MARTES, 17 de mayo 2022, actualizado a las 15:34

MAR, 17/5/2022 | 15:34

MASCOTAS

Advierten de que las resistencias a antibióticos en mascotas están en aumento

Una investigación ha desvelado el aumento de bacterias resistentes a los antibióticos en perros y gatos y cuales son las especies más comunes en estos animales

Los investigadores recomiendan no automedicar a la mascota y acudir al veterinario para controlar el aumento de la resistencia a los antibióticos.
Los investigadores recomiendan no automedicar a la mascota y acudir al veterinario para controlar el aumento de la resistencia a los antibióticos.

Advierten de que las resistencias a antibióticos en mascotas están en aumento

Una investigación ha desvelado el aumento de bacterias resistentes a los antibióticos en perros y gatos y cuales son las especies más comunes en estos animales

Redacción - 29-11-2021 - 11:00 H - min.

En octubre de este año, el Plan Nacional frente a la Resistencia a los Antibióticos (PRAN) lanzó un plan piloto con el objetivo de llevar la vigilancia de antibióticos a las clínicas veterinarias de pequeños animales de España. En este sentido, desde el PRAN señalaban que hasta el momento los datos referentes al consumo de antibióticos en el sector de pequeños animales no se contabilizaban en su totalidad y no se podía reflejar la realidad del consumo del sector.

Asimismo, la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps) ha presentado recientemente la app de la Guía terapéutica de antimicrobianos veterinarios, que ha sido desarrollada para facilitar al veterinario clínico tomar decisiones sobre qué antibióticos usar.

Y es que la resistencia a los antibióticos en pequeños animales es una realidad, e investigadores de todo el mundo ya están estudiando este problema. Un ejemplo es un análisis de muestras de más de 18.000 mascotas entre 2011 y 2017 en la Ciudad de Buenos Aires y la provincia de Buenos Aires, que ha comprobado en perros y gatos el aumento de la resistencia de bacterias a los antibióticos.

De esta forma, advierten en el estudio —el primero retrospectivo que evaluó la situación en zonas urbanas en Argentina— que así como ocurre en pacientes humanos, la resistencia de múltiples bacterias a los antibióticos está aumentando en las mascotas.

“Nuestro trabajo permitió observar que la resistencia a antimicrobianos en nuestras mascotas está en aumento y eso torna cada vez más difícil implementar un tratamiento con éxito contra las infecciones”, indica José Di Conza, investigador del CONICET en el Instituto de Investigaciones en Bacteriología y Virología Molecular (IBaViM), con sede en la Facultad de Farmacia y Bioquímica de la UBA.

Di Conza también destacó que, a diferencia de lo que ocurre en la medicina humana, en veterinaria las opciones terapéuticas son más escasas. “No hay tanta disponibilidad de medicamentos y formulaciones como en medicina humana. Y por supuesto, el riesgo de la presencia de microorganismos zoonósicos que pueden transmitirse a las personas que cohabitan en el hogar”, agrega.

SIETE AÑOS DE SEGUIMIENTO

Los investigadores del IBaViM y de la Facultad de Ciencias Veterinarias (FVET) de la UBA estudiaron más de 18 mil animales (perros y gatos) de la Ciudad de Buenos Aires y de la Provincia de Buenos Aires entre 2011 y 2017. De ellos se recuperaron y analizaron unos 24.000 aislamientos bacterianos provenientes de muestras clínicas: orina, hisopados de oído y de piel, secreciones óculo-nasales (principalmente de gatos) y secreciones vaginales (principalmente de perras).

En caninos, las especies de bacterias más comunes detectadas fueron Staphylococcus pseudintermedius (22%), Escherichia coli (18%) y Pseudomonas aeruginosa (15%). En los felinos, las especies más frecuentes identificadas fueron Escherichia coli (23%), Staphylococcus pseudintermedius (14%) y Enterococcus spp. (14%).

Los investigadores comprobaron tendencias crecientes de resistencia en enterobacterias como así también en Staphylococcus y Pseudomonas al antibiótico ciprofloxacina (del grupo de fluoroquinolonas). “Algunas de estas bacterias presentan potencial zoonósico, es decir, capacidad de generar infecciones también en las personas”, alerta Di Conza.

Además, los autores del estudio observaron un aumento de los niveles de resistencia a cefalosporinas de tercera generación (cefotaxima y ceftazidima) en enterobacterias. “Estos niveles de resistencias elevados preocupan, ya que las fluoroquinolonas y las cefalosporinas son antibióticos de uso relevante tanto en mascotas como en humanos”, puntualiza el investigador.

Los científicos también vieron que las enterobacterias mostraron una gran proporción de multirresistencia, es decir, resistencia a tres o más antibióticos de diferentes familias, como las cefalosporinas, las fluoroquinolonas y los aminoglucósidos.

USO RESPONSABLE DE ANTIBIÓTICOS PARA EVITAR LAS RESISTENCIAS

Los datos, publicados en Zoonosis and Public Health, podrían considerarse como un punto de referencia para la vigilancia prospectiva de la resistencia a los antibióticos en los animales de compañía en Argentina, afirman los autores de la investigación.

“Es importante concientizar a la población para hacer un uso responsable de los antibióticos tanto en medicina humana como veterinaria para evitar el aumento acelerado de la resistencia”, enfatiza Di Conza.

No automedicar a la mascota, acudir al veterinario, mantener al día los planes sanitarios (vacunas, desparasitaciones), una buena nutrición e higiene (animal y ambiental) son todas acciones que ayudan a controlar el aumento de la resistencia, indica el investigador. “Frente a algún signo de enfermedad en su mascota, recurrir al veterinario y seguir las recomendaciones dadas, respetando dosis, intervalos y duración del tratamiento”, aconseja.

USO RESPONSABLE DE LA INDUSTRIA DE LA SANIDAD ANIMAL

Con la aparición de resistencias antimicrobianas también se han puesto en marcha distintas iniciativas desde la industria veterinaria para reducir el uso de antibióticos en los animales de compañía.

Así, la compañía Vetoquinol ha traducido al español el póster PROTECT ME en colaboración con la Asociación Británica de Veterinarios de Pequeños Animales (BSAVA), con el objetivo es mejorar el uso prudente de antibióticos en centros veterinarios.

Por su parte, Ceva Salud Animal ha lanzado este año GRAM in the pocket, una web que facilita el acceso a la Guía GRAM sobre el uso racional de antibióticos y el manejo de enfermedades infecciosas en perros y gatos. La Guía GRAM, se ha convertido en una fuente indispensable de información para todos los veterinarios sobre el uso racional de antibióticos y el manejo de las principales enfermedades infecciosas en perros y gatos.

Ahora, además, a ese valioso aporte de información se le suma la comodidad de poder consultar la guía desde cualquier dispositivo y en todo momento.

VOLVER ARRIBA