VIERNES, 12 de agosto 2022, actualizado a las 17:26

VIE, 12/8/2022 | 17:26

MASCOTAS

Consejos veterinarios sobre alimentación de mascotas con altas temperaturas

La veterinaria Lauren Hayes de Royal Canin comparte recomendaciones e información sobre la alimentación de gatos y perros durante las olas de calor ante las extremas temperaturas que está registrando Europa

Ofrecen orientaciones y consejos para entender el comportamiento de los perros y gatos con el calor.
Ofrecen orientaciones y consejos para entender el comportamiento de los perros y gatos con el calor.

Consejos veterinarios sobre alimentación de mascotas con altas temperaturas

La veterinaria Lauren Hayes de Royal Canin comparte recomendaciones e información sobre la alimentación de gatos y perros durante las olas de calor ante las extremas temperaturas que está registrando Europa

Redacción - 05-08-2022 - 10:21 H - min.

Europa, incluida España, está sufriendo una ola de calor que está provocando que los termómetros marquen unas temperaturas extremas que pueden afectar fuertemente tanto a la salud de las personas como a la de los animales.

De hecho, la Oficina Meteorológica del Reino Unido ha emitido su primera alerta roja por calor excepcional y, por ello, Laura Hayes, veterinaria de Royal Canin, ha explicado las tendencias de alimentación de los animales de compañía relacionadas con el calor.

“Es totalmente normal que su gato o perro coma un poco menos con el calor, pero asegúrese de dejarle la misma cantidad de comida que normalmente y haga todo lo posible por mantenerlo fresco”, aconseja en primera instancia la veterinaria.

Sin embargo, Hayes señala que, si se observa una disminución significativa del apetito o durante un periodo prolongado, es recomendable llevar al gato o al perro al veterinario para que lo revisen.

En cuanto a la disminución del apetito de las mascotas por motivo del calor, un estudio realizado por la Universidad de Liverpool, en colaboración con el Centro de Investigación Royal Canin de Francia, que pasó cuatro años controlando cuanto comen los gatos, desveló que estos félidos comen aproximadamente un 15% menos de comida durante el verano.

Esto se debe en parte al calor, ya que los gatos pasan más tiempo al aire libre cuando hace buen tiempo y entran a comer con menos frecuencia, explican desde Royal Canin, la compañía referente en salud a través de la nutrición para gatos y perros.

"Aunque saquemos nuestros helados del congelador para mantenernos frescos, asegúrese de no dar a su mascota ningún alimento humano y, en su lugar, meta en el congelador un juguete de enriquecimiento, empapando una décima parte de la comida normal de su mascota, que puede congelarse para ayudar a refrescarla", recomienda la veterinaria.

En este sentido, la obesidad es un problema también en animales de compañía y un cucurucho de helado tiene de media más de 400 calorías, lo que equivale a toda la cantidad de calorías diarias de un cocker spaniel de dos meses.

Además, la veterinaria ofrece otras orientaciones y consejos para entender el comportamiento de los animales de compañía con el calor. En primer lugar, destaca la picazón y el rascado. “Teniendo en cuenta que tanto los perros como los gatos pueden quemarse con el sol, conviene aplicar un protector solar adecuado para mascotas (no tratamientos a base de óxido de zinc, que son tóxicos) antes de la exposición”, señala.

Otro punto destacado por Hayes es que “el jadeo refresca”. Los perros y los gatos no sudan y eliminan el calor a través de la respiración. “Es importante que su perro se mantenga hidratado cuando hace calor”, recuerda la veterinaria.

Igualmente, otra de las orientaciones que comparte la veterinaria es sobre la muda. El pelo del perro lo aísla del calor, por lo que no hay que cortarle el pelo para que se refresque, aunque sí se puede recortar el de los perros de pelo largo. También conviene cepillar a los perros y gatos más a menudo en verano para eliminar el pelo que sueltan.

Por último, explica que los signos de un golpe de calor son el jadeo excesivo o exagerado, el letargo, la debilidad, el babeo, la fiebre alta, el enrojecimiento de las encías, la aceleración de los latidos del corazón, la falta de respuesta y los vómitos. “El golpe de calor es una emergencia, así que lleve siempre a su gato o perro a la consulta veterinaria”, concluye la experta.

VOLVER ARRIBA