DOMINGO, 23 de septiembre 2018, actualizado a las 2:27

DOM, 23/9/2018 | 2:27

MADRID

MASCOTAS

Consejos para tratar la gripe de tu gato en invierno

Aunque existen vacunas para prevenir la gripe felina, muchos gatos pueden sufrir esta enfermedad en invierno, generando síntomas que pueden llegar a provocar patologías crónicas

GALERIA

Consejos para tratar la gripe de tu gato en invierno

Aunque existen vacunas para prevenir la gripe felina, muchos gatos pueden sufrir esta enfermedad en invierno, generando síntomas que pueden llegar a provocar patologías crónicas

Ángel Espínola - 21-02-2018 - 14:00 H

Al igual que los humanos, las mascotas domésticas también pueden padecer la gripe durante el período invernal, especialmente en los meses más fríos. Se trata de una enfermedad que en los felinos es causada principalmente por dos virus: calicivirus felino y herpesvirus felino, también conocido como virus de la Rinotraqueitis Felina.

Puesto que se trata de una enfermedad que, en el caso de los gatos, puede llegar a ser grave, debido a que afecta a los tejidos oculares y nasales, lo que puede desembocar en enfermedades crónicas como la rinitis crónica o la conjuntivitis, los expertos proponen diversas medidas para evitar que el animal se contagie de la gripe o, en caso de hacerlo, reducir sus síntomas en todo lo posible.

Por un lado, existen vacunas que previenen contra la enfermedad, tanto en criaderos como en el resto de población felina. Si bien, como señala el grupo de Medicina Felina (Gemfe) de la Asociación de Veterinarios Españoles Especialistas en Pequeños Animales (Avepa), “ninguna vacuna es 100% efectiva en cada animal y en todo momento”.

Una vez que el animal se ha contagiado del virus, cuyos síntomas más comunes son los estornudos, el exceso de mucosidad o los problemas para respirar, mantener una correcta higiene del hábitat en el que se desenvuelve el gato puede ser fundamental.

“El mantenimiento de gatos infectados en un ambiente no desinfectado adecuadamente puede favorecer la acumulación de gérmenes”, asegura Gemfe, que recuerda que, aunque el herpesvirus es un virus frágil que no se mantiene infeccioso en el ambiente más allá de 48 horas, el calicivirus puede persistir en el ambiente hasta 10 días en condiciones adecuadas. Por ello, “el uso de desinfectantes adecuados es fundamental”.

Por otro lado, existen también antibióticos y antiinflamatorios, que puede aconsejar el veterinario para reducir síntomas y posibles infecciones secundarias aunque, como ocurre con la gripe humana, no existe ningún tratamiento que elimine el virus del organismo.

Cuidar la hidratación y la alimentación del felino también resulta aconsejable en opinión de los expertos, ya que la gripe genera una pérdida del olfato en el animal que puede llevarle a perder el apetito.

Además de ello, en el caso de tener más gatos en casa o en el de tener un criadero, desde la asociación de especialistas españoles recuerdan que “cuantos más gatos estén juntos, mayores probabilidades habrá de que exista un portador que infecte a los demás”, por lo que determinadas medidas de aislamiento pueden ser útiles para evitar el contagio a otros gatos de la casa.

Respecto a un posible contagio entre gatos y humanos, o al contrario, los profesionales coinciden en la dificultad de que la enfermedad se transmita de unos a otros, ya que el virus por el que se contagian humanos y gatos es distinto.

Esta información es meramente orientativa, en Animal’s Health, le recordamos que, ante cualquier duda, lo mejor es que lleve a su mascota al veterinario.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.