MARTES, 20 de octubre 2020, actualizado a las 10:35

MAR, 20/10/2020 | 10:35

MASCOTAS

Coronavirus y mascotas: Los veterinarios responden a las dudas más frecuentes

La Asociación de Veterinarios Españoles Especialistas en Pequeños Animales resuelve las principales dudas sobre animales de compañía y el coronavirus COVID-19

Coronavirus y mascotas: Los veterinarios responden a las dudas más frecuentes

Coronavirus y mascotas: Los veterinarios responden a las dudas más frecuentes

La Asociación de Veterinarios Españoles Especialistas en Pequeños Animales resuelve las principales dudas sobre animales de compañía y el coronavirus COVID-19

Redacción - 27-03-2020 - 09:44 H

La Asociación de Veterinarios Españoles Especialistas en Pequeños Animales (AVEPA) ha respondido a una serie de dudas que pueden surgir durante la cuarentena, causada por el nuevo coronavirus (SARS-CoV-2) que provoca la enfermedad COVID-19, en materia de vacunación, desparasitación, entre otros.

En este sentido, desde AVEPA señalan respecto a la vacunación que, los animales adultos previamente ya vacunados mantienen memoria inmunológica durante muchos años en ausencia de vacunación repetida y las revacunaciones se pueden administrar en intervalos de hasta 3 años o más.

La revacunación trienal para adultos generalmente no se aplica a las vacunas que contienen antígenos bacterianos; Leptospira, por ejemplo, requiere revacunaciones más frecuentes en animales de riesgo. La revacunación frente a la rabia podría ser obligatoria por ley según la comunidad autónoma.

Actualmente, la mayoría de las vacunas disponibles internacionalmente contra la rabia, según la licencia de la vacuna, presentan una duración de inmunidad de hasta 3 años. La normativa actual en muchos países y comunidades autónomas, ha sido modificadas en base a este criterio y no es necesaria la vacunación anual.

En este sentido, indican que, los veterinarios deben ser conocedores de la legislación y las actualizaciones de la misma que puedan aparecer en la crisis sanitaria del COVID-19.

Por ello deben valorar cada caso individualmente en función de la normativa local, la urgencia real de la aplicación de dicha vacuna, los riesgos según exposición geográfica y estilo de vida del individuo, y una evaluación de la relación riesgo-beneficio individual del paciente.

En caso de posibilidad, la vacunación puede aplazarse temporalmente para disminuir el riesgo de exposición de propietarios y personal del centro veterinario al COVID-19.

Por otro lado, para desparasitaciones, AVEPA destaca que el European Scientific Counsel Companion Animal Parasites (ESCCAP) recomienda una frecuencia de desparasitación de cuatro veces al año para reducir el riesgo de ciertas zoonosis como Toxocaraspp., e incluso la desparasitación mensual en perros y gatos de alto riesgo o en situaciones de riesgo (niños o personas inmunodeprimidas en el hogar).

“Cuando se recomienda un programa de control antiparasitario para un individuo concreto, los veterinarios deberían considerar la edad, estado reproductivo, estado de salud, hábitat, dieta y área geográfica y el riesgo zoonósico (p.ej. contacto con individuos inmunocomprometidos, mujeres embarazadas o bebés)”, indican desde la asociación.

Este consejo se puede aplicar también a las zonas rurales en época máxima de infestación de pulgas, garrapatas, así como zonas endémicas de Leishmania

En esto casos es responsabilidad del veterinario, según apuntan desde la Asociación, valorar el riesgo individual del paciente y valorar la urgencia real de desparasitación en la situación de crisis sanitaria actual.

PASEOS Y CONTAGIO

Asimismo, desde AVEPA aclaran dudas sobre el contagio del nuevo coronavirus durante el paseo diario de los perros.

“Es muy improbable que el virus se transmita por acariciar o jugar con el perro dado que su pelo es poroso y fibroso”, indican, y subrayan que no se ha documentado ningún caso hasta ahora. Sin embargo, como medida de precaución siempre se recomienda lavarse las manos de forma correcta tras tocar a una mascota. Además, se insta a que se limpien bien y desinfecten de forma periódica su comedero, bebedero y juguetes.

Además, si el propietario del perro es positivo a COVID-19 debe limitar el contacto con su mascota, usar mascarilla y lavarse las manos bien antes y después de tocar al animal de compañía.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.