SÁBADO, 15 de junio 2024

SÁB, 15/6/2024

MASCOTAS

Avanzan en el conocimiento sobre una forma rara de linfoma en perros

Un estudio describe por primera vez la presentación, las características, los resultados del tratamiento y los factores pronósticos en una gran población de perros con leucemia de linfocitos grandes granulares

Los signos más comunes en perros con leucemia de linfocitos grandes granulares son el letargo y la hiporexia.
Los signos más comunes en perros con leucemia de linfocitos grandes granulares son el letargo y la hiporexia.

Avanzan en el conocimiento sobre una forma rara de linfoma en perros

Un estudio describe por primera vez la presentación, las características, los resultados del tratamiento y los factores pronósticos en una gran población de perros con leucemia de linfocitos grandes granulares

Alfonso Neira de Urbina - 17-01-2024 - 12:00 H - min.

El linfoma canino es una enfermedad heterogénea que puede cursar con una presentación clínica, morfológica y de comportamiento variable. Entre este tipo de cánceres del sistema linfático está la leucemia de linfocitos grandes granulares, que es una forma rara de linfoma en perros.

De hecho, existe poca información sobre la presentación, la respuesta al tratamiento y los resultados en la leucemia de linfocitos grandes granulares caninas. Es más, este subtipo de linfoma se describe raramente: en 13 publicaciones citadas, se describen 23 casos.

Por ello, debido a la naturaleza poco frecuente de este subtipo de linfoma, un nuevo estudio se ha marcado el objetivo de evaluar la mayor cohorte de casos de este cáncer en perros hasta la fecha para caracterizar mejor la presentación clínica, las características citológicas, el comportamiento biológico y los resultados. Un objetivo secundario era evaluar los datos clinicopatológicos en busca de factores pronósticos relevantes.

En la investigación se incluyeron 65 perros y la raza más representada fue el labrador retriever (29,2%). Los resultados han revelado que los signos de presentación más comunes son el letargo (60%) y la hiporexia (55,4%) o falta de apetito.

Por otro lado, las formas anatómicas primarias más frecuentes fueron la hepatoesplénica (32,8%) y la gastrointestinal (20,7%) y veinte perros tenían afectación de la sangre periférica o la médula ósea (30,8%).

Según señalan los investigadores, 32 perros fueron tratados con quimioterapia de dosis máxima tolerada (MTDC) con una respuesta documentada en el 74,1% de los perros. Los animales de 7 años o mayores, y aquellos con neutropenia o trombocitopenia en el momento del diagnóstico, tuvieron la menor probabilidad de respuesta al tratamiento.

Para los perros tratados con MTDC, la mediana del intervalo libre de progresión (PFI) fue de 17 días, la mediana del tiempo de supervivencia global (OST) de 28 días, y las tasas de supervivencia a 6 meses y 1 año fueron del 9,4% y el 3,1%, respectivamente. “En el análisis multivariable, la monocitosis y la afectación de la sangre periférica se asociaron significativamente con un PFI y un OST más cortos”, remarcan en el estudio.

Otro aspecto destacado es que la supervivencia a largo plazo (≥100 días) se asoció significativamente con el tamaño intermedio de los linfocitos en la citología.

“Los perros con leucemia de linfocitos grandes granulares tienen tasas de respuesta moderadas a la quimioterapia, pero una supervivencia global pobre”, concluyen los investigadores, quienes consideran que se necesitan estudios adicionales para evaluar más a fondo los factores pronósticos y orientar las recomendaciones de tratamiento óptimas.

LA CRECIENTE IMPORTANCIA DEL CONOCIMIENTO Y LA FORMACIÓN EN ONCOLOGÍA DE ANIMALES DE COMPAÑÍA

La investigación recientemente publicada es el mayor estudio realizado hasta la fecha para evaluar la leucemia de linfocitos grandes granulares canina y es el primero en describir la presentación clínica, las características citológicas, los resultados del tratamiento y los factores pronóstico en una gran población de perros con este tipo de cáncer.

Esto es un reflejo de la importancia que están adquiriendo el conocimiento del cáncer en mascotas y la oncología en pequeños animales. Es más, el sector veterinario es cada vez más consciente de la repercusión del cáncer en los perros, así como en los gatos.

Prueba de ello es el esfuerzo que está realizando el laboratorio Chemovet, que mantiene una firme apuesta por ofrecer contenido formativo a los profesionales de la veterinaria para que sigan profundizando y aumentando su conocimiento sobre el cáncer. Una enfermedad que ya causa la muerte de una de cada cuatro de estas mascotas.

Así, desde Chemovet han compartido una serie de charlas en las que se aborda el cáncer en animales de compañía desde ángulos diferentes, como la etología o los complementos nutricionales. Estas formaciones son completamente gratuitas y se puede acceder a ellas para su consulta en cualquier momento.

VOLVER ARRIBA