MIÉRCOLES, 14 de abril 2021, actualizado a las 15:42

MIÉ, 14/4/2021 | 15:42

GANADERÍA  |  PORCINORUMIANTESAVICULTURAEQUINO

Temen que la precariedad de los veterinarios comprometa los saneamientos

La organización agraria COAG ha mostrado su temor a que la precariedad laboral de los veterinarios de saneamiento afecte al estado sanitario de la cabaña ganadera y duda de la correcta homologación de títulos extranjeros

Aurelio Pérez Sánchez, coordinador de Coag de Castilla y León.
Aurelio Pérez Sánchez, coordinador de Coag de Castilla y León.

Temen que la precariedad de los veterinarios comprometa los saneamientos

La organización agraria COAG ha mostrado su temor a que la precariedad laboral de los veterinarios de saneamiento afecte al estado sanitario de la cabaña ganadera y duda de la correcta homologación de títulos extranjeros

Redacción - 17-12-2020 - 14:45 H

La organización agraria COAG ha mostrado su temor a que el excelente estado sanitario de la cabaña ganadera de Castilla y León pueda verse afectado por la precariedad laboral de las empresas contratadas por la Consejería de Agricultura, Ganadería y Medio Rural para realizar las campañas de saneamiento.

COAG de Castilla y León ha expresado este jueves en un comunicado el temor de los ganaderos a que los "sobresalientes registros" en tuberculosis y brucelosis se vayan al traste por las condiciones de los profesionales contratados para hacer las inspecciones sanitarias.

Ha pedido por ello a los responsables de la consejería que tomen medidas urgentes ante la precariedad laboral de esos trabajadores porque "la región se juega una factura de 1.350 millones de euros", cantidad correspondiente a lo que produce cada año el vacuno y el ovino-caprino de la Comunidad.

DUDAN DE LA HOMOLOGACIÓN DE TÍTULOS EXTRANJEROS

Según indican desde COAG, los trabajadores reciben sueldos muy bajos, trabajan incluso los sábados, cuando además no están abiertos los servicios veterinarios y si se produce algún problema no hay capacidad de reacción; los cursos de formación son cortos, generalmente unos 10 días, los trabajadores no tienen experiencia y, según algunos ganaderos, podría haber dudas sobre si están perfectamente homologados los títulos de algunos de estos veterinarios contratados en el extranjero.

A ello se suma una rotación laboral muy frecuente, mientras que antes los veterinarios permanecían lustros con la esperanza de entrar luego en los servicios de la Consejería y eso les procuraba "una experiencia incuestionable".

COAG ha puesto el ejemplo de una granja de mediana dimensión en la que le han realizado los controles dos equipos distintos con tres días de diferencia y mientras en la primera inspección no se detectó ninguna anomalía en la revisión de la mitad del ganado en la segundo.

La organización agraria ha sostenido que ganaderos y veterinarios consultados coinciden en señalar que esos resultados son casi imposibles y ha asegurado que la segunda de las inspecciones fue realizada por profesionales más inexpertos.

Ha recordado además que en el año 2019 se ha producido un nuevo descenso de la prevalencia de tuberculosis bovina en Castilla y León, con un 1,41 por ciento de explotaciones con casos positivos y las provincias de Burgos, Soria, Valladolid, Zamora y León declaradas oficialmente libres de brucelosis.

Además se tramita esa declaración para Salamanca y durante el año 2020 se ha estudiado en las provincias de Segovia y Ávila.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.