JUEVES, 1 de octubre 2020, actualizado a las 8:45

JUE, 1/10/2020 | 8:45

MASCOTAS

Asocian la obesidad de las mascotas con la de las personas

Numerosos expertos coinciden en que el aumento de peso en las mascotas está directamente relacionado con los hábitos alimenticios de las personas

Asocian la obesidad de las mascotas con la de las personas

Asocian la obesidad de las mascotas con la de las personas

Numerosos expertos coinciden en que el aumento de peso en las mascotas está directamente relacionado con los hábitos alimenticios de las personas

Javier López Villajos - 19-11-2018 - 14:00 H

Un estudio realizado por un grupo de investigadores, pertenecientes a la Universidad de las Palmas de Gran Canaria, establece una relación directa entre la obesidad que padecen los dueños y la que sufren sus mascotas. El director de esta investigación, José Alberto Montoya, señala que los perros con dueños obesos tienen cinco veces más posibilidades de sufrir la misma enfermedad.

Para realizar dicho estudio, Montoya y su equipo analizaron los hábitos alimenticios de un total de 127 perros, además de observar la relación que estos animales mantenían de forma rutinaria con sus dueños. La investigación hizo hincapié en que "las pautas inadecuadas del dueño a la hora de alimentarse se replican en el perro". Es decir, que si un dueño come mal, también alimentará mal a su perro.

"El sobrepeso en los perros se produce porque éstos comen más de la cuenta, como las sobras que dejamos de la comida. Con todo, son constantemente premiados con golosinas que en nada les beneficia", señala Montoya, quien recomienda suprimir estos hábitos.

De igual forma, las costumbres de los dueños también influyen en la actividad de sus perros. Los responsables del estudio advierten de que un perro que no pasee ni juegue lo suficiente cada vez tendrá menos interés por hacerlo. Por tanto, no será raro que se refugie en la comida como fuente de satisfacción.

Y es que, según el estudio de Montoya, sólo tres de cada diez personas reconoce la obesidad de su mascota, siendo conscientes de los graves problemas de salud que ello conlleva.

UNA TENDENCIA MUNDIAL

Para la Asociación Mundial de Veterinarios de Animales Pequeños (WSAVA, por sus siglas en inglés) el exceso de peso en las mascotas también está influido por los hábitos de sus dueños, y señala que "la relación entre personas y perros ha contribuido al auge de la obesidad en la población canina durante los últimos años, ya que los dueños trasladan ciertos hábitos poco saludables a sus mascotas como el estilo de vida sedentario”.

Esta tendencia la confirma la Asociación para la Prevención de la Obesidad de las Mascotas (APOP por sus siglas en inglés) en Estados Unidos gracias a un informe que revela que la obesidad en las mascotas del país aumentó en 2017, afectando al 60% de los gatos y al 56% de los perros. Estos resultados fueron posibles gracias a la recopilación de las opiniones confrontadas entre 1.215 propietarios de mascotas y 544 profesionales veterinarios en una encuesta que evaluó el estado de salud de 1.610 perros y 714 gatos.

Las estadísticas de la décima y última encuesta realizada por APOP, que data de finales de 2017, se traducen en que aproximadamente 50,2 millones de perros y 56,5 millones de gatos de Estados Unidos tienen un peso superior al considerado como saludable, es decir, cuando su peso corporal es un 20% superior al esperado para su raza. Cifras que han aumentado con respecto al año anterior cuando solo el 54% de los perros y el 59% de los gatos de Estados Unidos padecían sobrepeso.

"El número de mascotas con obesidad clínica sigue creciendo", afirma Ernie Ward, veterinario y fundador de APOP, añadiendo que “la obesidad clínica produce otras afecciones secundarias como la artritis, la presión arterial alta, enfermedades renales y algunos tipos de cáncer, haciendo que tanto la calidad como la esperanza de vida de estos animales se reduzca drásticamente”.

Para llegar a esta conclusión, los dueños de mascotas y los profesionales veterinarios participaron en una encuesta sobre la obesidad y la alimentación de las mascotas. El 58% de los dueños de mascotas y el 54% de los profesionales veterinarios afirmaron que habían tratado de ayudar a su mascota a perder peso a través de la administración de dietas bajas en calorías y el aumento del ejercicio. Pese a ello, la encuesta también reveló diferentes perspectivas sobre cómo garantizar la salud del animal entre ambos grupos, especialmente en cuestiones relativas al tipo de alimento que ofrecer a la mascota o cuánto tiempo dedicar para que el animal haga ejercicio.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.