DOMINGO, 26 de mayo 2024

DOM, 26/5/2024

MASCOTAS

El confinamiento por Covid-19 en España redujo las enfermedades transmitidas por vectores en perros

Un grupo de investigadores ha comprobado que el aislamiento de los perros durante el confinamiento en Málaga generó una reducción de la transmisión de estas enfermedades zoonósicas entre perros positivos y sanos

Según el estudio, el aislamiento de los perros es efectivo para reducir las enfermedades transmitidas por vectores.
Según el estudio, el aislamiento de los perros es efectivo para reducir las enfermedades transmitidas por vectores.

El confinamiento por Covid-19 en España redujo las enfermedades transmitidas por vectores en perros

Un grupo de investigadores ha comprobado que el aislamiento de los perros durante el confinamiento en Málaga generó una reducción de la transmisión de estas enfermedades zoonósicas entre perros positivos y sanos

Redacción - 13-04-2023 - 09:03 H - min.

Algunos artrópodos, incluidos dípteros y garrapatas de la familia Ixodidae, pueden transmitir varias enfermedades a través de su mordedura. Muchas de ellas son zoonosis transmitidas por vectores que pueden afectar a los humanos que viven cerca de perros. Por tanto, el aislamiento de reservorios de enfermedades transmitidas por vectores puede ayudar a reducir la transmisión y disminuir la prevalencia de las enfermedades.

Durante el confinamiento por Covid-19 en España, los propietarios y los perros fueron aislados en sus hogares, lo que redujo los reservorios potenciales de enfermedades transmitidas por vectores y brindó una oportunidad para comprobar si esta hipótesis del aislamiento y su relación con la incidencia de estas patologías es cierta.

Esto fue comprobado en un estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Málaga, el Instituto de Salud Carlos III y el Instituto de Inmunología Clínica y Enfermedades Infecciosas de Málaga.

Para llevar a cabo la investigación, analizaron retrospectivamente muestras de 3.135 perros de refugios, perreras, y clínicas veterinarias de Málaga obtenidas durante un periodo de 7 años. Las pruebas fueron tanto PCR como de anticuerpos de los patógenos de las principales enfermedades transmitidas por vectores de la zona mediterránea (Leishmania infantum, Anaplasma phagocytophilum, Dirofilaria immitis, Babesia canis y Ehrlichia canis). También realizaron un control de salud, con analíticas de sangre (hemograma, bioquímica, proteinograma).

Los resultados se separaron en dos poblaciones, antes de la pandemia y durante la pandemia y se compararon ambos grupos. Estos mostraron que los niveles del grupo prepandémico de perros positivos eran mucho más altos que los niveles pandémicos.

“Este estudio muestra que el aislamiento de perros positivos, alejándolos de perros sanos y vectores ayuda a reducir el riesgo de contagio para otros perros y, lo que es más importante, para los humanos. Esta información puede ayudar a preservar la salud pública y evitar el contagio”, aseguran.

MEDIDAS PARA PROTEGER A PERROS Y PERSONAS DE LAS ENFERMEDADES TRANSMITIDAS POR VECTORES

Los autores extraen varias conclusiones del estudio: en primer lugar, que las enfermedades transmitidas por vectores se pueden controlar protegiendo a los perros del vector, ya sea aislando —aunque admiten que a efectos prácticos no es factible—, o evitando que los perros se acerquen al vector, y esto se puede lograr usando sustancias repelentes para garrapatas y mosquitos o collares. “Si el vector no puede acceder al perro, la transmisión se interrumpe gravemente”, insisten.

Asimismo, recuerdan que el área geográfica del sur de España presenta una importante presencia de vectores, mosquitos, flebótomos y garrapatas infectados con agentes infecciosos, por lo que se debe proteger al ser humano de los vectores.

En el caso de mosquitos y flebotomos, se puede optar por el uso de repelentes químicos, especialmente en salidas nocturnas, mosquiteras en puertas y ventanas, y aparatos eléctricos para ahuyentar a los vectores, lo que da protección extra a los perros.

En cuanto a las garrapatas, recomiendan utilizar zapatos de caña alta y ropa protectora en viajes al campo, jardines o parques y rociar sobre la ropa sustancias repelentes. Además, los adultos deben revisar exhaustivamente el cuerpo de los niños y ancianos después de los paseos por el campo. “El jardín de la propiedad debe rociarse con frecuencia para matar los adultos y los huevos del vector”, añaden.

“Los padres deben tener cuidado y enseñar a sus hijos a no tocar animales extraños. Las autoridades competentes están obligadas a velar por la salud pública por lo que, en base a estos resultados, deben tomar las medidas necesarias para proteger a la población con acciones como ríos limpios, fumigaciones puntuales y seguir las medidas propuestas por la OMS y la OMSA”, concluyen.

VOLVER ARRIBA