LUNES, 23 de septiembre 2019, actualizado a las 22:02

LUN, 23/9/2019 | 22:02

MASCOTAS

“Hay muchos dogmas en medicina veterinaria que vienen de la humana”

Recientes estudios cuestionan el uso de antiácidos en gatos con insuficiencia renal crónica, enfermedad que en humanos causa úlceras estomacales que se tratan con este tipo de medicamentos

GALERIA
Un estudio ha descubierto que no hay diferencia en la secreción de ácidos en gatos con insuficiencia renal crónica, por lo que los antiácidos podrían no ser necesarios.

“Hay muchos dogmas en medicina veterinaria que vienen de la humana”

Recientes estudios cuestionan el uso de antiácidos en gatos con insuficiencia renal crónica, enfermedad que en humanos causa úlceras estomacales que se tratan con este tipo de medicamentos

Alfonso Neira de Urbina - 06-09-2019 - 12:43 H

La insuficiencia renal crónica es una de las enfermedades más comunes de los gatos, sobre todo al llegar a cierta edad. De hecho, algunos expertos estiman que la dolencia afecta por lo menos al 50% de los gatos adultos —aquellos que han superado los 10 años de edad—, por lo que son muchos los propietarios que luchan contra esta compleja enfermedad.

Aunque se han hecho grandes avances para ayudar a los gatos que sufren de insuficiencia renal crónica, su tratamiento requiere de medicación, cambios de dieta y soporte de líquidos. En este sentido, la terapia antiácida se considera un componente importante durante las acciones curativas, sin embargo recientes estudios han cuestionado esta práctica.

En medicina humana, hace tiempo que se sabe que la enfermedad renal crónica puede causar úlceras estomacales. Por ello, los antiácidos en estos pacientes son útiles y comúnmente utilizados. Sin embargo, nunca se ha demostrado que la insuficiencia renal crónica provoque úlceras a los gatos.

Asimismo, para complicar la imagen que se tiene de la dolencia, está la percepción de que los antiácidos disminuyen los vómitos y las náuseas de los gatos con insuficiencia renal crónica.

“Hay muchos dogmas en la medicina veterinaria que vienen de la medicina humana”, ha señalado Katie Tolbert, investigadora de la Morris Animal Foundation y profesora de la Universidad Texas A&M.

“Nos han enseñado que la insuficiencia renal crónica provoca úlceras estomacales en los gatos, es algo que se ha transmitido. Sin embrago, cuando hablo con los patólogos, me dicen que casi nunca ven úlceras en gatos con esta enfermedad”, ha explicado la investigadora que está estudiando la necesidad, o falta de ella, del uso de antiácidos en pacientes felinos.

Tolberg explica que si bien los bloqueadores de ácido, como el omeprazol, tienen su lugar en el tratamiento de muchas enfermedades, “es tan difícil darles a los gatos píldoras que se quiere estar seguro de que son necesarios”.

Asimismo, la gastroenteróloga recuerda que aunque estos medicamentos se consideran seguros, todos los fármacos pueden tener efectos secundarios.

La profesora universitaria ha estudiado la secreción de ácidos en gatos con insuficiencia renal crónica y con ejemplares que no padecían la enfermedad, y no ha encontrado diferencias entre los dos grupos.

En la actualidad, está desarrollando un proyecto en el que realiza un ensayo clínico en el que  se suministra a algunos gatos con insuficiencia renal crónica el bloqueador ácido omeprazol, mientras otros reciben un placebo durante dos semanas. Transcurrido un periodo de descanso de dos semanas, los grupos se cambian.

Tolbert espera terminar el proyecto en los próximos doce meses, y que los resultado ayuden a los veterinarios en la decisión de tratamiento de sus pacientes y que los propietarios disminuyan los medicamentos que dan a sus animales de compañía.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.