LUNES, 5 de diciembre 2022, actualizado a las 23:25

LUN, 5/12/2022 | 23:25

MASCOTAS

La aplicación tópica de células madre mejora la enfermedad del ojo seco en perros

Las células madre mesenquimales alógenas extraídas del tejido adiposo del perro, en su formulación tópica, disminuyen la gravedad de los signos clínicos de la queratoconjuntivitis seca canina

La queratoconjuntivitis seca canina es una enfermedad ocular muy común en perros.
La queratoconjuntivitis seca canina es una enfermedad ocular muy común en perros.

La aplicación tópica de células madre mejora la enfermedad del ojo seco en perros

Las células madre mesenquimales alógenas extraídas del tejido adiposo del perro, en su formulación tópica, disminuyen la gravedad de los signos clínicos de la queratoconjuntivitis seca canina

Alfonso Neira de Urbina - 25-07-2022 - 16:30 H - min.

La enfermedad del ojo seco (queratoconjuntivitis seca) es una patología ocular muy común en perros y, tal y como explicaron recientemente desde Dr+Vet Pet Care, marca de complementos alimentarios para mascotas de la empresa veterinaria española Böthmen Pharma, se trata de una dolencia inflamatoria de la superficie ocular secundaria a la deficiencia de alguna de las fases de la película lacrimal y provoca una hiperosmolaridad de la lágrima.

El pronóstico suele ser favorable, aunque dependerá de la causa de la enfermedad y de si se implementa un tratamiento efectivo de manera temprana e individualizado para cada uno de los pacientes”, tranquilizaban desde la marca orientada a la salud animal. Ahora, investigadores de la Facultad de Veterinaria de la Universidad Nacional de Taiwán han hecho un descubrimiento que supone un avance en el abordaje de la queratoconjuntivitis seca canina.

El tratamiento actual de la enfermedad del ojo en perros consiste principalmente en la administración de inmunosupresores, pero su eficacia está limitada a algunos pacientes. Sin embargo, tal y como explican los investigadores veterinarios, en los últimos años varios estudios han indicado los efectos beneficiosos del uso de células madre mesenquimales en el tratamiento de la queratoconjuntivitis seca canina mediante inyecciones perioculares.

El problema estriba en que este procedimiento requiere sedación o anestesia general y, además, puede provocar lesiones iatrogénicas o incidentales durante el proceso de inyección. Por ello, los autores del estudio han investigado si las aplicaciones tópicas de células madre mesenquimales alogénicas derivadas del tejido adiposo mejoran la enfermedad del ojo en perros.

Los perros que formaron parte del ensayo clínico fueron divididos en dos grupos en función de su historial de tratamiento anterior. Posteriormente, todos los pacientes recibieron tratamiento tópico con células madre mesenquimales alógenas caninas una vez a la semana durante 6 semanas consecutiva.

UN MÉTODO NO INVASIVO BENEFICIOSO FRENTE A LA ENFERMEDAD DEL OJO SECO EN PERROS

Los investigadores realizaron un examen oftalmológico completo a los perros una semana antes del tratamiento y varios más después (también pidieron a los propietarios que observaran los signos). Los resultados revelaron que la cantidad y la calidad de las lágrimas habían mejorado significativamente tras el tratamiento tópico con células madre mesenquimales, según el test de Schirmers.

En más de la mitad de los pacientes se observó una mejora en la cantidad de lágrimas. Es más, los investigadores destacan que el 56,5% de los pacientes que no respondía a la terapia inmunosupresora previa tuvo un aumento efectivo del volumen lagrimal.

Además, la gravedad de los signos clínicos también mejoró según la puntuación de la escala de calificación numérica tanto de los propietarios de los pacientes como del clínico. Por ello, los investigadores consideran que este método no invasivo, la aplicación tópica de células madre, mejora la enfermedad del ojo seco en pacientes caninos.

“En resumen, las células madre mesenquimales alógenas caninas tópicas pueden ser beneficiosas, especialmente en los pacientes con queratoconjuntivitis seca cuyo propietario no cumple con el uso diario frecuente de gotas oculares o en aquellos que no responden al tratamiento inmunosupresor”, concluyen los investigadores veterinarios.

VOLVER ARRIBA