VIERNES, 24 de mayo 2019, actualizado a las 0:58

VIE, 24/5/2019 | 0:58

GANADERÍA  |  PORCINORUMIANTESAVICULTURAEQUINO

El tiempo de almacenaje en piensos, una medida de bioseguridad

Un estudio ha demostrado que, en algunos virus e ingredientes de piensos animales, aumentar un 30% el tiempo de espera hasta su consumo disminuye su carga viral en prácticamente un 100%

GALERIA

El tiempo de almacenaje en piensos, una medida de bioseguridad

Un estudio ha demostrado que, en algunos virus e ingredientes de piensos animales, aumentar un 30% el tiempo de espera hasta su consumo disminuye su carga viral en prácticamente un 100%

Jorge Jiménez Rodríguez - 15-05-2019 - 14:00 H

Después de que investigaciones hayan confirmado que enfermedades como la peste porcina africana (PPA) se pueden transmitir a través de piensos o ingredientes de los mismos, nuevas están indagando para prevenir la propagación de enfermedades en animales a través de la alimentación.

En este sentido, el Centro de Información de Salud Porcina (SHIC, por sus siglas en inglés), la Junta Nacional del Cerdo, el Consejo Nacional de Productores de Cerdo y la Asociación Americana de Veterinarios Porcinos —todas de Estados Unidos—, han llevando a cabo una investigación en cuanto al tiempo de supervivencia viral en los alimentos de animales domésticos, para así poder mitigar el riesgo de transmisión de enfermedades por esta vía.

“La ciencia sobre la transmisión viral a través de piensos y sus ingredientes es todavía relativamente joven, pero ha brindado información interesante y potencialmente útil para mitigar la propagación de virus, como el de la PPA”, ha señalado Paul Sundberg, director ejecutivo del Centro de Información de Salud Porcina. En este sentido, Sundberg subraya que es importante saber si los ingredientes de los piensos “se producen en condiciones de bioseguridad”, así como las condiciones en las que se exportan.

Uno de los resultados obtenidos durante la investigación es que, aumentando el tiempo de espera de los alimentos hasta que son consumidos por el animal, se origina una cierta “degradación de la presencia viral” en los alimentos contaminados. A este respecto, David Pyburn, vicepresidente senior de ciencia y tecnología de la Mesa Nacional del Porcino de EEUU apunto que, por ejemplo, en comida infectada por Senecavirus A, aumentando en un 30% los tiempos de retención se reduciría en un 99,9% la presencia del virus contaminante.

“La supervisión continua en el origen de los alimentos y conocer sus procesos de fabricación, los métodos de envío y su fecha de fabricación, es esencial”, ha indicado Liz Wagstrom, veterinaria jefe del Consejo Nacional de Productores de Cerdo. Además, Wagstrom señaló que “los piensos fabricados, sellados, manipulados y enviados en condiciones de bioseguridad producen un ingrediente libre de patógenos y reducen el riesgo de contaminación posterior al procesamiento, lo que genera poco o ningún riesgo para la salud animal”.

Por último, Leah Wilkinson, vicepresidenta de Política Pública y Educación de la Asociación Americana de la Industria de Alimentos, ha alentado al diálogo entre clientes y proveedores de alimentos animales para conocer todas las medidas de bioseguridad que se emplean en la producción y la manipulación de los productos, para lograr una mayor seguridad de los mismos.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.