SÁBADO, 18 de septiembre 2021, actualizado a las 17:45

SÁB, 18/9/2021 | 17:45

MASCOTAS

Las consecuencias para las mascotas de una primavera más cálida de lo normal

La Agencia Estatal de Meteorología ha adelantado que se prevé que esta primavera sea más cálida de lo normal, lo que tiene consecuencias para la salud de los animales de compañía y también para los humanos

En primavera aumentan las actividades al aire libre.
En primavera aumentan las actividades al aire libre.

Las consecuencias para las mascotas de una primavera más cálida de lo normal

La Agencia Estatal de Meteorología ha adelantado que se prevé que esta primavera sea más cálida de lo normal, lo que tiene consecuencias para la salud de los animales de compañía y también para los humanos

Francisco Ramón López - 22-03-2021 - 14:49 H

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), dependiente del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, ha hecho público un avance de su estudio climático del invierno 2020-21, que ha tenido un carácter cálido y húmedo en el conjunto de España.

“Se ha tratado del sexto invierno más cálido y también del sexto invierno más lluvioso del actual siglo XXI. De los sesenta años de serie, ha sido el decimotercero más cálido y el vigesimocuarto más húmedo”, han señalado.

En este sentido, recientemente la Aemet aseguraba que febrero fue el que ha tenido las noches más cálidas en los últimos 60 años. Teniendo en cuenta los datos, la primavera astronómica, que comenzó el 20 de marzo, será probablemente más cálida de lo normal en España.

El aumento de las temperaturas tiene consecuencias en la salud de los animales de compañía, y también para sus propietarios. Así lo trasladan compañías como MSD Animal Health, que trata de concienciar sobre este problema con su campaña #ProtectOurFutureToo.

Expertos como Agustín Estrada, catedrático de Sanidad Animal en la Facultad de Veterinaria de la Universidad de Zaragoza, advierten también de que el aumento de las temperaturas incrementa los casos de parasitosis zoonósicas.

Y es que, este incremento térmico provoca que mosquitos y garrapatas —los vectores más comunes— puedan desarrollar su ciclo vital en regiones donde anteriormente unas temperaturas más frías se lo impedían.

LOS PELIGROS DE LA PRIMAVERA PARA LAS MASCOTAS

Más allá de la amenaza de los parásitos, la primavera —en la que es más común hacer actividades al aire libre— conlleva una serie de peligros para los animales de compañía, según traslada la Asociación Madrileña de Veterinarios de Animales de Compañía (Amvac). Un ejemplo son los problemas de alergias, especialmente las ambientales a causa del incremento del polen debido a la floración. Por otro lado, el aumento de temperatura favorece la proliferación de pulgas, parásito que causa una de las alergias más frecuentes en los animales de compañía.

Otra de las enfermedades que incrementa su incidencia en primavera es la leishmaniosis, que se transmite mediante la picadura de un mosquito flebótomo que está infectado, y si no se trata adecuadamente causa muchos problemas de salud graves, pudiendo derivar en la muerte del animal.

Jaime Grego, presidente de LETI Pharma, explicaba en una sesión científica que, al igual que otros parásitos, la leishmaniosis ha ido extendiéndose por el mundo, ya que “con el cambio climático y el aumento de temperaturas, el mosquito vector puede volar más hacia el norte, contagiando más de lo que lo hacía antes”.

No obstante, pese a que no tiene cura, si se acude al veterinario, se pueden controlar los síntomas y el avance de la enfermedad, de tal forma que el animal pueda continuar con una vida normal.

LA IMPORTANCIA DE DESPARASITAR TODO EL AÑO

En general, desde el sector veterinario se defiende que la prevención es la mejor pauta sanitaria. Por ello, tanto la alergia a las pulgas como la leishmaniosis, son afecciones que se pueden prevenir con una correcta desparasitación.

Esto es algo que no solamente se debe hacer en primavera, sino también a lo largo del año. Cuidar la desparasitación del animal (tanto interna como externa) va a evitar que la mascota sufra diversos problemas de salud.

Con la primavera, los parásitos externos son mucho más frecuentes. Estos se enganchan al pelo o a la piel de los animales y pueden suponerles un malestar muy intenso, picores, dermatitis y transmitirles algunas enfermedades graves.

En este sentido, Amvac recuerda que no hay que olvidarse de los parásitos internos. Pese a que, al igual que ocurre con los externos, hay que tener cuidado durante todo el año, en primavera no se debe descuidar su prevención.

Sobre este asunto, Antonio José Ortiz, director comercial de LabianaPets, defendía en una entrevista para Animal’s Health que la influencia del cambio climático se observa en el aumento de la prevalencia de enfermedades transmitidas por parásitos como pulgas, garrapatas y mosquitos, y advertía de que el cumplimiento de las pautas de tratamiento preventivo están todavía por debajo de los estándares recomendados.

Por otro lado, la oruga procesionaria es otro de los peligros de la primavera, pues solamente un pequeño contacto con ella puede convertirse en una urgencia veterinaria. En casos de extrema gravedad, puede incluso suponer la muerte del animal.

Y es que estas orugas contienen unos pelos urticantes a su alrededor que, una vez se clavan, liberan una sustancia tóxica que produce una irritación grave, inflamación y necrosis de los tejidos, que pueden tener importantes consecuencias.

Este año, algunas regiones han notificado la presencia de la procesionaria incluso antes de la llegada de la primavera, precisamente debido al aumento de las temperaturas. Además, la Asociación Nacional de Empresas de Sanidad Ambiental (Anecpla), advirtió que este año se prevé un incremento debido a la falta de tratamientos de esta plaga.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.