VIERNES, 4 de diciembre 2020, actualizado a las 12:36

VIE, 4/12/2020 | 12:36

GANADERÍA  |  PORCINORUMIANTESAVICULTURAEQUINO

Desarrollan la primera vacuna oral contra el ántrax para fauna silvestre

Veterinarios trabajan en el desarrollo de la primera vacuna oral frente al ántrax en fauna silvestre que también podrá ser utilizada para proteger al ganado

Jamie Benn Felix y sus colegas están desarrollando una vacuna oral contra el antrax que puede ser administrada a fauna silvestre y ganado.
Jamie Benn Felix y sus colegas están desarrollando una vacuna oral contra el antrax que puede ser administrada a fauna silvestre y ganado.

Desarrollan la primera vacuna oral contra el ántrax para fauna silvestre

Veterinarios trabajan en el desarrollo de la primera vacuna oral frente al ántrax en fauna silvestre que también podrá ser utilizada para proteger al ganado

Redacción - 12-08-2020 - 12:34 H

Pronto habrá una nueva arma en la centenaria lucha contra el ántrax en la vida silvestre y la ganadería gracias a un trabajo pionero de la Facultad de Medicina Veterinaria y Ciencias Biomédicas de la Universidad de Texas A&M (CVMBS, por sus siglas en inglés).

El ántrax, una enfermedad causada por una bacteria llamada Bacillus anthracis, contamina el suelo y los pastos, donde puede ser ingerido o inhalado por el ganado o los animales de pastoreo. Esto es especialmente común en el oeste de Texas Hill Country, donde cada año la enfermedad mata al ganado y a la fauna silvestre. De hecho, aunque normalmente no es un problema que llame la atención, un aumento de los casos en 2019 acaparó los titulares de todo el estado.

Según ha explicado Jamie Benn Felix, investigadora postdoctoral en el Laboratorio de Vida Silvestre de Cook dirigido por el Walt Cook del Departamento de Patobiología Veterinaria (VTPB), ese pico puede haber sido responsable de la muerte de más de 10.000 animales.

"Si se asume que el valor económico de cada animal era de 1.000 dólares, lo que probablemente es extremadamente bajo dado el número de especies exóticas que hay en algunos ranchos, se está produciendo una pérdida económica de 10 millones de dólares en sólo unos meses", señala la investigadora, quien añade que “dados los problemas para reportar los casos, podría ser significativamente mayor".

La buena noticia es que ya existe una vacuna para el ántrax, que muchos ganaderos administran anualmente. Desafortunadamente, sólo puede ser administrada con una inyección que consume mucho tiempo para el ganado y no es factible para la vida silvestre.

Con eso en mente, Benn Felix y el equipo del Cook Wildlife Lab, en colaboración con los investigadores del VTPB, Allison Rice-Ficht y Thomas Ficht, se pusieron manos a la obra para intentar crear una formulación para administrar la vacuna por vía oral, lo que permitiría una posible distribución a la vida silvestre. Recientemente, publicaron los resultados de un estudio piloto en Nature, y ahora está pasando a la siguiente ronda de pruebas.

Si tiene éxito, habrán desarrollado la primera vacuna oral eficaz contra el ántrax para la fauna silvestre, que también podrá ser utilizada en la ganadería.

"Los resultados preliminares mostraron que este concepto tiene potencial, así que ahora estamos iniciando un estudio sobre los ciervos y veremos a dónde va a partir de ahí", dijo Benn Félix.

El ántrax es uno de los enemigos más antiguos de los microbiólogos, y el método de vacunación actual —utilizando lo que se conoce como la cepa Sterne— es básicamente el mismo que hace 85 años cuando Max Sterne lo desarrolló, por lo que una vacuna oral ha sido un objetivo desde hace algún tiempo.

De hecho, en el pasado, muchos ganaderos que trataban de ahorrar tiempo y esfuerzo vertían la vacuna sobre la comida, pero las pruebas de Benn Felix han demostrado la ineficacia de este método.

PROBLEMÁTICA DE LA VACUNA ORAL

El principal problema de una vacuna oral es la capacidad de mantener la bacteria viva en el tracto gastrointestinal el tiempo suficiente y en la cantidad adecuada para producir la actividad inmunológica deseada en el animal. Con ese fin, se han hecho otros esfuerzos con diferentes cepas de la bacteria y otros medios, pero hasta ahora no se ha demostrado su eficacia.

El enfoque de Benn Félix es tanto más simple como más complejo: más simple, porque su enfoque utiliza la misma cepa que ha demostrado ser efectiva durante décadas, pero más complejo debido al uso de una sustancia gelatinosa.

"Nuestra idea es que esta vacuna oral contra el ántrax, podemos ponerla en un cebo de algún tipo y luego vacunar fácilmente a estos animales", señala Benn Félix. "la formulación que estamos usando es la misma cepa de bacteria viva de la actual vacuna comercial puesta en una sustancia gelatinosa", precisa.

Benn Félix comparó la liberación de la vacuna en la sustancia gelatinosa, técnicamente conocida como encapsulación de alginato, con una máquina de chicle común.

"Es la misma idea general de esas máquinas de chicles de cristal que se ven en los centros comerciales o en las tiendas, en las que se pone una moneda y se saca un solo chicle. El gel contiene un montón de bacterias vivas atenuadas y gradualmente libera algunas de esas bacterias con el tiempo”, apunta Benn Félix.

VACUNA CONTRA EL ÁNTRAX BASADA EN UN CEBO

Aunque todavía están trabajando a pequeña escala, Benn Felix y su equipo están atentos a un futuro lejano y considerando cómo esta vacuna podría ser implementada a mayor escala.

Un ejemplo que están viendo es lo que Tonie Rocke hizo en el Centro Nacional de Salud de la Vida Silvestre en Madison, Wisconsin, con una vacuna contra la peste en los perritos de la pradera.

"Pusieron su vacuna en un cebo con sabor a mantequilla de cacahuete. Esa es la misma idea general que perseguimos con esto; simplemente distribuiríamos los cebos y luego veríamos cuántos se consumieron, o tendríamos cámaras de rastro que verían si hay alguna especie no objetivo que se comió alguno de ellos", señala la investigadora.

"Hay muchas cosas que se harían para formular el cebo, asegurarnos de que la vacuna sea estable y viable cuando esté en el cebo y luego ver cómo afectaría o sería consumida por la vida silvestre", asegura.

FALTA DE DATOS SOBRE EL DAÑO QUE PRODUCE EL ÁNTRAX EN LA VIDA SILVESTRE

Actualmente, uno de los mayores obstáculos de Benn Félix es la falta de datos sobre el daño exacto que causa el ántrax en la vida silvestre de Texas. Su equipo está trabajando activamente con los ganaderos, cazadores y otros grupos en todo el Estado en un esfuerzo por aumentar los informes sobre los casos de ántrax.

"Si no se reportan los brotes de ántrax, parece que no es un problema y el Gobierno federal y otras organizaciones no dan prioridad a la financiación", explica Benn Félix.

"No me di cuenta de que esto era un problema hasta que me mudé a Texas. Informar sobre los brotes ayudará a generar datos importantes sobre este tema y demostrará como un hecho lo que aquí ya sabemos, que es que es un gran problema", concluye la investigadora.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.