MARTES, 28 de septiembre 2021, actualizado a las 16:04

MAR, 28/9/2021 | 16:04

MASCOTAS

La cría ilegal, una consecuencia de la gran demanda de perros en pandemia

Un estudio de Reino Unido destaca que los propietarios que adquirieron un cachorro en 2020 se vieron muy influenciados por la pandemia y se preocuparon menos por la procedencia o estado de salud o de los certificados de los criadores

Los autores del estudio temen que la alta demanda de cachorros por la pandemia haya dado alas a criadores sin escrúpulos.
Los autores del estudio temen que la alta demanda de cachorros por la pandemia haya dado alas a criadores sin escrúpulos.

La cría ilegal, una consecuencia de la gran demanda de perros en pandemia

Un estudio de Reino Unido destaca que los propietarios que adquirieron un cachorro en 2020 se vieron muy influenciados por la pandemia y se preocuparon menos por la procedencia o estado de salud o de los certificados de los criadores

Redacción - 26-08-2021 - 09:45 H

Investigadores del Royal Veterinary College (RVC) han llevado a cabo el mayor estudio realizado hasta el momento sobre el impacto de la pandemia Covid-19 en la compra de cachorros en el Reino Unido, los conocidos como ‘cachorros pandémicos’ (pandemic puppies), adquiridos durante el enorme aumento de demanda vivido durante la crisis sanitaria.

En España parece que también ha aumentado la demanda de perros, y organizaciones e instituciones así lo señalan. De hecho, la Comunidad de Madrid destacó que las adopciones de mascotas en la región en 2020 se dispararon un 40% respecto a 2019.

Eso sí, este estudio británico se centra exclusivamente en la adquisición de perros, concretamente cachorros. Entre los hallazgos señalan que algunos propietarios de estos cachorros se habían esforzado menos en buscar criadores legales, y se molestaron menos en asegurarse de ver al cachorro en persona antes de la compra.

La encuesta revela cómo la alta demanda en los últimos 16 meses ha aumentado el riesgo para la salud y el bienestar de los cachorros. Si bien los autores consideran que es probable que muchos propietarios de 'cachorros pandémicos' estuvieran haciendo compras bien intencionadas, consideran que estos comportamientos de compra aumentan las amenazas para estos animales debido a que provienen de entornos de bienestar deficiente, se crían en granjas de cachorros y se importan ilegalmente.

El estudio nacional del RVC, que reunió las opiniones de 5.517 propietarios, buscaba comprender las motivaciones y comportamientos previos y posteriores a la compra en Reino Unido. Partiendo del primer período de confinamiento, se centró en los cachorros comprados entre el 23 de marzo y el 31 de diciembre de 2020. Luego, los comparó con las respuestas de los propietarios de cachorros comprados durante el mismo período de tiempo en 2019.

En comparación con los propietarios de 2019, se descubrió que los propietarios de ‘cachorros pandémicos’ eran menos propensos a buscar criadores que realizaran pruebas para certificar la salud en sus perros reproductores o que fueran miembros del ‘Programa de criadores asegurados’ del Kennel Club.

Además, era más común entre estos propietarios que la principal razón de la adquisición del perro fuera mejorar su bienestar mental o el de su familia, que fueran propietarios de perros por primera vez y que tuvieran hijos.

Por otro lado, el estudio señala que estos titulares eran más proclives a pagar depósitos sin ver al cachorro y pagar por ellos hasta 2.000 libras esterlinas, lo que supone un aumento de los precios promedio, que fueron de 955 libras en 2019 o de 1.550 en 2020.

También señalaron que se preocupaban menos en recoger a los cachorros en las propias instalaciones de los criadores, y en ver a los animales junto a su camada. De hecho, señalan que fueron más propensos a que los animales fueran entregados a domicilio.

Por último, señalan que fueron más proclives a hacerse con perros por debajo de las 8 semanas, la edad mínima recomendada para separar a un cachorro de su madre.

EL 86% DE LOS PROPIETARIOS ADMITE QUE LA PANDEMIA LES HIZO DECANTARSE POR COMPRAR UN CACHORRO

Los propietarios de ‘cachorros pandémicos’ también respondieron a una serie de preguntas que exploran los impactos específicos del Covid-19. Así, más del 10% no habían considerado comprar un cachorro antes de la pandemia y más del 86% sintió que su decisión de comprar un cachorro había sido influenciada por la pandemia, más comúnmente por tener más tiempo para cuidar a un perro.

Los autores señalan que dado que el 40% de los propietarios de "cachorros pandémicos" tampoco tienen experiencia previa en perros en comparación con el 33% de los propietarios de 2019, es posible que se necesiten mayores niveles de apoyo y educación para mantener el bienestar de los animales.

“Por lo tanto, los veterinarios y los profesionales del comportamiento canino podrían tener que desempeñar un papel más importante para ayudar a reducir factores como los problemas de comportamiento, los problemas de salud y el riesgo de abandono”, apuntan.

Esto incluye la inexperiencia de los dueños de los comportamientos típicos de los perros (que luego podrían percibirse como problemáticos si no se manejan adecuadamente), expectativas poco realistas sobre los roles que juegan las mascotas en la vida de los niños y el gasto y el tiempo necesarios para tener un perro y cuidarlo.

“Centrarse en la formación y la concienciación sobre las guarderías y los servicios de paseo, por ejemplo, podría ayudar a reducir la angustia entre los perros y disminuir la cantidad de tiempo que permanecen solos cuando los dueños regresan al trabajo. Todos estos esfuerzos minimizarán en última instancia el riesgo de que el perro necesite ser realojado (cuando esto sea lo mejor para el perro)”, señalan.

UNA DEMANDA “SIN PRECEDENTES” QUE HA DADO ALAS A CRIADORES “SIN ESCRÚPULOS”

Rowena Packer, profesora de Ciencias del Bienestar y Comportamiento de los Animales de Compañía en el RVC y autora principal del estudio, señala que esta “demanda sin precedentes” de cachorros combinada con las restricciones de distanciamiento social durante la pandemia ha llevado al entorno perfecto para criadores y distribuidores de cachorros “sin escrúpulos”.

“Esto también incluye compradores desesperados dispuestos a pagar por encima de mercado por los cachorros, y una excusa fácil para ocultar las malas condiciones en las que se criaron los animales”, lamenta.

“Para los titulares preocupados de los 'cachorros pandémicos', no todo está perdido. Si le preocupa la salud, el comportamiento o el bienestar de su cachorro, comuníquese con su veterinario o con un profesional calificado en comportamiento que podrá ayudarlo a usted y a su cachorro para abordar cualquier problema que haya surgido en su infancia”, señala.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.