LUNES, 5 de diciembre 2022, actualizado a las 8:55

LUN, 5/12/2022 | 8:55

MASCOTAS

¿Cómo debe ser una clínica veterinaria ‘cat friendly’?

Los autores de las nuevas guías para reducir el estrés de los gatos en las clínicas veterinarias comparten algunos puntos a tener en cuenta por los profesionales del sector

La experiencia del gato en la clínica cat friendly incluye la interacción con los miembros del equipo veterinario.
La experiencia del gato en la clínica cat friendly incluye la interacción con los miembros del equipo veterinario.

¿Cómo debe ser una clínica veterinaria ‘cat friendly’?

Los autores de las nuevas guías para reducir el estrés de los gatos en las clínicas veterinarias comparten algunos puntos a tener en cuenta por los profesionales del sector

Redacción - 02-11-2022 - 14:27 H - min.

Tal y como informaba Animal’s Health recientemente, la asociación International Cat Care publicó dos guías renovadas para mejorar la hospitalización de gatos y hacerla más ‘cat friendly’; ambas redactadas por la Sociedad Internacional de Medicina Felina (ISFM) y la Asociación Americana de Veterinarios Felinos (AAFP). Ahora, los autores han desgranado algunos puntos clave de su contenido.

Y es que, un buen cuidado de la salud felina requiere visitar la clínica veterinaria, pero muchos factores de una visita o ingreso en un centro veterinario pueden terminar siendo experiencias negativas para los gatos.

El impacto de estas experiencias negativas puede ser de gran alcance, incluido el estrés o una recuperación más prolongada de la enfermedad del gato. Además, también afecta al equipo veterinario, con mayor riesgo de resultados de analíticas engañosos, posibles lesiones y más dificultades con el manejo del gato en futuras visitas. La evidencia reciente sugiere que las primeras visitas veterinarias pueden afectar a un animal joven de por vida.

En general, la experiencia veterinaria del gato incluye su viaje a la clínica, sus interacciones con los miembros del equipo, el entorno social (otros animales en las áreas de espera y hospitalización), así como el entorno físico de la clínica.

Todos estos aspectos se abordan en dos guías: las ‘Pautas de interacción veterinaria amigable con los gatos de 2022 AAFP/ISFM: enfoque y técnicas de manejo y las ‘Pautas de entorno veterinario amigable con los gatos de 2022 ISFM/AAFP’.

Los documentos están escritos por expertos en medicina clínica felina y comportamiento, que han realizado una extensa revisión de la literatura y también se han basado en la valiosa experiencia adquirida en los 10 años que han estado funcionando las pautas ‘cat friendly’ de ambas asociaciones, patrocinadas por compañías como Zoetis, Boehringer Ingelheim, Ceva Salud Animal, Elanco, Hill’s o MSD Animal Health. Hasta la fecha, casi 3.700 clínicas de 57 países han logrado el estatus oficial de ‘cat friendly’ bajo los dos programas.

Entre los pilares fundamentales de las nuevas guías, se encuentra el reconocimiento de que el bienestar mental es tan importante como la salud física. Por ello, las Pautas Cat Friendly colocan la experiencia emocional del gato al frente de todas las interacciones veterinarias e integran una nueva terminología.

Así, las emociones positivas de un gato —que, por ejemplo, podrían llevarlo a explorar el entorno y buscar comida, premios, juegos e interacción social—, se reformulan como emociones ‘de compromiso’, mientras que las emociones negativas de miedo, ansiedad, frustración y dolor se denominan emociones protectoras.

Este enfoque, afirman, ayudará al equipo veterinario a comprender mejor la perspectiva felina, identificar los factores estresantes subyacentes y establecer qué funciona para resolver la situación en lugar de exacerbarla.

LA IMPORTANCIA DE COMPRENDER A LOS GATOS

“Para ser verdaderamente amigos de los gatos, todos los miembros del equipo necesitan comprenderlos, no solo como individuos, sino como especie. Gran parte del comportamiento característico de los gatos se deriva de su antepasado el gato montés, Felis silvestris lybica. En particular, su preferencia natural por depender de sí mismos para su protección. La familiaridad, el control, la previsibilidad y la evitación de amenazas contribuyen a su seguridad percibida. En una situación desconocida, la estrategia preferida por la mayoría de los gatos es escapar. Cuando esta opción no está disponible, como en la clínica veterinaria, intentan esconderse o escalar para controlar el entorno desde arriba”, explican los autores.

Las Pautas Cat Friendly ofrecen innumerables consejos prácticos para minimizar las experiencias negativas y promover experiencias positivas. Así, existe el término de ‘Gatopensante’, que tiene como objetivo educar al cuidador sobre la mejor manera de preparar al gato para su viaje a la clínica veterinaria, y se trata de considerar lo que el paciente, con su sistema sensorial altamente afinado, verá, oirá y olerá durante su visita a la clínica

Los consejos ofrecidos por los autores incluyen minimizar la estimulación visual, incluso las imágenes de gatos y otros animales pueden percibirse como amenazantes. Los gatos deben mantenerse alejados de pacientes y equipos clínicos ruidosos, y todas las vocalizaciones humanas deben ser suaves, gentiles y de ritmo lento.

“Para la mayoría de las clínicas que tratan tanto a perros como a gatos, es importante eliminar los olores potencialmente desafiantes barriendo el pelo de los perros y vaciando los contenedores de desechos con olores fuertes, como la orina, y se pueden usar feromonas felinas sintéticas para ayudar a crear un ambiente más agradable y tranquilizador”, añaden.

LOS CAMBIOS NO TIENEN POR QUÉ SER COSTOSOS

Los autores también destacan que los ajustes para establecer un entorno veterinario más amigable para los gatos no necesitan ser estructurales ni costosos, y se sugiere una variedad de formas de proporcionar salas de espera solo para gatos y opciones para esconderse y posarse en las jaulas.

Asimismo, el equipo veterinario debe permanecer "centrado en el gato" durante todas las interacciones. Ser consciente de las áreas de contacto preferidas de los gatos, particularmente en la región de las glándulas faciales, que producen las feromonas que se usan en la vinculación social, ayuda a fomentar las emociones positivas durante el examen clínico, mientras que los pasos simples, como no inclinarse o arrinconar el gato, y evitar el contacto visual directo, ayudan a aliviar la ansiedad.

“Permitir que el gato permanezca en el fondo de su transportín, o usar toallas o una cama para gatos de lados altos para fomentar la sensación de estar escondido y protegido, puede ser muy beneficioso. Al practicar interacciones amigables con los gatos y proporcionar un entorno veterinario amigable con ellos, el equipo que históricamente se ha utilizado para la sujeción de gatos, incluidas las bolsas para gatos, los guantes y los bozales, rápidamente se reemplaza por artículos que brindan comodidad al paciente, una sensación de seguridad y distracciones positivas. En ciertas situaciones, el uso de ansiolíticos también es apropiado, y las Pautas Cat Friendly describen protocolos para el uso estratégico antes o durante la visita al veterinario”, apuntan.

Además, está el concepto de ‘cuidado cooperativo’, que los autores describen como el futuro de "amigable con los gatos". Esto requerirá que se desarrollen y practiquen nuevas habilidades, tanto en el hogar como en la clínica veterinaria, para ayudar a los gatos a sentirse más relajados en situaciones médicas en las que naturalmente pueden experimentar miedo. Por ello, los autores animan a cada equipo veterinario a analizar incluso los ajustes más pequeños que puedan hacer en su propio entorno para mejorar la experiencia de los gatos y sus cuidadores.

Para los copresidentes de las Pautas Cat Friendly, las veterinarias Ilona Rodan, Nathalie Dowgray, Samantha Taylor y Kelly St Denis, la publicación de estas guías “es un momento crucial”. “Estamos encantados de que las Pautas Cat Friendly estén disponibles para todos los profesionales veterinarios porque son un cambio total. Mejorarán el bienestar felino, la fidelización de su cuidador y la seguridad para los veterinarios; y significarán visitas veterinarias más positivas para todos”, concluyen.

PONIENDO EL FOCO EN EL BIENESTAR ANIMAL

El interés por ofrecer el máximo bienestar animal durante la hospitalización no para de crecer, y desde el sector de la salud de los animales de compañía se trabaja, cada vez más, en fomentarlo. En este sentido, B. Braun VetCare ha lanzado una nueva gama de productos para mejorar la hospitalización de los pacientes en los centros veterinarios.

El objetivo es aportar mayor comodidad y bienestar a los animales hospitalizados, ya que, como afirman los expertos, la mejora de su pronóstico está íntimamente relacionado con el estrés, el miedo y el dolor.

“Aplicando una serie de modificaciones en el entorno de la clínica, tanto en la sala de espera como en la consulta u hospitalización, incluso durante el viaje al centro veterinario, se puede reducir mucho el nivel de estrés y miedo tanto en gatos como en perros”, aseguran.

El fomento del bienestar de los animales se impulsa también por parte de Zoetis a través del movimiento #RESPET. En este sentido, algunos embajadores del #RESPET, como Alba Bandrés, de la Policlínica Veterinaria OZA, destacaba la importancia de “respetar los tiempos de cada animal”, sobre todo con los gatos, ya que son pacientes que se estresan mucho durante las consultas.

En la misma línea, Valeriano Lloreda, del Hospital Veterinario Vetsia de Madrid, señalaba que una vez que el paciente entra en su centro veterinario, se hace un triaje —clasificación— y se le destina a una sala de espera en concreto. Y es que, en su caso, disponen de salas de espera diferenciadas por especies.

Por su parte, Rocío Jiménez, de la clínica Reanimalia, insistía en que tanto los veterinarios como los propietarios de las mascotas se adapten a lo que los animales necesiten. Así, recomendaba que se tome tiempo para observarles y así poder darse cuenta de las particularidades que puede tener cada mascota.

VOLVER ARRIBA