LUNES, 19 de octubre 2020, actualizado a las 17:30

LUN, 19/10/2020 | 17:30

GANADERÍA  |  PORCINORUMIANTESAVICULTURAEQUINO

El uso de anestésicos por personal no veterinario preocupa en Europa

Desde la Federación Europea de Veterinarios han explicado los riesgos, tanto para humanos como para animales, que entraña el uso de anestésicos veterinarios por parte de personal no cualificado, una tendencia que va en aumento

El uso de anestésicos por personal no veterinario preocupa en Europa

El uso de anestésicos por personal no veterinario preocupa en Europa

Desde la Federación Europea de Veterinarios han explicado los riesgos, tanto para humanos como para animales, que entraña el uso de anestésicos veterinarios por parte de personal no cualificado, una tendencia que va en aumento

Redacción - 24-04-2020 - 09:20 H

La Federación Europea de Veterinarios (FVE) se ha opuesto en un comunicado al uso en animales de anestésicos veterinarios por parte de profesionales no veterinarios o sin la supervisión directa en presencia de un veterinario.

“Solicitamos a los encargados de formular políticas que regulen estrictamente el acceso a los anestésicos generales y locales y que conserven el uso de anestesia en animales como acto veterinario. La salud y el bienestar de los animales, así como la seguridad de los operadores y la salud pública siempre deben anular las razones económicas”, han explicado.

Y es que, desde la FVE aseguran que cada vez más países están considerando la posibilidad de permitir que personal no veterinario, es decir, personas sin capacitación médica académica (como los ganaderos) administren anestesia para la cirugía de sus animales.

Por ejemplo, para la castración de cerdos, Suiza permite el uso de isoflurano por los ganaderos, el uso intraescrotal de lidocaína en Suecia, el uso intraescrotal de procaína en Dinamarca y Alemania planea permitir el uso de isoflurano a partir de 2021.

Asimismo, esta práctica también está permitida en otros casos para el descuerne de ganado. Por ello, desde la FVE se han mostrado “muy preocupados” por esta evolución y consideran que esta práctica pone en peligro la salud y el bienestar animal, la seguridad del operador y, en algunos casos, el medio ambiente.

De hecho, la FVE recuerda que los anestésicos son medicamentos peligrosos y la anestesia es un proceso que requiere un conocimiento muy especializado. “La anestesia veterinaria es un tema central de la formación médica veterinaria y una parte importante de la práctica teórica y clínica en todos los planes de estudio veterinarios. Además, no es un tema independiente, ya que está estrechamente relacionado y es posterior a otros temas centrales del plan de estudios veterinario, como anatomía, fisiología, bioquímica, farmacología, toxicología, terapia y patología”, apuntan.

LOS ANESTÉSICOS VETERINARIOS SE DEBEN ADMINISTRAR METICULOSAMENTE

Además, explican que los anestésicos generales y locales deben administrarse de acuerdo con procedimientos “muy rígidos y muy meticulosos”. Parámetros como la presión arterial deben ser evaluados continuamente por un equipo dedicado y una persona competente para controlar la anestesia. Esto se debe a que cada caso es único y no todos los animales responden de la misma manera con los mismos protocolos. El veterinario tiene la capacitación y el conocimiento general para evaluar el estado general del animal y modificar el protocolo en consecuencia.

También, explican que la anestesia, especialmente cuando no se realiza de acuerdo con el protocolo y bajo un control continuo, puede provocar sufrimiento y/o la muerte del animal. Se deben mantener condiciones estrictas de higiene para la cirugía a fin de prevenir infecciones y se debe brindar atención especial posterior a la anestesia a los animales.

Por otro lado, apuntan que los anestésicos para animales también son activos en humanos y pueden causar “graves problemas de salud” a las personas por la exposición al anestésico sin las oportunas medidas de seguridad. Asimismo, entre otros problemas, la FVE advierte de que los anestésicos pueden utilizarse “de forma ilegal” para causar daño a alguien o para “cometer suicidio”. 

Y es que, algunos anestésicos como la ketamina, señala la FVE, pueden crear adicción si se usan como drogas recreativas y por lo tanto insta a que se apliquen normas estrictas para su almacenamiento, ya que son medicamentos sujetos a prescripción.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.