VIERNES, 7 de agosto 2020, actualizado a las 22:33

VIE, 7/8/2020 | 22:33

GANADERÍA  |  PORCINORUMIANTESAVICULTURAEQUINO

Un nuevo sistema elimina el 99,9% de virus aéreos en las granjas

Investigadores de la Universidad de Míchigan han diseñado un filtro de aire que es capaz de eliminar o inactivar el 99,9% de los virus que se transmiten por vía aérea

Ingenieros de la Universidad de Míchigan instalan el sistema en una granja de cerdos.
Ingenieros de la Universidad de Míchigan instalan el sistema en una granja de cerdos.

Un nuevo sistema elimina el 99,9% de virus aéreos en las granjas

Investigadores de la Universidad de Míchigan han diseñado un filtro de aire que es capaz de eliminar o inactivar el 99,9% de los virus que se transmiten por vía aérea

Francisco Ramón López - 25-04-2019 - 13:15 H

Un equipo de investigadores de la Universidad de Míchigan (U-M) ha diseñado un sistema de filtrado de aire que incorpora un reactor de plasma no térmico — las partículas ionizadas o cargadas, que se forman alrededor de descargas eléctricas como chispas — que ha sido capaz de eliminar o inactivar el 99,9% de una muestra de virus aéreo.

El trabajo, publicado en la revista científica ‘Journal of Physics D: Applied Physics’, apuntan, podría tener aplicaciones en numerosos contextos en los que se necesitan suministros de aire estériles, como es el caso de las granjas intensivas, que tienen dificultades para hacer frente a brotes de virus transmitidos por el aíre como la gripe.

El equipo, dirigido por el profesor asociado de investigación civil y ambiental de la U-M, Dereck Cleck, explica que los virus aéreos transmitidos por el aire se vuelven inofensivos cuando se exponen a estos fragmentos de moléculas de aire cargados energéticamente.

Para realizar su experimento, los ingenieros de la Universidad de Michigan bombearon al aire que fluía en una explotación un virus modelo, inofensivo para los humanos, que tenía que atravesar el filtro con el reactor de plasma. Los resultados fueron “prometedores”, pues el sistema consiguió inactivar o eliminar de la corriente de aire la práctica totalidad del virus, la mayoría por inactivación y el resto por la acción del propio filtro.

El corazón del sistema, explican, es un conjunto de perlas de vidrio de borosilicato empaquetadas en forma cilíndrica que se encuentran dentro del reactor. Al incluir este mecanismo en el filtro que se interpone entre la fuente de aire externa que entra a la explotación, los virus tienen obligatoriamente que fluir través de los espacios entre las perlas, y ahí es donde se inactivan.

"Es en esos espacios vacíos, donde se generan las chispas. Al pasar por el cilindro, los patógenos en la corriente de aire se oxidan por la acción de átomos inestables llamados radicales, así que lo que queda es un virus que ha disminuido la capacidad de infectar células", explica Clack, que apunta que el aire es la vía de transmisión de la enfermedad más difícil de prevenir, porque “hay poco que hacer” para proteger a los animales cuando respiran.

Para el equipo, este enfoque paralelo, que combina la filtración y la inactivación de patógenos en el aire, podría generar una forma más eficiente de proporcionar aire estéril que las tecnologías utilizadas hoy en día, como la filtración tradicional y la luz ultravioleta.

“La irradiación ultravioleta no puede esterilizar tan rápido”, aseguran los investigadores, que ya han comenzado a probar su reactor en corrientes de aire de ventilación en una granja de cerdos cerca de la localidad estadounidense de Ann Arbor.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.