MIÉRCOLES, 7 de diciembre 2022, actualizado a las 20:52

MIÉ, 7/12/2022 | 20:52

GANADERÍA  |  PORCINORUMIANTESAVICULTURAEQUINO

El Instituto de Salud Carlos III analiza el brote de ántrax en humanos en Extremadura de 2021

La Red Nacional de Vigilancia Epidemiológica analiza en un informe los casos humanos de carbunco en España entre 2005 y 2021, un periodo en el que se notificaron 76 casos, pero solo se notificó un brote: el de Extremadura

El carbunco se considera una enfermedad profesional y afecta a las personas que trabajan con ganado.
El carbunco se considera una enfermedad profesional y afecta a las personas que trabajan con ganado.

El Instituto de Salud Carlos III analiza el brote de ántrax en humanos en Extremadura de 2021

La Red Nacional de Vigilancia Epidemiológica analiza en un informe los casos humanos de carbunco en España entre 2005 y 2021, un periodo en el que se notificaron 76 casos, pero solo se notificó un brote: el de Extremadura

Redacción - 24-11-2022 - 14:47 H - min.

En 2021, Extremadura sufrió un brote de carbunco bacteridiano, también conocido como ántrax, que generó 23 focos en explotaciones de la región, afectando también a varias personas y obligando al área de Don Benito y Villanueva de la Serena, una de las afectadas, a lanzar una alerta epidemiológica.

Ahora, la Red Nacional de Vigilancia Epidemiológica (RENAVE) del Instituto de Salud Carlos III (ISCIII) ha publicado un nuevo informe epidemiológico sobre la situación del carbunco en humanos en España, prestando atención a Extremadura, pues recuerdan que no se ha producido un brote en España en los últimos 16 años (periodo del 2005 al 2021).

Así, el ISCIII recuerda que durante el año 2019 no se notificó ningún caso a la RENAVE y en el año 2020 se declararon solo 2 casos probables por la comunidad autónoma de Aragón (provincia de Teruel), correspondientes a dos hombres, de 40 y 58 años.

No obstante, apuntan que durante el año 2021 se declararon un total de 6 casos en humanos: 1 caso probable notificado por la comunidad aragonesa (provincia de Teruel) correspondiente a un hombre de 44 años y, 5 casos notificados por la comunidad de Extremadura asociados al mencionado brote (4 en la provincia de Cáceres y 1 en la de Badajoz)

Para medir la evolución, señalan que durante el periodo 2005-2021 se notificaron un total de 76 casos (9 confirmados y 65 probables). La mayoría de los casos fueron hombres (78%). Durante este periodo notificaron casos cinco comunidades: Aragón, Extremadura; Castilla y León, Castilla la Mancha, y Cataluña y no se registraron casos asociados a brote, a excepción de los 5 casos de 2021 en Extremadura.

carbunco-humanos-extremadura-2021

UNA ZOONOSIS PRODUCIDA POR EL CONTACTO CON GANADO

El ISCIII recuerda que el ántrax es una zoonosis bacteriana causada por Bacillus anthracis y afecta a herbívoros, fundamentalmente rumiantes, tanto domésticos como silvestres. Los carnívoros y los seres humanos son huéspedes accidentales.

“El agente bacteriano esporula al entrar en contacto con el aire. Las esporas son muy resistentes y pueden permanecer viables durante años y distribuirse en la tierra y la vegetación por acción del agua o el viento”, añaden.

Asimismo, apuntan que los animales carroñeros alimentados de cadáveres infectados pueden diseminar las esporas y las pieles, pelos y cueros (secos o procesados) también pueden albergarlas durante años.

El carbunco se propaga entre los animales herbívoros por la tierra (alimento de pastos) y piensos contaminados y, entre los omnívoros y carnívoros, por la ingestión de carne u otros productos derivados de cadáveres infectados. “Una vez que B. anthracis ha infectado a un individuo produce exotoxinas que desencadenan una enfermedad que puede ser mortal”, advierten.

La transmisión a los humanos se puede producir por tres vías: por contacto directo (manipulación de animales enfermos o cadáveres, tejidos, sangre, pelo, cuero, lana o tierra); por inhalación de esporas suspendidas en aerosoles (polvo, curtido de cueros, procesamiento de lana, piensos, etc.); o por ingestión de carne contaminada con insuficiente tratamiento térmico. En el personal de laboratorio pueden presentarse infecciones accidentales y es posible la transmisión de persona a persona por contacto directo con lesiones de carbunco cutáneo.

UNA ENFERMEDAD POCO FRECUENTE QUE AFECTA A LOS VETERINARIOS

Eso sí, apuntan que, en la mayor parte de los países industrializados, el carbunco es una infección poco frecuente y en general se presenta en veterinarios —este 2022 hubo un caso— y trabajadores agropecuarios o silvícolas que manipulan animales enfermos o sus cadáveres.

En España, desde la introducción de la vacuna en herbívoros en los años 70, se ha reducido drásticamente el número de casos humanos, hasta registrarse menos de 12 casos anuales. Aun así, la persistencia de esporas latentes en terrenos agroganaderos de ciertas regiones implica la aparición de casos de modo esporádico.

“La forma más frecuente es el carbunco cutáneo (presentación con sintomatología de menor gravedad) y está asociada a ocupaciones de riesgo (ganaderos, matarifes, veterinarios, agricultores, y trabajadores de la piel, lana o pelo), por lo que es imprescindible una correcta formación de estos profesionales”, explican.

En España es considerada enfermedad profesional. La prevención del carbunco en las personas está asociada al control de esta zoonosis en las especies ganaderas susceptibles, al manejo adecuado de animales enfermos y cadáveres, desinfección y descontaminación, seguridad alimentaria y a un correcto desarrollo de actividades económicas agropecuarias y de los usos del suelo.

VOLVER ARRIBA