MIÉRCOLES, 28 de septiembre 2022, actualizado a las 20:27

MIÉ, 28/9/2022 | 20:27

GANADERÍA  |  PORCINORUMIANTESAVICULTURAEQUINO

Identifican el riesgo de lesión en caballos de competición y cómo reducirlo

Este 8 de septiembre se celebra el Día Mundial de la Fisioterapia, una disciplina cada vez más usada para tratar lesiones que pueden sufrir animales de competición como los caballos

Una nueva investigación sobre la seguridad en eventos ecuestres cuantificó el riesgo asociado de caídas para el jinete o el caballo.
Una nueva investigación sobre la seguridad en eventos ecuestres cuantificó el riesgo asociado de caídas para el jinete o el caballo.

Identifican el riesgo de lesión en caballos de competición y cómo reducirlo

Este 8 de septiembre se celebra el Día Mundial de la Fisioterapia, una disciplina cada vez más usada para tratar lesiones que pueden sufrir animales de competición como los caballos

Redacción - 08-09-2022 - 09:15 H - min.

Este jueves 8 de septiembre se celebra el Día Mundial de la Fisioterapia, que además de ser beneficiosa para los humanos, también lo es para los animales. Y es que, la fisioterapia es una herramienta gracias a la cual los veterinarios pueden tratar o prevenir lesiones que sufren animales como los caballos de competición.

Unas lesiones que, según explica un nuevo estudio, están relacionadas con el tipo de recorridos en los que los caballos de competición desarrollan su actividad, pudiendo suponer un riesgo para la salud de los animales y jinetes.

En concreto, el estudio, publicado en Equine Veterinary Journal, ha destacado diez tipos de vallas en las que tienen mayores probabilidades de que ocurra una caída en comparación con las cercas cuadradas. Se encontró que siete tipos de cercas tenían probabilidades reducidas de una caída. También se identificaron otros doce factores relacionados con el diseño de las vallas y campos que afectan el riesgo de caídas.

“El concurso completo es un deporte ecuestre desafiante que incluye tres fases: doma clásica, saltos y campo a través”, apuntan los investigadores en el estudio. En este sentido, indican que el campo a través implica andar a gran velocidad sobre un recorrido de vallas y es la fase más peligrosa porque pueden ocurrir caídas.

Alrededor del 6% de las salidas terminan con una caída, ya sea del jinete o del propio caballo. Las caídas pueden tener consecuencias muy graves, causando lesiones e incluso la muerte, tanto para el caballo como para el jinete.

El estudio evaluó los factores de riesgo en eventos de saltos de valla, cubriendo aspectos del diseño de la valla y el diseño del campo. Las vallas colocadas con aproximación y/o aterrizaje cuesta abajo tenían más probabilidades de sufrir caídas que las cercas en terreno plano, y las vallas que conllevaban un salto de agua presentaban un mayor riesgo que los saltos a tierra firme.

El equipo de estudio, de las Universidades de Glasgow, Bristol y Nottingham Trent, analizaron datos de más de 200.000 vallas en unas 6.500 competiciones durante un período de 11 años y, en general, encontraron trece factores relacionados con la competición, la valla y el diseño del campo. Eso significaba que era más probable que ocurrieran caídas y lesiones para los caballos.

Los investigadores creen que este estudio ofrece un punto de partida para establecer un “perfil de riesgo” científico de los recorridos de campo a través que puede ayudar a los atletas y entrenadores a planificar el éxito futuro y salvaguardar la seguridad y el bienestar.

El autor principal del estudio, el Euan Bennet, de la Universidad de Glasgow, que inició el trabajo en la Universidad de Bristol, aseguró que “más de dos décadas después de que el Comité Internacional de Seguridad en las Pruebas de Equitación instara a hacer todo lo posible para evitar que los caballos se caigan, una mejor comprensión del verdadero nivel de riesgo que supone una serie concreta de vallas en un recorrido específico es un objetivo esencial de las futuras revisiones de riesgo”.

“Sin embargo, no sería correcto mirar los resultados de nuestro estudio y decir, por ejemplo, que los saltos más desafiantes no deberían seguir realizándose. Por el contrario, habría que reconocer que el diseño de los recorridos puede dar prioridad a la seguridad sin reducir el desafío o la competitividad del deporte”, señala Bennet.

Asimismo, el investigador asegura que “la ‘clasificación de riesgos’ de los recorridos sería una forma importante de informar a los atletas sobre el nivel de riesgo al que se expondrían ellos mismos y su caballo, y reduciría el riesgo de lesiones graves y mortales tanto para los caballos como para los jinetes”.

TRATAMIENTO DE LAS LESIONES EN CABALLOS DE COMPETICIÓN EN VETERINARIA

Dada la posibilidad de que se produzcan lesiones en caballos de deporte, teniendo en cuenta la exigencia de las competiciones, los veterinarios tienen que conocer de qué herramientas disponen para tratar cada caso, e incluso para prevenirlas.

Para ello, recientemente la Federación Ecuestre Internacional publicó una actualización de su reglamento veterinario en el que se recogen todas las terapias permitidas y prohibidas para el tratamiento de los caballos de competición.

Una de las terapias contempladas como permitidas es la diatermia por radiofrecuencia a 448kHz, que está ganando peso en el sector de la hípica, con marcas como Indiba Animal Health que apuestan por ella.

De hecho, Indiba ha presentado, a principios del mes de julio, Equus, el primer dispositivo para el tratamiento de caballos completamente pensado y diseñado para el entorno ecuestre. El dispositivo está protegido contra los golpes, polvo, agua, pelo o cualquier partícula en suspensión.

Además, cuenta con un único mango ergonómico inteligente (Smart Handle) y un nuevo software que incluso permite conectar un smartphone. Desde Indiba también afirman que sus dispositivos van más allá del tratamiento de lesiones.

VOLVER ARRIBA