JUEVES, 23 de mayo 2019, actualizado a las 9:36

JUE, 23/5/2019 | 9:36

GANADERÍA  |  PORCINORUMIANTESAVICULTURAEQUINO

Alertan de fallos en protocolos de erradicación de tuberculosis bovina

Unión de Uniones ha alertado de fallos en los protocolos del programa de erradicación de la tuberculosis bovina en Castilla-La Mancha al no mejorar los índices de prevalencia de la enfermedad

GALERIA
Jose Manuel de las Heras, coordinador estatal de Unión de Uniones.

Alertan de fallos en protocolos de erradicación de tuberculosis bovina

Unión de Uniones ha alertado de fallos en los protocolos del programa de erradicación de la tuberculosis bovina en Castilla-La Mancha al no mejorar los índices de prevalencia de la enfermedad

Redacción - 12-03-2019 - 17:00 H

Unión de Uniones ha alertado este martes de “fallos” en el programa de erradicación de la tuberculosis bovina en Castilla-La Mancha, porque no mejoran los índices de prevalencia de esta enfermedad, de la que esta región llegó a tener los índices más altos de España, según el último dato registrado de 2017.

En nota de prensa, la organización agraria y ganadera ha señalado que la evolución de los índices de tuberculosis bovina en Castilla-La Mancha es "motivo de preocupación" para los ganaderos de la región, ya que, según el programa nacional, se ha producido desde 2011 un aumento constante de la incidencia de la enfermedad.

De hecho, la comunidad autónoma ha llegado a tener en 2017 los índices más altos de tuberculosis de España, ha resaltado Unión de Uniones, que ha advertido de que a explotaciones que llevan 10, 15 o 20 años con la calificación sanitaria más alta, "de buenas a primeras" les aparecen, "de manera inexplicable", numerosos positivos en los saneamientos de los dos últimos años.

Además, ha indicado que las pruebas de tuberculina que se realizan en los controles del plan de saneamiento no cuentan con la confianza de los ganaderos al tratarse de una prueba "inespecífica", cuyos resultados dependen de la correcta ejecución y de la severidad en la interpretación de sus resultados.

En cualquier caso, sea falso o no el positivo en la prueba, desencadena un protocolo que representa, según Unión de Uniones, la pérdida de la calificación sanitaria favorable de la explotación, el sacrificio de las vacas y la imposibilidad de reponerlas hasta que los controles vuelvan a ser negativos al cabo de un mínimo de tres meses, lo que supone "graves perjuicios" para los ganaderos.

También limita el movimiento de animales, que solo pueden ir a matadero, y en el caso del vacuno de leche se retira la calidad AA, que implica también una reducción del precio percibido.

"No hay derecho a que, después de afrontar todas estas pérdidas, cuando llegan las pruebas del laboratorio, a los 45 días de matar las vacas resulta que el positivo no se confirma", ha denunciado la asociación de ganaderos.

Por todo ello, ha considerado que los medios que pone a disposición la administración regional para controlar, desde el punto de vista sanitario, a la fauna silvestre son "insuficientes".

En este punto, ha pedido replantearse el objetivo del saneamiento, la fiabilidad de la prueba y las posibles alternativas, que no se pierda la calificación sanitaria y de calidad en la leche hasta la confirmación en laboratorio de la enfermedad, la flexibilización en la reposición de animales por motivos económicos y la introducción de pruebas de contraste en los protocolos que pueda realizar el ganadero.

Y ha concluido que éstas y otras propuestas serán trasladadas por Unión de Uniones a los partidos políticos que concurran a las próximas citas electorales de abril y mayo.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.