MIÉRCOLES, 5 de agosto 2020, actualizado a las 10:11

MIÉ, 5/8/2020 | 10:11

ENTREVISTA

Sergio García Torres

Director general de Derechos de los Animales

“Hay que establecer un marco común en la vacunación contra la rabia”

El director general de Derechos de los Animales, Sergio García, explica en una entrevista cual será el papel de su departamento, y cómo se coordinará con otros ministerios con competencias relacionadas con los animales
El director general de Derechos de los Animales, Sergio García, explica en una entrevista cual será el papel de su departamento, y cómo se coordinará con otros ministerios con competencias relacionadas con los animales

Sergio García Torres

Director general de Derechos de los Animales

“Hay que establecer un marco común en la vacunación contra la rabia”

Francisco Ramón López - 24-02-2020 - 12:39 H

A finales de enero el Consejo de Ministros nombraba oficialmente a Sergio García Torres como director general de Derechos de los Animales. El nombre finalmente decidido para esta Dirección General, después de que se hubiera barajado que fuera de Protección Animal y Bienestar Animal.

Este nombre se decidió para desvincularse del término bienestar animal que consideran excesivamente vinculado a la sanidad animal, tradicionalmente más relacionada con el Ministerio de Agricultura.

García Torres explica en una entrevista a Animal’s Health el papel que desempeñará su Dirección General, la primera de su tipo en un ejecutivo, cómo se coordinará con los ministerios que tienen competencias en asuntos relacionados con los animales y las principales medidas que tiene pensado impulsar.

En la línea con la hoja de ruta que marcó en comisión parlamentaria el vicepresidente segundo de Derechos Sociales, Pablo Iglesias, una de las principales medidas será coordinar todos los asuntos legislativos de la futura Ley de Bienestar Animal estatal, con la que tratarán de armonizar con la legislación europea las normativas animales de las comunidades autónomas.

P. ¿Va a ser tu dirección general la que gestione la rebaja del IVA de los servicios veterinarios?

R. Nosotros vamos a trabajar cualquier medida que tenga que ver con este asunto, y desde la Vicepresidencia de Derechos Sociales y desde esta Dirección General vamos a impulsar esa primera propuesta, que irá incluida en los Presupuestos Generales del Estado, como ya ocurrió con la anterior que negociamos con el Partido Socialista. Este año también llevaremos la rebaja en el proyecto de presupuestos a propuesta nuestra.

P. En el programa de Podemos se barajaba una rebaja al 10%, pero desde el sector veterinario, algunas voces abogan por que sea al 0%, como el que se aplica a los servicios de salud humana.

R. Sé que desde el sector se pide que se llegue hasta ese punto,  pero creo que en un primer paso lo que vamos a conseguir con el resto de actores del Congreso y los socios de Gobierno será llevarlo hasta el punto en el que estaba antes de la subida de Mariano Rajoy y que tanto daño ha generado.

P. ¿Consideráis para el futuro una segunda rebaja del IVA veterinario?

R. No descartamos, eso sí, una segunda rebaja más adelante. También habrá que ver cómo va evolucionando el asunto. La rebaja del IVA veterinario será una de las propuestas que trabajaremos desde el primer momento en la Dirección General.

Queremos ver el  impacto de la bajada y la posibilidad de establecer excepciones. Desde a organizaciones que tengan interés general u organizaciones o entidades que realicen labores que tengan un impacto en la salud pública y de los animales.

P. El papel del veterinario en el bienestar animal se defiende mucho desde el sector y desde la Dirección de Derechos de los Animales se van a redactar las principales leyes estatales, ¿qué papel van a tener los veterinarios, vais a contar con ellos?

R. Por supuesto. Vamos a contar, no solo con el sector veterinario, sino también con los diferentes sectores implicados en todo lo que tiene que ver con la protección animal, y no solo con la protección animal, también con los sectores que tienen que ver con la producción de animales.

El sector veterinario, será además uno de los principales. Ya me he puesto en contacto con algunas asociaciones y colegios de veterinarios y todo el colectivo que estuvo llevando la organización de la manifestación veterinaria, en la que yo estuve presente, porque me parecía necesario apoyarles en sus reivindicaciones.

Y no solo apoyo las reivindicaciones del IVA veterinario, sino también la clasificación de los veterinarios como sanitarios, que creo que es una cuestión de primer orden, y es necesario cambiar ciertas cuestiones para adaptar a este sector al estándar europeo. Hablamos de un sector que es primordial y principal en todo lo que tienen que ver con el bienestar animal y la salud.

P. Tu Dirección va a ser, literalmente, vecina del Ministerio de Sanidad, vais a compartir edificio. ¿Esto podría ayudar a hacerles llegar las reivindicaciones de los veterinarios como sanitarios?

Lo que queremos desde la Dirección General es establecer un espacio de coordinación con las diferentes administraciones tanto autonómicas, que tienen muchas de las competencias en protección animal, como con los ministerios.

Hay cuestiones que implican a los diferentes ministerios, desde el de Sanidad, al de Agricultura, o el de Transición Ecológica. Todos tienen alguna pequeña parcela, y eso en ocasiones ha generado dificultades para sacar adelante Reales Decretos.

Por ejemplo, hace un tiempo iba a salir adelante un Real Decreto que tenía que ver con los animales de producción, especialmente en el sector porcino, y se quedó paralizado porque al final hubo dificultades de coordinación entre los diferentes ministerios. El de Agricultura lo daba por hecho, pero el de Transición Ecológica no lo quiso sacar porque no trabajaba todo el tema del amoniaco y de los contaminantes producidos en el sector porcino.

Al final creemos que falta coordinación, porque al final la finalidad es la misma, conseguir una mejora en el bienestar de los animales. Por eso desde la Dirección lo que queremos es establecer ese trabajo de coordinación leal y de compañerismo con el resto de ministerios para poder sacar adelante esta serie de propuestas.

R. Teniendo en cuenta que es la primera Dirección General exclusivamente dedicada al bienestar animal tendréis una hoja de ruta con medidas urgentes y prioritarias que queréis que salgan cuanto antes.

Nosotros lo primero que vamos a empezar a trabajar es en una ley estatal de bienestar animal que marque un poco unos mínimos, que vienen además ya marcados por el convenio de protección de animales de compañía de la Unión Europea que ya hemos aplicado. Ese va a ser el estándar mínimo que vamos a intentar llevar a las comunidades autónomas, dentro de que nuestra capacidad para imponer va a ser poca, lo que vamos a intentar es trabajar conjuntamente para que haya cierta homogeneización entre las diferentes comunidades autónomas.

Es un poco ilógico que en Cataluña no se pueda sacrificar animales y que existan estándares de bienestar animal muy altos y que, por ejemplo, en Castilla la Mancha siga existiendo la ley de Cospedal con la que se podía matar a un perro vagabundo con un arco.

Nuestra labor va a ser intentar establecer ciertas líneas de trabajo compartido con todas las administraciones para avanzar en esa homogeneización, y creemos que una ley estatal de bienestar animal, que no la hay, puede ser un buen punto de partida.

P. Hablando de homogeneización, una de las reclamaciones del sector veterinario es que la vacuna contra la rabia en animales de compañía sea obligatoria en todas las comunidades, ¿podéis dar desde vuestra Dirección un impulso a este asunto?

R. Ese es uno de los ejes que nos hemos marcado dentro de nuestro plan de trabajo principal. Y es establecer una línea común desde la Administración estatal, manteniendo el respeto por la independencia legislativa de las comunidades autónomas.

Sí que es cierto que es necesario establecer estándares mínimos, y por ejemplo lo de la vacuna de la rabia es algo que hay que abordar. Hay que establecer un marco común en la vacunación contra la rabia. Y no solo con eso, sino por ejemplo con la identificación de animales.

Nosotros queremos crear un registro común con todas las comunidades que nos ayudará mucho a trabajar contra el abandono y a poder controlar el nivel de abandono de nuestro país, que es muy alto. Y tiene mucho que ver con la incapacidad que tienen las administraciones públicas para gestionar este tipo de delitos.

P. Hablas de mínimos, ¿eso significa que no vais a ir en la línea de leyes de protección animal más ambiciosas como la de La Rioja, que proponía la esterilización obligatoria de animales de compañía de particulares?

R. Nosotros no vamos a ir a máximos, porque entendemos que hay mucho trabajo que hacer en muchos sitios todavía. A lo mejor en La Rioja o Cataluña pueden estar preparados para asumir ese tipo de planteamientos, pero hay otras que no. Lo que queremos es no bloquear el trabajo, sino trabajar con todo el mundo para establecer esos mínimos.

A partir de ahí ya se podrá avanzar hacia estándares como las leyes de Holanda, que creemos que es un ejemplo a seguir y que significaría un punto real de avance.

P. ¿Creéis que podéis también desatascar la Proposición No de Ley que considerará a los animales seres sintientes para que dejen de ser cosas a efectos legales?

R. Esa va a ser también otra de las primeras cuestiones, porque además ya se aprobó en el Congreso y lo que falló fue que se disolvió y no se pudo alcanzar el final de la tramitación. Creemos que esta cuestión tiene una implicación muy clara en el bienestar animal.

P. Comentabas que ibais, principalmente, a coordinar, pero eso llevará también aparejado unas competencias y una autoridad en distintos temas, ¿tenéis ya alguna clara?

R. Nosotros las competencias que de momento tenemos claras son las que vienen marcadas por los organismos europeos. Nosotros como Gobierno sí que podemos velar por que se cumplan todos los convenios y directivas que vienen marcadas desde Europa, que no son pocas.

En el Convenio de Animales de compañía, por ejemplo se establecen medidas mínimas como no cortar rabos y orejas a los perros por motivos estéticos. Pero muchos más, por ejemplo respecto a los fringílidos, o pájaros cantores, sobre los que no siempre se cumple la normativa respecto a su captura. Por ejemplo, una de las últimas directivas de aves planteaba a diferentes comunidades autónomas de España a que se dejara de cazar la tórtola.

P. ¿No crees que en algunos campos, especialmente en el bienestar de animales de producción, podrá haber en el futuro conflictos con el Ministerio de Agricultura?

R. Yo creo que no, si conseguimos hacer un trabajo conjunto, no solo con el Ministerio sino también con el sector, como ya se está haciendo. Ahora, por ejemplo, el sector porcino está planteando una regulación similar a la numeración que ya existe en los huevos para marcar el bienestar animal y la trazabilidad de las producciones. El sector porcino está de acuerdo.

Nosotros intentaremos trabajar en esa línea para no plantear prohibiciones pero sí trabajar con los sectores de producción ganadera para que prioricen el bienestar animal y el medio ambiente.

En nuestro programa electoral, por ejemplo, llevábamos la potenciación de los sectores de extensivo en ganadería. Siempre es mucho mejor. Esto lo vamos a tener que trabajar de cerca con los ministerios que gestionan el mundo rural y la despoblación. Va a haber más ministerios con los que podamos trabajar.

Uno de nuestros planteamientos es establecer un etiquetado de bienestar animal. Pero esto hay que trabajarlo con los sectores de una manera calmada, coherente y tranquila para poder establecer esos parámetros mínimos de lo que significa el bienestar animal para el sector ganadero y que además se puedan acoger a ellos para los que realmente lo apliquen.

Y es que todos podemos ver en la tele los anuncios de cualquier productora de alimentación que establecen que sus vacas son felices. Bueno, necesitamos un estándar para delimitar eso. Es una de las cuestiones que nos planteamos y trabajaremos con el sector para potenciar a los productores que de verdad se crean ese proyecto y lo lleven adelante.

P. En el anterior gobierno el único departamento ministerial en el que se abordaba directamente el bienestar animal era un área de Agricultura, ¿qué significa la creación de esta dirección para esta área?

R. Las competencias del Ministerio de Agricultura han estado más relacionadas con la salud que con el bienestar animal. Nosotros lo que queremos es implementar una serie de medidas que vayan más allá que lo que tiene que ver con el punto de vista sanitario del animal.

La inmensa mayoría de las consejerías de las comunidades autónomas que tienen una dirección o algún área de bienestar animal siempre se circunscriben a un tema de salud y desde un punto de vista muy sanitario.

P. Entonces, por ejemplo, ¿qué ocurrirá con campañas como las de tenencia responsable de animales de compañía que se impulsaban desde ese área?

R. En ese caso será la Dirección General de Protección Animal la que se encargará de hacer las campañas de potenciación de adopción, contra el abandono, y trabajaremos además para potenciar la formación de los cuerpos de seguridad del estado y dotar a los cuerpos de seguridad para que puedan hacer ese trabajo de control contra el abandono.

Previamente a eso vamos a hacer un estudio real sobre el abandono y las fechas reales del abandono. Queremos saber cuándo se producen más abandonos, para poder afinar mucho más en las campañas y poder ver dónde está la problemática y encontrar meses críticos.

Todos suponemos que febrero, es por ejemplo un mes crítico, porque es cuando acaba la temporada cinegética y se abandonan muchos animales de caza, pero hay zonas, por ejemplo en Toledo, en las que esos animales se empiezan a abandonar mucho antes, porque les hacen las pruebas y empiezan a ser abandonados en noviembre.

Entonces todo eso hay que estudiarlo previamente, hay que hacer un buen estudio sobre el abandono en nuestro país y a partir de ahí se podrán implementar campañas que tengan que ver con la mejora de las condiciones de estos animales y para luchar de verdad contra el abandono.

P. Es cierto que desde el sector veterinario se echan en falta estudios gubernamentales sobre temas relativos a animales, pero también se habla, por ejemplo, de un seguimiento de las enfermedades de los animales de compañía, sobre todo de las zoonóticas, ¿podríais coordinar e impulsar algún registro desde vuestra Dirección?

R. Nosotros tenemos pensado estudios en este sentido no solo para animales de compañía y de producción, sino también para animales salvajes. Hay por ejemplo una cuestión muy importante, como es la tuberculosis.

En España, desde que firmamos el convenio contra la tuberculosis, que data, creo, del 83, somos el único país firmante en el que ha aumentado el número de casos de tuberculosis en animales salvajes.

Esto entendemos que es por el contacto de las ganaderías con los animales salvajes criados en cautividad para la actividad cinegética. Eso es una sospecha. Para eso tenemos que hacer estudios reales para enfermedades como esta, que pueden arruinar una cabaña ganadera.

Entonces ese tipo de cosas hay que trabajarlas muy seriamente y hay que hacer estudios muy serios y rigurosos para, a partir de ahí, establecer las medidas oportunas para ir reduciendo estas enfermedades.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.