VIERNES, 20 de mayo 2022, actualizado a las 18:10

VIE, 20/5/2022 | 18:10

GANADERÍA  |  PORCINORUMIANTESAVICULTURAEQUINO

Las tensiones entre Rusia y Ucrania podrían afectar a la alimentación animal

El Grupo Operativo INPULSE, que quiere fomentar el cultivo de leguminosas en España, advierte que el conflicto entre Rusia y Ucrania podría condicionar el mercado de alimentación animal

Un grupo operativo quiere fomentar la producción propia de leguminosas en España para no depender tanto de las importaciones.
Un grupo operativo quiere fomentar la producción propia de leguminosas en España para no depender tanto de las importaciones.

Las tensiones entre Rusia y Ucrania podrían afectar a la alimentación animal

El Grupo Operativo INPULSE, que quiere fomentar el cultivo de leguminosas en España, advierte que el conflicto entre Rusia y Ucrania podría condicionar el mercado de alimentación animal

Redacción - 31-01-2022 - 10:21 H - min.

El Grupo Operativo INPULSE (Innovando para usar leguminosas en alimentación animal) trabaja para reconectar la cadena de alimentación animal en España, potenciando el cultivo de leguminosas y reducir así la dependencia externa de proteína para los piensos de la ganadería en España.

“El contexto actual abre una gran oportunidad para intentar fortalecer la cadena de suministro de leguminosas producidas en nuestro país. El aumento constante de las tensiones comerciales, incrementadas por la pandemia, y la mayor volatilidad de las materias primas agrarias, sujetas a una mayor demanda global y crisis de oferta por los efectos del cambio climáticos, así como el déficit productivo de leguminosas en España, hacen necesaria una diversificación de las fuentes de suministro, altamente dependiente de importaciones, particularmente de soja”, advierten los impulsores.

Un ejemplo de ello, apuntan, son las tensiones que se viven actualmente en la frontera de Rusia con Ucrania, que podrían condicionar el mercado de alimentación animal. En concreto, y al margen de la elevada importancia que tienen los envíos de cereal o girasol de estos países, las importaciones de Ucrania y Rusia suponen de media el 70% de las llegadas de guisante, una de las principales alternativas a la soja, con más de 100.000 tn.

“Estas situaciones suponen un grave riesgo para nuestra balanza de pagos, tiene efectos perjudiciales para el medio y, lo que es más grave, supone un riesgo de seguridad alimentaria, afectando a la competitividad y sostenibilidad de la cadena de alimentación animal por su situación de dependencia externa y poniendo a nuestra industria cárnica en manos de las oscilaciones del precio internacional de la soja y otras producciones”, señalan.

Por otro lado, explican, las leguminosas presentan una importancia destacada en la protección del medio ambiente y en la lucha contra el cambio climático. “Son cultivos resilientes que ofrecen nutrientes esenciales a los ecosistemas biológicos, y fijan nitrógeno que beneficia a la salud del suelo”, afirman.

Además, las políticas en la UE y en España abogan por una potenciación de estos cultivos, tanto por sus beneficios ambientales, como sociales y económicos, ya sea en el marco del Pacto Verde europeo o el Plan Proteico para la UE, como en el propio Plan Estratégico para la nueva PAC, recientemente presentado por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación.

El proyecto innovador desarrollado por este Grupo Operativo supra-autonómico trabaja para dar respuesta a estas preocupaciones, atendiendo a los distintos agentes de la cadena, desde las personas agricultoras y ganaderas, pasando por sus cooperativas, las industrias de piensos y el mundo de la investigación.

FOMENTAR LA DIVERSIFICACIÓN DE CULTIVOS EN ESPAÑA

El próximo 15 de febrero se presenta en Madrid el proyecto que está desarrollando el GO INPULSE en una jornada en la que se abordarán estas problemáticas y se presentarán las propuestas y actividades del Grupo Operativo.

Para ello, INPULSE sitúa como principal objetivo el diseño y evaluación de un mecanismo sistematizado para la potenciación del cultivo y uso de leguminosas españolas adaptadas a las necesidades de todos aquellos implicados en la alimentación animal.

La meta es contribuir a la diversificación de sistemas agroalimentarios en España, mejorando su sostenibilidad, favoreciendo la competitividad y el desarrollo económico de la cadena, reduciendo la actual dependencia de las importaciones en piensos.

A tal fin, se diagnostican las necesidades de los distintos agentes, así como los requisitos nutricionales por especie animal y estado productivo, se analiza la disponibilidad de las semillas de las leguminosas objeto de estudio (haba, soja y guisante) y las empresas que las comercializan, se estudian los protocolos de evaluación que se están realizando para dichas leguminosas y se trabaja para consensuar y validar, mediante su prueba en condiciones de ensayo real, un protocolo común para el ensayo de variedades, adaptado a las peculiaridades de cada cultivo y zona.

El Grupo Operativo INPULSE está constituido  por los siguientes miembros: la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG), como entidad representante y coordinadora, la Confederación Española de Fabricantes de Alimentos Compuestos para Animales (CESFAC), Cooperativas Agro-alimentarias de Aragón, el Instituto de Agricultura Sostenible del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (IAS-CSIC), el Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria de Aragón (CITA) y el Servicio Regional de Investigación y Desarrollo Agroalimentario (SERIDA). También participan como miembros colaboradores la Asociación Española de Leguminosas (AEL), el Centro Tecnológico CARTIF, ARS ALENDI, COVAP y la Fundación Española para el Desarrollo de la Nutrición Animal (FEDNA).

El GO INPULSE se constituyó en una primera fase en el año 2018 cuando sentó las bases para la puesta en marcha de este proyecto innovador que se desarrolla entre los años 2021 y 2023 y está cofinanciado al 80% por el Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural-FEADER y al 20% por fondos de la Administración General del Estado, en el marco del Programa Nacional de Desarrollo Rural (2014-2020), con un importe total de la ayuda aprobado de 439.594,65€.

VOLVER ARRIBA