DOMINGO, 18 de noviembre 2018, actualizado a las 3:31

DOM, 18/11/2018 | 3:31

MADRID

GANADERÍA

Una técnica permite controlar la fiebre aftosa a partir de la leche

Las últimas investigaciones apuntan a que el virus puede detectarse a través de las muestras de leche almacenadas a granel, mediante una prueba de análisis específica

GALERIA

Una técnica permite controlar la fiebre aftosa a partir de la leche

Las últimas investigaciones apuntan a que el virus puede detectarse a través de las muestras de leche almacenadas a granel, mediante una prueba de análisis específica

Javier López Villajos - 09-08-2018 - 13:30 H

Científicos del Instituto de Pirbright, en Reino Unido, en colaboración con el Laboratorio de Diagnóstico de Enfermedades Animales y Plantas (APHIS), perteneciente al Departamento de Agricultura de los Estados Unidos, demuestran que el virus de la fiebre aftosa (FMD) puede detectarse en las muestras de leche almacenadas en tanques a granel o en camiones cisterna mediante la reacción en cadena de la polimerasa de transcripción reversa en tiempo real (rRT-PCR), según recoge un estudio publicado en la revista Veterinary Microbiology.

Los investigadores señalan que el control de esta enfermedad, altamente contagiosa, depende en gran medida de una rápida detección. Hasta el momento, las pruebas utilizadas consisten en el análisis de muestras de tejido o sangre. Sin embargo, la propuesta basada en la recolección de leche es menos invasiva ya que no requiere el análisis de los animales de forma individual, evitando así que éstos sufran estrés.

Bryony Armson, uno de los autores de la investigación, defiende la prueba declarando que “la leche ya se utiliza como herramienta de vigilancia en otro tipo de enfermedades como la diarrea viral bovina y la brucelosis”.

Según los profesionales, las muestras de leche a granel son lo suficientemente sensibles como para detectar el virus a través de un método de cribado de alto rendimiento, identificando a la vaca infectada de entre una manada compuesta por hasta 1.000 ejemplares. El resultado de la prueba tarda aproximadamente cuatro horas y detectar el material genético del virus en la leche requiere de hasta 28 días después de que el animal se haya infectado.

Ante este resultado, los investigadores consideran que esta prueba permitirá optimizar la vigilancia del virus durante y tras los brotes.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.