MARTES, 6 de diciembre 2022, actualizado a las 21:29

MAR, 6/12/2022 | 21:29

MASCOTAS

Detectan bacterias resistentes a la colistina en animales de compañía

Investigadores revelan que la propagación de la resistencia a la colistina en las mascotas es independiente del uso de la misma

Los investigadores revelan que los gatos y los perros tienen varias bacterias resistentes a la colistina, incluidos las portadoras del gen mcr-1.
Los investigadores revelan que los gatos y los perros tienen varias bacterias resistentes a la colistina, incluidos las portadoras del gen mcr-1.

Detectan bacterias resistentes a la colistina en animales de compañía

Investigadores revelan que la propagación de la resistencia a la colistina en las mascotas es independiente del uso de la misma

Redacción - 22-03-2022 - 17:35 H - min.

La transmisión zoonósica de resistencias a antibióticos de los animales de compañía a sus propietarios es un problema sanitario importante, especialmente cuando se trata de patógenos humanos. Por ello, es importante determinar el reservorio de bacterias resistentes a la colistina en las mascotas para evitar los factores de riesgo de la transmisión a humanos.

Para ello, un estudio realizado por la Universidad de Marsella y el Instituto Hospitalario Universitario de Enfermedades Infecciosas de Marsella ha investigado la detección de bacterias resistentes a la colistina en animales de compañía.

Los autores explican que en general los gatos y los perros tienen varios reservorios de bacterias resistentes a la colistina, incluyendo bacterias resistentes a la colistina de forma natural y las portadoras del gen mcr-1. Debido a la importancia de los animales de compañía para los seres humanos, el estudio ve necesario “estar atentos para evitar la transmisión zoonósica de bacterias resistentes a la colistina”.

Aunque el uso de la colistina está restringido en Francia, los investigadores revelan por primera vez que los gatos y los perros tienen varias bacterias resistentes a la colistina, incluidas las portadoras del gen mcr-1.

Los investigadores afirman que los animales de compañía son los más cercanos al ser humano, con un riesgo considerable de transmisión zoonósica. Por ese motivo, el objetivo del estudio era el cribado de bacterias resistentes a la colistina en heces de perros y gatos de Marsella, algo que nunca se había hecho en Francia.

Para llevarlo a cabo, los investigadores cultivaron muestras fecales y se investigó el fenotipo de resistencia a los antibióticos para varios antibióticos (β-lactámicos, aminoácidos, cefalosporina, tetraciclina y sulfonamida). Para detectar los genes mcr se realizaron técnicas de reacción en cadena de la polimerasa (PCR).

La investigación concluyó con la identificación de un total de 218 bacterias. En los gatos, las bacterias intrínsecamente resistentes a la colistina eran significativamente más numerosas que las portadoras del gen mcr-1.

Por otro lado, los perros tenían más bacterias con el gen mcr-1. Además, los gatos tenían una alta prevalencia de bacterias Gram-positivas (GPB), mientras que los perros tenían la misma cantidad Gram-negativas (GNB) que de GPB.

Los autores apuntan que, unque el uso de la colistina en Veterinaria está controlado en Francia, las mascotas albergan varias bacterias resistentes a este antibiótico. Igualmente, en esta zona geográfica se detectaron por primera vez bacterias portadoras del gen mcr-1 procedentes de perros y gatos.

Para los investigadores, el presente estudio abre una nueva perspectiva, ya que revela que la propagación de la resistencia a la colistina es independiente del uso de la misma. Por lo tanto, advierten que la vigilancia de los animales domésticos debe considerarse prioritaria para evitar la propagación de los genes mcr. Asimismo, consideran que es importante conocer la contribución de los animales de compañía al conjunto de bacterias mcr-1 multirresistentes.

 

 

VOLVER ARRIBA