MARTES, 22 de septiembre 2020, actualizado a las 16:44

MAR, 22/9/2020 | 16:44

MASCOTAS

Consejos para evitar problemas por espigas y parásitos en mascotas

Las espigas pueden clavarse en las patas de los perros pero también introducirse por la nariz o el oído y provocar infecciones. Para las garrapatas, un collar o pipetas son dos soluciones para evitar problemas derivados de este parásito

Consejos para evitar problemas por espigas y parásitos en mascotas

Consejos para evitar problemas por espigas y parásitos en mascotas

Las espigas pueden clavarse en las patas de los perros pero también introducirse por la nariz o el oído y provocar infecciones. Para las garrapatas, un collar o pipetas son dos soluciones para evitar problemas derivados de este parásito

Isabel Gómez - 30-04-2018 - 14:00 H

La primavera trae consigo dos problemas para nuestros animales: las espigas y las garrapatas. Si este puente de mayo tienes previsto salir con tu perro al campo tienes que tener especial cuidado.

Las espigas de las plantas son un problema que lejos de afectar únicamente a nuestras mascotas en el campo también hay que tener cuidado en la ciudad, los parques, etc. Aunque aparentemente son un problema inofensivo, puede volverse grave si no se consigue dar con ello, explica la Clínica Veterinaria La Asunción en su blog. Las espigas pueden clavarse en las almohadillas de los perros pero también pueden introducirse por la nariz o los oídos, provocando molestia, dolor e incluso infecciones.

Si observas que tu perro pudiera tener una espiga clavada, lo mejor es acudir al centro veterinario porque al quitársela, se puede romper y quedarse clavada una parte. Los principales síntomas son picor, dolor, molestias… Si estuvieran alojadas en la nariz, el can no pararía de frotársela con las patas, estornudaría fuerte y tendrían mucho moqueo. En el caso de las orejas, los perros con forma péndula son más propensos a tener este problema. No pararían de mover la cabeza, su estado es de nerviosismo y ladean la cabeza donde tienen alojado el cuerpo extraño. Si no se diagnostica rápido podría provocarles una otitis secundaria y un otohematoma por rascarse excesivamente. Y si la tuvieran en el ojo, estaría por la zona del lacrimal pero es importante actuar rápido porque podría estar dañando la córnea, explica la clínica.

También, recordar que en aquellos lugares que llueva en este puente, es muy importante secar las orejas de los perros después del paseo para evitar problemas como la otitis.

En el caso de que se clavasen una espiga en la almohadilla de las patas, pude ser complicado de ver porque las espigas “viajan” cuando se introducen bajo la piel.  Además, también se produce una infección y como cada vez se clavan más, acaban provocando un ‘trayecto fistuloso’.  Aparentemente, el animal no tiene ningún problema pero acaba apareciendo en la piel un bulto (absceso de pus) que tiene que abrir el veterinario para extraer la espiga. Ya que si no se extrae la espiga y solo se trata la infección, volverá a aparecer. Una complicación es cuando la espiga se mueve por dentro y hay que buscarla y extraerla dentro de su trayecto.

LAS GARRAPATAS

Las garrapatas son pequeños parásitos pero pueden llegar a ser muy peligrosos, según explica el Colegio de Veterinarios de Almería. Pueden transmitir la piroplasmosis, una enfermedad de origen vírico que es una variante de la anemia.

Estos pequeños parásitos se encuentran sobre el césped y los matojos en el campo. Cuando detectan la presencia de un perro saltan sobre él. Su tamaño es pequeño, pero como se alimenta de la sangre del perro crece hasta alcanzar el tamaño de un guisante. En cuanto se detecta hay que eliminarlas, determina el Colegio de Veterinarios almeriense.

Si te encuentras a alguna, el Colegio de Veterinarios de Albacete recomienda humedecer la zona con un algodón empapado en alcohol, empezar a tirar de la garrapata con unas pequeñas pinzas y después hay que sujetar la garrapata por la cabeza para evitar que se adhiera. Posteriormente, hay que vigilar la zona para evitar infecciones y rociar al perro con un spray antiparasitario.

Para evitar la aparición de estos parásitos, lo más adecuado es  proteger al perro con la llegada de la primavera. Para ello, el Colegio de Veterinarios de Ceuta explica que un producto con eficacia demostrable y el más usado son los collares antiparásitos.

El collar no debe bailar ni en el cuello del animal ni debe estar excesivamente apretado. Al ajustarlo se cortará lo sobrante, para evitar que el animal lo pueda morder e ingerir. Si el perro va a bañarse, se quitará el collar ya que en caso contrario pierde su eficacia. La duración actual de este método suele ser entre 6 y 8 meses, lo que cubre toda la estación.

Otros productos, son las pipetas, sprays de efecto inmediato y permanente o incluso comprimidos para ser administrados vía oral que tienen una duración efectiva de varios meses. El veterinario es la persona indicada que puede asesorar qué producto es mejor dependiendo de las necesidades del animal.

Esta información es meramente orientativa, en Animal’s Health, le recordamos que, ante cualquier duda, lo mejor es que lleve a su mascota al veterinario.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.