MARTES, 24 de mayo 2022, actualizado a las 2:37

MAR, 24/5/2022 | 2:37

MASCOTAS

Advierten que la alta endogamia de los perros de raza pasa factura a su salud

Un nuevo estudio genético ha demostrado que los ejemplares de la mayoría de las razas caninas están fuertemente emparentados, lo que puede afectar a su salud

La endogamia promedio fue equivalente a compartir el mismo material genético con un hermano completo.
La endogamia promedio fue equivalente a compartir el mismo material genético con un hermano completo.

Advierten que la alta endogamia de los perros de raza pasa factura a su salud

Un nuevo estudio genético ha demostrado que los ejemplares de la mayoría de las razas caninas están fuertemente emparentados, lo que puede afectar a su salud

Jorge Jiménez - 03-12-2021 - 09:27 H - min.

El pasado 12 de noviembre Animal’s Health recogió el inicio de un juicio en Noruega que perseguía combatir los problemas de salud que pueden tener las razas de perros braquicéfalos. Según defendió la Sociedad Noruega para la Protección de los Animales, impulsora del juicio, la cría de este tipo de razas con rasgos extremos puede provocar trastornos hereditarios en los animales.

Asimismo, desde la organización denunciaron que los cavalier King Charles spaniel y el bulldog inglés son dos razas en las que no quedan ejemplares sanos para reproducirse, debido a la endogamia, y señalaron que “todos los individuos dentro de la raza están genéticamente emparentados”.

Una crítica que parece estar en línea con el descubrimiento realizado por un nuevo estudio dirigido por la Universidad de California Davis, que ha sido publicado en la revista Canine Medicine and Genetics.

En el estudio, la genetista veterinaria Danika Bannasch demuestra que la mayoría de las razas caninas son altamente endogámicas (los ejemplares están demasiado emparentados), lo que contribuye a un aumento en los costes de atención veterinaria debido a enfermedades relacionadas con la endogamia. “Es asombroso cómo la endogamia parece ser importante para la salud”, asegura Bannasch.

“Si bien estudios anteriores han demostrado que los perros pequeños viven más que los perros grandes, nadie había informado previamente sobre la morbilidad o la presencia de enfermedades. Este estudio reveló que si los perros son de tamaño más pequeño y no consanguíneos, son mucho más sanos que los perros más grandes con alta consanguinidad”, apunta la genetista.

La endogamia promedio basada en el análisis genético en 227 razas fue cercana al 25%, o el equivalente a compartir el mismo material genético con un hermano completo. Estos son niveles que se consideran muy por encima de lo que sería seguro para los seres humanos o las poblaciones de animales salvajes. En los seres humanos, los altos niveles de endogamia (3-6%) se han asociado con una mayor prevalencia de enfermedades complejas, así como con otras afecciones.

“Los datos de otras especies, combinados con una fuerte predisposición de la raza a enfermedades complejas como el cáncer y las enfermedades autoinmunes, resaltan la relevancia de la alta endogamia en los perros para su salud”, indica Bannasch.

Asimismo, los investigadores se asociaron con Wisdom Health Genetics, líder mundial en genética de mascotas, para obtener el mayor tamaño de muestra posible para el análisis. La base de datos de Wisdom Health es la base de datos de ADN de perros más grande del mundo, lo que ayuda a los investigadores a recopilar datos de 49.378 perros de 227 razas,principalmente de fuentes europeas.

¿QUÉ HACE QUE UN PERRO SEA MÁS ENDOGÁMICO QUE OTROS?

Por otro lado, Bannasch explica que lo que hace que un perro sea más endogámico que otro es, a menudo, proceder de una pequeña población de animales con una fuerte selección de rasgos particulares en una raza, a menudo basada en la apariencia más que en la funcionalidad.

Si bien siempre ha tenido interés en la estructura de la población de algunas de estas razas, hace varios años Bannasch aumentó su interés particularmente en el perro de granja danés-sueco.

Bannasch descubrió que los perros de granja danés-suecos tienen un bajo nivel de endogamia basado en su historia de una población original relativamente grande de 200, y siendo criados por función, en lugar de una fuerte selección artificial de apariencia. Y de acuerdo con los datos de salud de seguros sobre razas recopilados de Agria Insurance Sweden y alojados en línea por International Partnership for Dogs, el perro de granja es una de las razas más saludables.

El estudio también ha revelado una diferencia significativa en la morbilidad entre las razas braquicefálicas (cráneo y hocico cortos) y no braquicefálicas. Si bien ese hallazgo no fue inesperado, los investigadores eliminaron las razas braquicefálicas del análisis final sobre los efectos de la endogamia en la salud.

PRESERVANDO LA DIVERSIDAD GENÉTICA

A modo de conclusión, Bannasch indica que no está segura de que haya una salida para las razas endogámicas. La gente ha reconocido que crear coincidencias basadas únicamente en pedigrí es engañoso. Las calculadoras de endogamia no se remontan lo suficiente a la línea genética de un perro, y ese método no mejora los altos niveles generales de endogamia de la población.

Hay otras medidas que se pueden tomar para preservar la diversidad genética y la salud de una raza, remarca. Estas incluyen una gestión cuidadosa de las poblaciones reproductoras para evitar una pérdida adicional de la diversidad genética existente, mediante la educación de los reproductores y el seguimiento de los niveles de endogamia que permiten las tecnologías de genotipado directo.

Se están proponiendo o ya se han llevado a cabo cruces para algunas razas y condiciones como una medida para aumentar la diversidad genética, pero se debe supervisar si estos aumentarán efectivamente la diversidad de razas en general y, por lo tanto, reducirán la endogamia. En particular, en las pocas razas con bajos niveles de consanguinidad, se debe hacer todo lo posible para mantener la diversidad genética presente.

VOLVER ARRIBA