MIÉRCOLES, 7 de diciembre 2022, actualizado a las 21:27

MIÉ, 7/12/2022 | 21:27

MASCOTAS

¿Cómo detectar la depresión en las mascotas?

Las mascotas pueden sufrir estados depresivos que pueden ser difíciles de detectar. Este 2 de octubre se celebra el Día Europeo de la Depresión

La depresión en las mascotas es difícil de diagnosticar.
La depresión en las mascotas es difícil de diagnosticar.

¿Cómo detectar la depresión en las mascotas?

Las mascotas pueden sufrir estados depresivos que pueden ser difíciles de detectar. Este 2 de octubre se celebra el Día Europeo de la Depresión

Redacción - 30-09-2022 - 13:07 H - min.

Los estados depresivos provocan graves problemas en los seres humanos y, de hecho, este 2 de octubre se celebra el Día Europeo de la Depresión para concienciar sobre este estado mental. Las mascotas no son una excepción y pueden sufrirla también.

Para los animales de compañía acostumbrados a una determinada rutina o forma de vida, tener que adaptarse a cambios grandes o repentinos puede ser extremadamente difícil. Para algunas mascotas, estos cambios pueden incluso provocar un estado depresivo.

Por ello, la veterinaria Ashley Navarrette, profesora clínica adjunta de la Facultad de Medicina Veterinaria y Ciencias Biomédicas de Texas A&M, que afirma que la depresión en las mascotas suele estar asociada a un cambio o acontecimiento importante, ha dado claves sobre cómo detectar la depresión en los animales de compañía.

"El acontecimiento más común asociado a la depresión en las mascotas es la muerte de un miembro de la familia, ya sea un humano u otra mascota", explica Navarrette, quien apunta que, sin embargo, también puede estar causada por otros acontecimientos, como un cambio importante en la rutina; por ejemplo, una mascota puede tener dificultades para adaptarse si un miembro de la familia que antes trabajaba desde casa ha vuelto a trabajar fuera del hogar.

Las mascotas que están deprimidas suelen actuar de forma distinta a la que les es habitual. Los síntomas más comunes de la depresión, según señala la veterinaria, son esconderse, actuar de forma reservada o poco sociable y tener poco apetito. “Los propietarios también pueden notar que las mascotas ya no parecen estar interesadas en las actividades que solían disfrutar”, remarca.

Navarrette subraya la importancia de consultar al veterinario si una mascota presenta estos u otros síntomas o cambios de comportamiento inusuales, ya que los propietarios no deben asumir inmediatamente que la depresión es la causa; muchas condiciones médicas, como el dolor crónico o las enfermedades, pueden hacer que una mascota muestre síntomas de depresión. En la clínica, los veterinarios deberán evaluar a la mascota en busca de posibles problemas subyacentes.

LA DEPRESIÓN EN MASCOTAS, DIFÍCIL DE DIAGNOSTICAR

"La depresión es algo difícil de diagnosticar", resalta Navarrette, quien afirma que, "a menudo, es un diagnóstico de exclusión, lo que significa que hay que descartar todas las posibles causas médicas antes de asumir que se trata de algo conductual". Cuando hay que tratar la depresión en las mascotas, la mejor ruta implica actividad y el compromiso.

"Por lo general, los veterinarios no utilizan medicamentos para el tratamiento de la depresión, sino que fomentan un mayor enriquecimiento para mantener la mente de la mascota activa. También podemos recomendar pasar más tiempo con las mascotas que pueden estar lidiando con la depresión", recuerda.

Ver a la mascota triste, letárgica o diferente a sí misma por cualquier razón es difícil. Por este motivo, Navarrete enfatiza que conseguir una cita con un veterinario es la mejor manera de desarrollar un plan de tratamiento y asegurarse de que no hay un problema médico subyacente en juego.

“Con muchos cuidados los propietarios pueden ayudar a sus mascotas a recuperarse de un momento difícil lo antes posible”, concluye la veterinaria

VOLVER ARRIBA