principal reservorio de la leishmaniosis, lo cierto es que otros animales, como los gatos, también podrían desempeñar un papel en la epidemiología de la enfermedad, según señala un nuevo estudio llevado a cabo por un grupo de investigadores españoles.

En este sentido, los investigadores de la Facultad de Farmacia de la Universidad de Barcelona y de la Facultad de Veterinaria de la Universidad de Zaragoza han realizado un estudio transversal de la infección por Leishmania infantum en 180 gatos callejeros de la ciudad de Zaragoza mediante serología y PCR.

Según apuntan los investigadores, la información sobre la distribución geográfica y las características epidemiológicas de la infección por L. infantum en gatos es escasa, particularmente en los gatos callejeros urbanos que viven en regiones donde la leishmaniosis canina es endémica. Dado que el diagnóstico puede ser un desafío, la combinación de diferentes métodos serológicos y moleculares es un enfoque útil.

“Nuestro objetivo fue investigar la prevalencia de la infección por L. infantum en gatos callejeros aparentemente sanos en una región endémica de España (ciudad de Zaragoza) mediante métodos serológicos y moleculares, y comparar los resultados de las diferentes técnicas”, explican en el estudio.

Los resultados obtenidos por los investigadores en el estudio, mediante pruebas serológicas y qPCR, indican la existencia de infección asintomática por L. infantum en gatos callejeros aparentemente sanos en la ciudad de Zaragoza, una zona endémica de España.

PROCEDIMIENTO DE DETECCIÓN DE LEISHMANIA EN GATOS CALLEJEROS

Durante la investigación se estudió la prevalencia de la infección por Leishmania en gatos callejeros capturados en zonas urbanas y periurbanas de Zaragoza, y se extrajo sangre de cada animal para serología y análisis molecular.

Además, se utilizaron tres métodos serológicos, a saber, la prueba de anticuerpos inmunofluorescentes (IFAT), el ensayo inmunoabsorbente ligado a enzimas (ELISA) y el western blot (WB), para detectar anticuerpos de L. infantum y se utilizó un ensayo de PCR en tiempo real (qPCR) para detectar ADN de L. infantum. Los resultados se analizaron mediante la prueba exacta de Fisher y la estadística kappa de Cohen (κ) para evaluar el nivel de concordancia entre las técnicas de diagnóstico.

El análisis serológico de muestras de sangre de 180 gatos callejeros reveló una positividad de infección por Leishmania del 2,2% (4/179) por IFAT, 2,8% (5/179) por ELISA y 14,5% (26/179) por WB.

El ADN de Leishmania se detectó mediante qPCR en el 5,6% (10/179) de los gatos. Dieciséis gatos (8,9%) dieron positivo por una sola técnica serológica y cuatro dieron positivo por los tres métodos serológicos utilizados. La tasa global de gatos infectados (calculada como el número de gatos seropositivos y/o qPCR positivos) fue del 15,6%, y solo dos gatos dieron positivo por todos los métodos de diagnóstico.

Se encontró una asociación significativa entre gatos machos y un resultado de qPCR positivo. La comparación de las técnicas reveló una concordancia justa en la seropositividad entre qPCR en sangre e IFAT (κ  = 0,26), qPCR en sangre y ELISA (κ  = 0,24), WB y ELISA (κ  = 0,37) y WB e IFAT (κ  = 0,40). La concordancia más alta entre los resultados seropositivos fue entre IFAT y ELISA (κ  = 0.89), y la más baja fue entre qPCR en sangre y WB (κ  = 0.19).

La prevalencia del antígeno del virus de la leucemia felina fue del 4,49% (8/178 gatos) y la del anticuerpo del virus de la inmunodeficiencia felina (VIF) fue del 6,74% (12/178), mientras que se observó coinfección con ambos retrovirus en una gata (1/178).

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.