MIÉRCOLES, 15 de agosto 2018, actualizado a las 5:13

MIÉ, 15/8/2018 | 5:13

MADRID

GANADERÍA

Usan la inteligencia artificial para detectar enfermedades en bovinos

Investigadores de la Universidad de Bristol pretenden combinar la termografía infrarroja y la inteligencia artificial para desarrollar un sistema que detecte precozmente patologías como la enfermedad respiratoria bovina (ERB)

GALERIA

Usan la inteligencia artificial para detectar enfermedades en bovinos

Investigadores de la Universidad de Bristol pretenden combinar la termografía infrarroja y la inteligencia artificial para desarrollar un sistema que detecte precozmente patologías como la enfermedad respiratoria bovina (ERB)

Ángel Espínola - 08-08-2018 - 11:50 H

Dos investigadores de la Universidad de Bristol, en Reino Unido, han obtenido una beca del Consejo Británico de Investigación y Ciencias Físicas para investigar el diagnóstico precoz de la enfermedad respiratoria bovina (ERB) en terneros lecheros utilizando métodos de inteligencia artificial (IA).

El trabajo, dirigido por John Fennell Laszlo Talas, de la Facultad de Psicología Experimental de la Universidad, tiene como objetivo contribuir a la reducción de la resistencia a los antimicrobianos e introducir las técnicas de IA en la práctica veterinaria.

La enfermedad respiratoria bovina es una patología compleja que afecta a millones de animales y supone un alto coste para la industria. La enfermedad es mortal cuando no se trata y a menudo solo se reconoce en una fase avanzada, cuando el animal necesita ser tratado con varios ciclos de antibióticos, lo que contribuye al creciente problema de la resistencia a los antimicrobianos y supone un riesgo creciente para la salud humana, según los investigadores.

El proyecto se propone desarrollar un enfoque fiable para la detección de la ERB en una etapa inicial usando termografía infrarroja (IRT, según sus siglas en inglés), junto con inteligencia artificial en forma de redes neuronales profundas.

El sistema IRT detecta la energía térmica emitida por un objeto, la convierte a temperaturas y crea una representación visible, llamada termógrafo. La termografía tiene sus propias ventajas, tales como poder ser utilizada a distancia en tiempo real, para mantener condiciones sanitarias y seguras, y se ha utilizado con éxito en aplicaciones de ingeniería, médicas y veterinarias.

Por ello, indican los desarrolladores, el uso de muchos termógrafos capturados con varios dispositivos de menor resolución proporciona un medio para entrenar redes neuronales profundas para detectar señales de ERB.

Fennell y Talas creen que un sistema de IA capacitado será capaz de reconocer los cambios sutiles en los patrones de temperatura que permitirán la detección automatizada de la enfermedad mucho antes que en la actualidad, así como alertar a los veterinarios y agricultores de manera oportuna.

Según Fennell "la aplicación de la inteligencia artificial en medicina veterinaria es nueva y confiamos en que de nuestra investigación resulte un producto prototipo (hardware, software y un protocolo) capaz de ser comercializado". La investigación contará con una financiación de 678.000 euros.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.