SÁBADO, 26 de septiembre 2020, actualizado a las 3:25

SÁB, 26/9/2020 | 3:25

MASCOTAS

¿Cómo ha afectado el confinamiento a propietarios de mascotas en España?

Una encuesta realizada en España y otros países europeos ha analizado los efectos del confinamiento en los propietarios de mascotas, tanto en la relación con sus animales como en sus tendencias de compra y la relación con los veterinarios

Muchos propietarios han trabajado desde casa durante el confinamiento, lo que les ha permitido reforzar el vínculo con sus mascotas.
Muchos propietarios han trabajado desde casa durante el confinamiento, lo que les ha permitido reforzar el vínculo con sus mascotas.

¿Cómo ha afectado el confinamiento a propietarios de mascotas en España?

Una encuesta realizada en España y otros países europeos ha analizado los efectos del confinamiento en los propietarios de mascotas, tanto en la relación con sus animales como en sus tendencias de compra y la relación con los veterinarios

Redacción - 07-09-2020 - 19:00 H

El confinamiento durante crisis del Covid-19 fue un período difícil y estresante que tuvo efectos económicos y psicológicos en toda la población, y también para los propietarios de animales de compañía.

Es por esto por lo que la consultora Kynetec llevó a cabo una encuesta, en colaboración con la compañía farmacéutica veterinaria Dechra, para conocer cómo ha afectado la crisis del coronavirus a los titulares de animales de compañía, tanto en la relación con sus mascotas como en sus tendencias de compra y la relación con los veterinarios.

El estudio se llevó a cabo en más de 1.500 personas de cinco países europeos: Francia (314), Alemania (323), Italia (329), España (316) y  Reino Unido (311) entre las fechas del 26 de junio y el 3 de julio.

En general, los resultados señalan que, a pesar de los efectos negativos que tuvo el periodo de crisis del Covid-19, el cuidado de las mascotas no se vio afectado negativamente y de hecho fue beneficioso, pues ayudó a fortalecer los lazos entre los dueños y sus mascotas, aunque sí que hubo efectos económicos y psicológicos.

En este sentido, las sensaciones que dejó la crisis del Covid-19 varían de un país a otro, especialmente según la magnitud de la pandemia. Así, por ejemplo, el 61% de los encuestados del Reino Unido, el 53% de España y el 47% de Italia afirmaron sentirse muy preocupados en lo peor de la crisis, mientras que en Francia esta cifra fue del 41% y en Alemania del 29%.

Además, entre el 40% y 50% de los encuestados de los distintos países (en España un 43%) admitió que la crisis tuvo algún impacto negativo en sus ingresos y durante el primer semestre de 2020, según las estimaciones de los encuestados, los ingresos disminuyeron un 6% en Italia, un 5% en el Reino Unido, un 4% en España, un 1% en Alemania y un 0,5% en Francia.

A pesar de la caída de los ingresos, la mayoría de los propietarios consideran que su gasto relacionado con el cuidado de las mascotas se mantendrá estable (un 47% en España) o aumentará ligeramente (30%) en los próximos 6 meses. En España un 23% cree que sus gastos caerán.

Entre los propietarios que planean un aumento en el gasto, en España la mayor parte se plantea dedicar sus gastos a revisiones veterinarias (48% de los encuestados), vacunación (46%) y medicina preventiva (47%).

Por otro lado, entre los propietarios españoles que planean reducir los gastos relacionados con sus mascotas, su intención es buscar mejores precios online (37%), comprar alimentación más barata (39%) y reducir las visitas al veterinario (32%).

LA RELACIÓN CON LOS ANIMALES DE COMPAÑÍA SE HA REFORZADO

Eso sí, cuando el asunto se centraba estrictamente en las mascotas, los efectos del coronavirus no han sido negativos. De hecho, solo un 20% de los encuestados (23% en España) considera que cuidar de sus animales se volvió más difícil durante el confinamiento. Especialmente fue más complicado para dueños de múltiples mascotas o distintas especies y aquellos que tenían un animal que estaba siguiendo algún tratamiento médico o una dieta especial.

Asimismo, cerca del 50% de los propietarios (52% en España) señalan que han trabajado desde casa, lo que les ha permitido pasar más tiempo con sus mascotas y reforzar su vínculo. En España, concretamente un 78% afirma que su relación con sus animales se ha reforzado y un 83% asegura que le ayudaron a estar más calmados y ser más positivos con la delicada situación que vivía el país.

En cuanto a la parte negativa, alrededor del 30% de los encuestados de la Unión Europea (37% en España) estaban preocupados de que sus mascotas pudieran contraer el virus. Además, un 34% de los propietarios en España también temió que sus animales pudieran contagiarles a ellos o a algún familiar.

Aunque no hay ninguna prueba de transmisión de coronavirus Covid-19 de un animal de compañía a una persona, el nivel de preocupación fue mayor entre dueños de perros frente a dueños de gatos y más entre personas jóvenes y sin hijos.

Otro 56% de españoles temía que la situación de estado de alarma pudiera terminar provocando que su animal no pudiera recibir la mejor atención veterinaria posible.  De hecho, el informe señala que muchas consultas veterinarias se pospusieron, especialmente en Italia y España.

LLEVAR A LA MASCOTA AL VETERINARIO EN ESTADO DE ALARMA

Así, un 35% de los propietarios encuestados admite que pospuso alguna consulta veterinaria, un 25% apunta que llamó por teléfono a la clínica para preguntar dudas y un 24% incluso canceló una consulta ya programada. Además, un 16% señala que llevaron a cabo una teleconsulta.

En general, los propietarios señalan que llevar a la mascota al veterinario fue la principal dificultad extra que sintieron durante el confinamiento, pero aproximadamente una cuarta parte de los encuestados mencionaron que también era un poco más difícil comprar alimentos y tratamientos para mascotas.

Concretamente en España, un 63% de los encuestados señaló que le resultó más difícil llevar a su mascota al veterinario, mientras que un 25% señaló que tuvo algún problema para comprar alimento y más del 30% medicinas.

En España, un 16% de los encuestados señala que tuvo problemas para comprar algún producto para su mascota durante la cuarentena, siendo la comida el principal (61%), seguida de parasiticidas (29%) y antibióticos (20%).

Por último, alrededor de un tercio de los encuestados (un 40% en España) están muy dispuestos después de todo lo sucedido a mejorar la atención que se le brinda a su mascota. Así, en España, un 38% quiere pasar más tiempo con ellas, un 31% buscará ayuda profesional para mejorar sus problemas de comportamiento y un 22% se comprometen a sacarlas a pasear más.

Asimismo, el 40% de los propietarios españoles están muy dispuestos a mejorar los cuidados veterinarios de su mascota. Concretamente un 35% se plantea mejorar sus pautas de vacunación, un 37% prestará más atención a las recomendaciones veterinarias y un 41% tendrá más en cuenta las posibles zoonosis de su animal.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.