DOMINGO, 25 de octubre 2020, actualizado a las 2:10

DOM, 25/10/2020 | 2:10

MASCOTAS

Los cachorros sobrealimentados pueden crecer demasiado rápido

La veterinaria experta en nutrición Marge Chandler comparte en el Vet Symposium de Royal Canin algunas claves para la alimentación adecuada de cachorros y cómo evitar problemas de desarrollo, sobre todo en perros de razas grandes

Los cachorros de razas grandes pueden tener problemas óseos si se les sobrealimenta en sus primeros meses de vida.
Los cachorros de razas grandes pueden tener problemas óseos si se les sobrealimenta en sus primeros meses de vida.

Los cachorros sobrealimentados pueden crecer demasiado rápido

La veterinaria experta en nutrición Marge Chandler comparte en el Vet Symposium de Royal Canin algunas claves para la alimentación adecuada de cachorros y cómo evitar problemas de desarrollo, sobre todo en perros de razas grandes

Francisco Ramón López - 13-10-2020 - 16:19 H

Durante sus primeros meses de vida, los cachorros pasan por una etapa de desarrollo clave para llegar sanos a la edad adulta en la que una alimentación adecuada es muy importante para evitar problemas de desarrollo, como el crecimiento acelerado, que puede generar problemas ortopédicos y mayor riesgo de obesidad.

Para ayudar a los veterinarios a prepararse para aclarar estas dudas en los propietarios, la veterinaria experta en nutrición Marge Chandler explica, en el Vet Symposium de Royal Canin, qué hay que tener en cuenta para alimentar adecuadamente a los cachorros de perro y gato en sus primeros meses de vida.

Lo primero que aclara Chandler es que los cachorros empiezan a comer alimentos, distintos a la leche materna, a partir de las 3 o 5 semanas. Es en este momento cuando afrontan un periodo de crecimiento muy intenso hasta los cinco meses. Este periodo suele ralentizarse cuando los animales alcanzan alrededor de un 80% de su estatura adulta, aunque varía con las razas.

La experta señala que la mayoría de los perros y gatos alcanzan la madurez esquelética cuando tienen alrededor de un año, y detalla que en los gatos y en las razas pequeñas de perro esto suele ocurrir entorno a los 9 o 10 meses, mientras que en las razas de perro más grandes esto puede ocurrir más tarde, y pueden crecer hasta los 15 meses.

Una vez alcanzada esta madurez, el peso adicional que van ganando los animales se debe al desarrollo muscular y no óseo, aunque también puede deberse a la acumulación de grasa. Por ello es importante monitorizar el aumento de peso en estas edades para asegurarse de que el cachorro se desarrolla adecuadamente y no alcanza el sobrepeso.

Chandler insiste en que para alimentar a los cachorros adecuadamente hay que tener en cuenta sus requerimientos de energía, para lo que recomienda utilizar fórmulas como la de resting energy requirement (RER) para estimarlos.

Estas necesidades energéticas, apunta, irán bajando según se acerquen al año de edad, cuando su crecimiento empieza a frenarse, por lo que hay que asegurarse de que las fórmulas utilizadas tienen esto en cuenta. También hay que considerar que estas dietas requieren más concentraciones de proteína y de calcio.

CÓMO ALIMENTAR ADECUADAMENTE A LOS CACHORROS DE PERRO

La veterinaria recomienda no dejar a los cachorros de perro comer libremente, porque comerán demasiado si la comida es sabrosa. Eso sí, para restringir la ingesta, aconseja pesar los alimentos y no aplicar otro tipo de métodos, como limitar el tiempo asignado a la comida, pues esto puede tener consecuencias negativas, como estrés o problemas digestivos por comer demasiado rápido.

En general, la recomendación es alimentar a los cachorros dos, tres veces al día, o incluso más, aunque con la edad, una vez hayan alcanzado por lo menos un 50% de su peso de adulto, se puede ir reduciendo el número de comidas diarias.

También recuerda que la castración reduce las necesidades calóricas de los cachorros de perro entre un 20% y 30%. La edad para pasar a comer comida de adulto es cuando el cachorro alcanza su peso de adulto, alrededor del año.

LAS RAZAS GRANDES DE PERRO PUEDEN CRECER DEMASIADO RÁPIDO

La experta hace además una mención especial a las razas de perros más grandes, aquellas que alcanzarán más de 20-25 kilos en la vida adulta, pues advierte que estas tienen más tendencia a sufrir trastornos ortopédicos debido al crecimiento (DOD).

En este sentido, apunta que una alimentación por encima de los requerimientos energéticos en estas razas, puede terminar ocasionando un crecimiento acelerado y un desarrollo demasiado rápido de los huesos, haciéndolos más débiles. Además, el peso extra puede forzar las articulaciones.

El mayor riesgo de este crecimiento acelerado se encuentra en el periodo de mayor desarrollo, alrededor de los 3-5 meses, y puede terminar generando también problemas de sobrepeso, que se pueden extender a la edad adulta.

Además, la experta señala que un crecimiento más lento no significa que el perro termine creciendo menos, sino que todos los cachorros correctamente alimentados terminarán alcanzando el tamaño marcado por la genética.

El consejo básico para evitar problemas de crecimiento en cachorros de razas grandes es no darles alimento para animales adultos, aunque algunos expertos lo recomienden, pues esto puede terminar generando un déficit de calcio (problemas óseos), de vitamina D, proteica (problemas de crecimiento), de vitaminas o de ácidos grasos omega-3 (problemas de desarrollo cerebral y retinal).

Por tanto, la dieta adecuada sería una dieta para cachorros de razas grandes con un contenido de proteínas de entre el 20% y el 30%, similar a dietas de otras razas. La experta incide en esto, pues muchas veces se cree que los trastornos ortopédicos del crecimiento se debían a una falta de proteína, aunque se ha terminado concluyendo que no es así.

CÓMO ALIMENTAR ADECUADAMENTE A LOS CACHORROS DE GATO

Respecto a los cachorros de gato ,apunta que, aunque se estima que estos trastornos ortopédicos son menos comunes, un crecimiento demasiado rápido sigue estando relacionado con una mayor probabilidad de obesidad en la edad adulta.

Así, apunta que, en el caso de los gatos, hay que estar también muy atentos para ver si ganan peso demasiado rápido, pues puede ser que estén ganando más grasa que músculo. Eso sí, advierte que es importante que no pierdan peso en su etapa de crecimiento, pues esto puede terminar afectando también a su desarrollo muscular.

Por otro lado, matiza que, a diferencia de los perros, sí se puede optar por alimentarlos a voluntad y con más frecuencia. Eso sí, señala que en el caso de la castración la recomendación es la misma que en los perros, pues también reduce en un 20% y 30% las calorías necesarias.

Asimismo, recuerda que los cachorros de gato tienen una alta necesidad de proteína, y a diferencia de los perros necesitan que parte de esa proteína, al menos el 20%, sea animal. En este sentido, también apunta que aunque no necesitan tomar carbohidratos, no hay ningún problema si su dieta los incluye, pues pueden digerirlos.

 

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.