SÁBADO, 23 de febrero 2019, actualizado a las 12:44

SÁB, 23/2/2019 | 12:44

MASCOTAS

Desmitifican que los gatos sean antisociales por naturaleza

Un reciente estudio demuestra que los gatos domésticos responden de manera afectuosa en función de la atención que reciben de las personas que los rodean

GALERIA

Desmitifican que los gatos sean antisociales por naturaleza

Un reciente estudio demuestra que los gatos domésticos responden de manera afectuosa en función de la atención que reciben de las personas que los rodean

Javier López Villajos - 23-01-2019 - 13:00 H

Investigadores de la Universidad de Oregón demuestran a través de un estudio que los gatos no son tan independientes del contacto humano como se cree popularmente. Los responsables del estudio consideran que a los gatos se les ha dado esta fama de manera injustificada, comparándolos con la actitud desenfadada que suelen manifestar los perros.

Para ello, los investigadores realizaron un experimento que contó con 46 gatos, la mitad de los cuales eran mascotas que tenían dueño, mientras que la otra mitad procedían de un refugio de animales. El objetivo de dicho experimento era evaluar la influencia de la atención del ser humano en el comportamiento sociable de un gato doméstico. Los 46 gatos tenían que pasar un período de tiempo con una persona que estaba sentada en el suelo y que los ignoraba, y posteriormente con otra persona que, en cambio, expresaba una actitud activa hacia ellos, llamándoles y acariciándoles cuando se acercaban.

Como resultado, los responsables del estudio demostraron que ambos grupos de gatos mostraban interés hacia las personas que les prestaban atención, sin rechazar en ningún de los casos alguna muestra de afecto. De hecho, los investigadores remarcaron que esta actitud sociable de los gatos era más evidente cuando se trataba de ejemplares que procedían de un refugio de animales, matizando que la necesidad de contacto humano es mayor en este caso.

Por ello, los investigadores definieron a los gatos como “animales facultativamente sociales que muestran flexibilidad en el comportamiento social”, señalando que la atención del ser humano verdaderamente influye en dicho comportamiento. Y es que, según los responsables del estudio, los gatos detectan la atención del ser humano y modifican su comportamiento como respuesta a ésta, demostrándose así que son sensibles a las señales sociales del ser humano.

Este estudio complementa a otro realizado por la misma universidad en 2017, que demostró que hasta un 50% de los gatos prefieren pasar tiempo con las personas a comer o a interactuar con sus juguetes.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.