SÁBADO, 1 de octubre 2022, actualizado a las 9:50

SÁB, 1/10/2022 | 9:50

MASCOTAS

Detectan un 30% de seroprevalencia de Leishmania en perros y gatos de España

El 30,5% de los perros y el 30% de los gatos de Córdoba analizados mostraron anticuerpos y/o dieron positivo a Leishmania mediante PCR

Los gatos de vida libre expuestos a Leishmania pueden generar una respuesta inmune similar a los perros.
Los gatos de vida libre expuestos a Leishmania pueden generar una respuesta inmune similar a los perros.

Detectan un 30% de seroprevalencia de Leishmania en perros y gatos de España

El 30,5% de los perros y el 30% de los gatos de Córdoba analizados mostraron anticuerpos y/o dieron positivo a Leishmania mediante PCR

Redacción - 07-09-2022 - 14:00 H - min.

Los perros son el principal reservorio de Leishmania infantum y muestran diferentes patrones inmunológicos que se correlacionan con la progresión de la infección y el desarrollo de la enfermedad. Sin embargo, los datos sobre la respuesta inmune adaptativa felina a L. infantum son escasos.

Para avanzar en este ámbito, un grupo de investigadores de las facultades de Veterinaria de la Universidad de Córdoba y la Universidad Autónoma de Barcelona, en colaboración con la Universidad de Messina y el Instituto Zooprofiláctico Experimental de Sicilia, ha llevado a cabo un estudio para comparar la prevalencia y la respuesta inmune en gatos y perros de la misma zona endémica de leishmaniosis canina.

En total, en el estudio se incluyeron 109 gatos de vida libre y 59 perros rescatados de Córdoba y su exposición a L. infantum se analizó mediante la detección de ADN del parásito, mediciones de interferón-γ específico de Leishmania (ensayo de sangre total en 57 gatos y 29 perros) y anticuerpos (ensayo inmunoabsorbente ligado a enzimas y prueba de anticuerpos de inmunofluorescencia).

Tras los análisis, se encontró una alta prevalencia de exposición a L. infantum en ambas especies, con un 30,5% de perros de refugio y un 30% de gatos de vida libre con anticuerpos positivos y/o PCR en sangre positivos. La prevalencia fue del 44,8% en perros y del 35,1% en gatos en los que también se analizó la producción de interferón-γ específico a Leishmania.

“La alta prevalencia encontrada en gatos del área de Córdoba es muy similar a la encontrada en el estudio anterior que realizamos en Sicilia (35%) y Cataluña (36%)”, recuerdan los investigadores.

Los perros mostraron niveles más altos de anticuerpos frente a Leishmania en comparación con los gatos. “La inmunopatogénesis de la infección felina por L. infantum tiene similitudes con los perros, pero los gatos muestran un nivel más bajo de respuesta inmune adaptativa en comparación con los perros”, aclaran.

Eso sí, más de un tercio de los gatos tuvieron contacto o fueron infectados por L. infantum, por lo que los autores consideran que pueden contribuir a la endemicidad de la leishmaniosis en la región investigada.

“Los gatos de vida libre pueden estar potencialmente más expuestos que los gatos con propietario debido al estilo de vida al aire libre y la falta de un tratamiento preventivo contra las picaduras de flebótomos”, señalan.

En conclusión, consideran que este estudio demuestra que en un área endémica, una “proporción constante” de gatos de vida libre están expuestos a L. infantum y pueden generar una respuesta inmune mediada por células que es similar a los perros. Sin embargo, una mayor proporción de perros de refugio tuvo contacto con el parásito.  

Por ello, los autores consideran que se necesitan investigaciones clínicas más extensas que evalúen los marcadores inmunológicos de la respuesta inmune innata y adaptativa para comprender mejor la susceptibilidad de los gatos a desarrollar la enfermedad grave en comparación con los perros y el papel de las infecciones retrovirales.

La leishmaniosis en gatos genera cada vez más interés entre los veterinarios y desde el sector se le presta más atención. De hecho, LETI Pharma, en una de sus charlas Chester, contó con el experto veterinario Xavier Roura para que diera algunas claves de esta patología en gatos. “Los veterinarios tienen que pensar más en la leishmaniosis cuando diagnostican un gato”, defendió el experto entre algunas de sus recomendaciones.

VOLVER ARRIBA