LUNES, 26 de julio 2021, actualizado a las 0:27

LUN, 26/7/2021 | 0:27

GANADERÍA  |  PORCINORUMIANTESAVICULTURAEQUINO

Investigan a veterinaria y farmacéutico por el método de “receta inversa”

Ambos profesionales sanitarios están siendo investigados por presuntos delitos contra la salud pública al detectarse diversas irregularidades en la prescripción y dispensación de medicamentos veterinarios

Empleaban el método de la "receta inversa", la compra del medicamento por el ganadero sin receta que posteriormente le expedía un facultativo que desconocía el estado sanitario de los animales.
Empleaban el método de la "receta inversa", la compra del medicamento por el ganadero sin receta que posteriormente le expedía un facultativo que desconocía el estado sanitario de los animales.

Investigan a veterinaria y farmacéutico por el método de “receta inversa”

Ambos profesionales sanitarios están siendo investigados por presuntos delitos contra la salud pública al detectarse diversas irregularidades en la prescripción y dispensación de medicamentos veterinarios

Redacción - 29-11-2020 - 12:30 H

El equipo del Seprona de la Guardia Civil de A Coruña investiga a una veterinaria y a un farmacéutico garantes de dos comerciales de productos veterinarios por posibles irregularidades en la prescripción y suministración de fármacos. La investigación se enmarca dentro de la Operación Anamnesis y se inició a raíz de las inspecciones realizadas a diversas comerciales de medicamentos veterinarios, con el objetivo de prevenir el tráfico ilegal de medicamentos.

En el transcurso de las mismas, los efectivos detectaron "diversas irregularidades" en la prescripción y dispensación de este tipo de medicamentos, "comprobando que muchos de ellos habían sido expedidos sin la preceptiva receta veterinaria".

Durante la investigación, la Guardia Civil halló en dos comerciales de productos veterinarios un "elevado número de recetas" prescritas por una misma facultativa, la cual "nunca había visitado las explotaciones ganaderas destinatarias de los mismos".

También constató que muchos de estos medicamentos recetados correspondían a antibióticos o a productos de administración exclusiva por un veterinario, "pudiendo ocasionar dicho uso por parte de los ganaderos graves riesgos para la sanidad animal, la salud pública y el medio ambiente".

Tras el cotejo de los datos obtenidos, la Guardia Civil detectó que el método empleado era el conocido como "receta inversa", consistente en la compra del medicamento por parte del ganadero en las comerciales aún careciendo de la correspondiente receta veterinaria, que sería posteriormente confeccionada por un facultativo vinculado a estas entidades que desconocía el estado sanitario de los animales.

Por todo ello, ambos profesionales sanitarios se encuentran bajo investigación como presuntos autores de un delito conta la salud publica y otro delito de falsedad documental.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.