MARTES, 17 de mayo 2022, actualizado a las 16:53

MAR, 17/5/2022 | 16:53

GANADERÍA  |  PORCINORUMIANTESAVICULTURAEQUINO

El gasto veterinario del sector ecuestre en España es de más de 360 millones de euros anuales

El II Estudio del Impacto del Sector Ecuestre en España estima que el gasto veterinario total del sector asciende a más de 364 millones de euros al año

El estudio estima que existe un total de 675 veterinarios centrados en el tratamiento de équidos en España.
El estudio estima que existe un total de 675 veterinarios centrados en el tratamiento de équidos en España.

El gasto veterinario del sector ecuestre en España es de más de 360 millones de euros anuales

El II Estudio del Impacto del Sector Ecuestre en España estima que el gasto veterinario total del sector asciende a más de 364 millones de euros al año

Francisco Ramón López - 28-03-2022 - 12:34 H - min.

Este lunes 28 de marzo se ha presentado el II Estudio del Impacto del Sector Ecuestre en España, que ha contado con la colaboración del Centro Nacional de Referencia Equina (CENRE) como copromotor del trabajo, junto a la Federación Hípica Española y el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA).

El estudio viene a actualizar, casi una década después, los datos del primer informe sobre el sector, que data de 2013 y cuenta con un detallado análisis económico de este ámbito, incluidas las actividades veterinarias.

“La presencia del veterinario es constante a lo largo de toda la vida del caballo, desde el momento de la inseminación o el parto, hasta el fallecimiento”, afirma el Estudio, que para determinar el impacto de este sector diferenciar entre el gasto realizado por los propietarios de los caballos y los datos referidos al sector en sí mismo.

De esta forma, el gasto realizado por los propietarios, explican, es el gasto privado efectuado en las diferentes fases del ciclo de vida del caballo. Por otro lado, el gasto del sector, tiene en cuenta el número de veterinarios dedicados en exclusiva a équidos, hospitales y laboratorios que realizan actividades relacionadas con el sector equino. En este apartado contabilizan el gasto en salarios y el impacto en el empleo de este sector

Así, el gasto privado en las distintas fases de vida del caballo incluye técnicas reproductivas; inseminación, transferencia embrionaria, etc; parto; microchipado; analíticas; vacunas; desparasitaciones; cojeras; cólicos; dentista o examen de compra-venta

En general, el estudio divide este gasto en cría, transformación y explotación. En el gasto privado en cría la principal particularidad es que incluye las actividades ligadas a la reproducción, que generalmente se desarrollan en los centros de reproducción existentes en España para este fin.

“Estos centros deben estar autorizados para la recogida, almacenamiento y/o distribución de material genético en el territorio nacional, (de acuerdo al Real Decreto 841/2011, de 17 de Junio). En ellos se lleva a cabo la inseminación u otras técnicas reproductivas existentes. En esta fase también se incluyen los gastos que se realizan una única vez en la vida del caballo, como el microchipado”, explican.

Por otro lado, el gasto privado en transformación incluye los gastos veterinarios en los que se incurre de forma general, junto a una pequeña cuantía en concepto de tratamientos de cojeras, ya que consideran que en esta fase comienza la preparación del caballo y por tanto el nivel de exigencia física aumenta, con lo que empieza a estar presente la posibilidad de sufrir cojeras. “Se ha considerado que el gasto en veterinario en esta fase es muy similar independientemente del lugar en el que se encuentre alojado el caballo”, apuntan.

Por último, el gasto privado de explotación diferencia según la modalidad de explotación en la que puede estar inmerso el caballo. Asimismo, también incluyen en el estudio el impacto económico de los exámenes de compraventa, que tiene en cuenta el número de caballos que se compran y se venden en España en un año, y a cuántos de ellos se les realiza este examen y el impacto económico derivado de ello.

En total, según las estimaciones de los autores, agregando las tres fases se estima que el gasto veterinario total del sector ecuestre en España asciende a más de 364 millones de euros anuales.

657 VETERINARIOS SE DEDICAN AL TRATAMIENTO DE ÉQUIDOS EN ESPAÑA

Por otro lado, respecto al gasto propio del sector, el estudio indica que la Asociación de Veterinarios Especialistas en Équidos (Avee) a día de hoy cuenta en España con 368 veterinarios asociados.

Para realizar el cálculo del número total de veterinarios exclusivos de équidos se ha estimado que éstos representan el 2% del número total de veterinarios, (según estimación del informe FVE). Por lo que calculan que en España hay aproximadamente un total de 675 veterinarios centrados en el tratamiento de équidos.

También, se ha considerado el gasto de los hospitales que realizan actividades relacionadas con el sector equino. Y es que señalan que en España existen 10 centros clínicos de estas características ligados a las universidades, distribuidos a lo largo de la geografía nacional.

“La dedicación de estos centros no es exclusiva para el mundo equino: a partir de las encuestas realizadas se ha determinado que el porcentaje de investigación dedicado a équidos en estos laboratorios es, de media, del 11,1%”, aseguran.

Asimismo, sostienen que cada centro universitario genera entre 40 y 60 puestos de trabajo, entre profesores titulares de universidad, profesores asociados, facultativos, becarios y personal de administración y servicios, lo que hace un total de aproximadamente 500 empleos generados por los Hospitales Universitarios en España, de los cuales son asignables al ámbito equino 55 empleos.

“Asumiendo que el salario medio mensual de los trabajadores de este ámbito es de 1.300€, (según el convenio colectivo estatal de centros y servicios veterinarios), el gasto total en salarios en este sector es de 10.530.624 euros al año”, aseguran.

Las actividades incluidas en el estudio van desde la realización de consultas de medicina interna hasta tratamientos quirúrgicos o de rehabilitación e intervenciones de diferente consideración (cólicos, traumatismos, etc.), con la hospitalización del animal cuando es necesario, hasta el desarrollo de tratamientos de reproducción o biopatología.

LABORATORIOS VETERINARIOS

Además, el informe aborda el trabajo de los laboratorios veterinarios. Así, recuerdan que para conseguir mantener un adecuado estatus sanitario de la cabaña equina y facilitar los movimientos de animales y productos de origen animal, tanto a nivel intracomunitario como con países terceros, el MAPA, dispone de dos laboratorios de sanidad animal, el Laboratorio Central de Veterinaria (LCV), y el Laboratorio Central de Sanidad Animal (LCSA), que actúan como Laboratorio Nacional de Referencia para cada una de las enfermedades objeto de un control oficial.

Entre las funciones de Laboratorio Nacional de Referencia no sólo se encuentra la realización de análisis de diagnóstico en caso de sospecha o brote de alguna de estas enfermedades, o las certificaciones para las exportaciones/importaciones de animales y productos de origen animal, sino que hay otra serie de tareas y funciones descritas en el art. 101 del Reglamento (CE) 2017/625, como la de coordinar la red de laboratorios oficiales de las CCAA.

El Laboratorio Central de Veterinaria, es el laboratorio de referencia para la peste equina, una de las enfermedades más devastadoras para los équidos, tanto a nivel de la UE (EURL), como a nivel mundial (OIE-RL).

Aparte de las funciones relacionadas con la sanidad animal, los laboratorios del MAPA y, en concreto el LCV, realiza estudios genómicos de los animales con fines tanto de inscripción en los Libros Genealógicos oficial de la raza, como otros fines relacionados con la lucha contra el fraude (cotejar la identidad de las muestras con un determinado animal). En España existen aproximadamente 21 centros oficiales de genética animal en los que se realizan análisis de filiación equina, apuntan. En total, el gasto anual de estos laboratorios es de 1.603.608 euros.

Por último, indican que en España también existen empresas que distribuyen productos zoosanitarios y farmacológicos necesarios para el tratamiento de caballos, que se han tenido en cuenta en el estudio.

“Este tipo de empresas desarrollan, fabrican y comercializan no sólo medicamentos sino también productos de diagnóstico, pruebas genéticas, biodispositivos y otros servicios técnicos complementarios para satisfacer las necesidades de los veterinarios, de los ganaderos y de los propietarios”, concluyen.

ACCEDE AL ESTUDIO COMPLETO

VOLVER ARRIBA