LUNES, 30 de noviembre 2020, actualizado a las 2:01

LUN, 30/11/2020 | 2:01

GANADERÍA  |  PORCINORUMIANTESAVICULTURAEQUINO

Caballos como centinelas del virus del Nilo: 4 positivos en Andalucía

Los casos de fiebre del Nilo Occidental en caballos en Andalucía se elevan a 4, con un nuevo nuevo caso en Huelva, que se suma a otros tres repartidos entre Cadiz y Sevilla. El número de humanos confirmados asciende a 19

La vigilancia activa de la fiebre del Nilo Occidental está basada en la toma de muestras de aquellos caballos localizados en áreas geográficas que se consideran de riesgo
La vigilancia activa de la fiebre del Nilo Occidental está basada en la toma de muestras de aquellos caballos localizados en áreas geográficas que se consideran de riesgo

Caballos como centinelas del virus del Nilo: 4 positivos en Andalucía

Los casos de fiebre del Nilo Occidental en caballos en Andalucía se elevan a 4, con un nuevo nuevo caso en Huelva, que se suma a otros tres repartidos entre Cadiz y Sevilla. El número de humanos confirmados asciende a 19

Redacción - 19-08-2020 - 09:55 H

La Junta de Andalucía ha informado de la detección de un nuevo caso más de fiebre del Nilo Occidental en caballos en la comunidad autónoma, lo que eleva a cuatro los focos registrados en lo que va de año en la región, todos ellos durante este mes de agosto, y en todos con un caballo positivo.

A los dos comunicados el pasado 10 de agosto, que afectaban a caballos localizados en los términos municipales de Gibraleón (Huelva) y Jerez de la Frontera (Cádiz), se sumó otro en Dos Hermanas (Sevilla) y, ahora, en San Bartolomé de la Torre (Huelva), según ha informado de la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible.

El del municipio sevillano, fue reportado el pasado 12 de agosto, y el segundo, este martes 18 de agosto.

El virus del Nilo Occidental o virus West Nile es una zoonosis que se transmite por la picadura de un insecto, generalmente de mosquitos del género Culex. A este respecto, las aves son consideradas reservorio de la enfermedad y juegan un papel muy importante en la diseminación del virus.

LOS CASOS HUMANOS CONFIRMADOS PLENAMENTE COMO PORTADORES SE ELEVAN A 19

El mosquito infectado puede transmitir la enfermedad especialmente a caballos, aunque también es posible la transmisión a personas, como ha ocurrido en los municipios sevillanos de Coria del Río y Palma del Río.

Así, desafortunadamente Andalucía ha anunciado que ya suma desde este este martes 18 de agosto un total de 26 personas ingresadas en los hospitales por casos asociados al virus del Nilo, cinco más que el pasado lunes, de los que ocho están en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), han informado fuentes de la Consejería de Salud.

El total de casos asociados a este virus en la provincia de Sevilla, entre probables y confirmados, es de 29, mientras que confirmados plenamente como portadores de la enfermedad son 19.

En todos los casos se trata de pacientes con meningoencefalitis con más o menos gravedad y están localizados en los municipios de Puebla del Río y Coria del Río, junto a las marismas del Guadalquivir.

VIGILANCIA EPIDEMIOLÓGICA: EL CABALLO, CENTINELA DEL VIRUS DEL NILO OCCIDENTAL

Aunque la fiebre del Nilo Occidental sea una zoonosis que afecta tanto a humanos como caballos, estas dos especies no ejercen un papel en la transmisión de la enfermedad, ya que son lo que se conoce como fondo de saco epidemiológico, es decir, el virus carece de capacidad suficiente para replicarse en estos huéspedes. 

Así, la viremia no es lo suficientemente fuerte para que otro mosquito se infecte y pueda transmitir el virus de la fiebre del Nilo Occidental. No obstante, el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, los tiene en cuenta en sus planes de vigilancia, junto a mosquitos y aves.

Y es que considera que aunque los caballos actúen como fondo de saco, desde un punto de vista epidemiológico, “tienen un gran valor como centinelas de la actividad vírica, especialmente en aquellas zonas más alejadas de los humedales, en la que sea más difícil encontrar aves silvestres”.

A pesar de que no transmiten el virus, los caballos, como ya ha sido mencionado, son capaces de padecer la enfermedad, que causa mortalidad en aproximadamente un tercio de los animales que se infectan.

Por ello, el MAPA, en sus planes de vigilancia pasiva, recomienda estudiar a los animales que presenten sintomatología compatible con la enfermedad. “Para llevar a cabo este tipo de vigilancia es imprescindible contar con la sensibilización y colaboración de los propietarios de los animales y de los veterinarios clínicos”, determina el ministerio.

El Ministerio también recomienda la vigilancia activa, basada en la toma de muestras de aquellos caballos localizados en áreas geográficas que se consideran de riesgo.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.