MARTES, 11 de diciembre 2018, actualizado a las 8:45

MAR, 11/12/2018 | 8:45

MADRID

GANADERÍA

Crean un banco de germoplasma animal para salvar razas autóctonas

El Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria de Aragón (CITA) trabaja en un proyecto para conservar in situ dos razas de vacas autóctonas y una ovina en peligro de extinción.

GALERIA
Crean un banco de germoplasma animal “in vivo” para salvar a razas autóctonas de vacuno

Crean un banco de germoplasma animal para salvar razas autóctonas

El Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria de Aragón (CITA) trabaja en un proyecto para conservar in situ dos razas de vacas autóctonas y una ovina en peligro de extinción.

Ángel Espínola - 21-02-2018 - 14:00 H

Aunque en España existen numerosos bancos de germoplasma animal, el Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria de Aragón (CITA), dependiente del Gobierno autonómico, está desarrollando un proyecto  dedicado a la conservación in situ de los rebaños de las razas vacunas Parda de Montaña y Pirenaica (ambas reconocidas como Razas Autóctonas de Fomento en el Catálogo Oficial de Razas de Ganado de España) y de la raza ovina Churra Tensina (Raza Autóctona en Peligro de Extinción) en su Finca Experimental “La Garcipollera”.

Como señala, Isabel Casasús, responsable del proyecto, en estos rebaños se fomenta la diversidad genética acorde con los patrones raciales, y el mantenimiento en óptimas condiciones sanitarias y nutricionales, “que permiten cumplir el doble objetivo del rebaño: abastecer de animales a los ensayos de investigación desarrollados en la finca y proveer ejemplares de calidad para su difusión en las ganaderías aragonesas”.

Específicamente, en las tres razas se realiza el control de genealogías, producción y morfología de todos los individuos del rebaño, con posterior transmisión de los datos obtenidos a las Asociaciones de ganaderos correspondientes, para ser incluidos en las bases de datos de valoración genética de los animales de la raza. En este Banco de Germoplasma se conservan en la actualidad 250 ejemplares adultos de ganado vacuno y otras tantas cabezas de ovino.

El trabajo científico que se ejecuta contribuye, según indica CITA en un comunicado, al desarrollo de estrategias de caracterización, multiplicación, conservación in situ, conservación de germoplasma, y generación de documentación sobre estas razas. Con ello se facilita la conservación del material genético ganadero autóctono y su utilización como fuente de variabilidad genética, con la consiguiente reducción del coste asociado. “Esto genera un beneficio socioeconómico basado en el mantenimiento de las oportunidades que ofrece la diversidad genética para las explotaciones ganaderas actuales y las futuras generaciones”, indica.

Además de su trasmisión en foros científicos, la información técnica generada en la finca respecto a las razas se presenta en publicaciones divulgativas, cursos y jornadas técnicas realizadas por las asociaciones y también por otras entidades o agrupaciones de productores.

La difusión de la mejora se realiza en estrecho contacto con las asociaciones de ganaderos correspondientes, mediante la presencia en ferias y subastas y la provisión de machos y hembras para los centros de recría y series oficiales de testaje, así como para ganaderías particulares. En colaboración con las asociaciones de ganaderos, además se realiza la difusión de las razas a través de certámenes ganaderos, así como el apoyo técnico necesario para la propuesta y desarrollo de proyectos de demostración y de innovación. 

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.