SÁBADO, 10 de diciembre 2022, actualizado a las 0:39

SÁB, 10/12/2022 | 0:39

ENTREVISTA

María Ángeles Toscano

Veterinaria y Corporate Affairs Director en Royal Canin Iberia

“En Royal Canin apostamos por el veterinario como fuente de información en nutrición de cachorros y gatitos”

“En Royal Canin apostamos por el veterinario como fuente de información en nutrición de cachorros y gatitos”

María Ángeles Toscano

Veterinaria y Corporate Affairs Director en Royal Canin Iberia

“En Royal Canin apostamos por el veterinario como fuente de información en nutrición de cachorros y gatitos”

Jorge Jiménez - 17-03-2022 - 12:07 H - min.

La tenencia de animales de compañía en España se ha incrementado en los últimos años. De hecho, los datos más recientes apuntan a que en torno al 26% de los hogares españoles tiene al menos un perro, y un porcentaje similar, al menos un gato.

Igualmente, tras la crisis sanitaria del Covid-19, ha crecido entre la población la preocupación por la salud, que también se extrapola a las mascotas, que ya son consideradas por sus propietarios un miembro más de la familia.

En este sentido, María Ángeles Toscano, veterinaria y Corporate Affairs Director en Royal Canin Iberia, recuerda en una entrevista para Animal’s Health, que la nutrición de los animales de compañía también juega un papel importante en su salud, especialmente en las etapas más tempranas de las mascotas, ya que influirá en el desarrollo del animal y en su futuro.

P. Durante la pandemia ha aumentado el interés de la población por tener un cachorro o un gatito. ¿Cómo de importante es la nutrición para su crecimiento y correcto desarrollo?

R. Ha crecido mucho el número de hogares que tienen mascota, casi el 45% de los hogares españoles tiene una. Pero no solo es importante que se hayan incrementado los hogares con animales, sino el grado de conciencia de los propietarios con la salud de los animales.

Hemos detectado una preocupación por la salud muy alta, influida también por el Covid-19, ya que a raíz de la pandemia nos hemos comenzado a preocupar más por nuestra salud y por la de nuestras mascotas.

La nutrición debe ser siempre la primera medicina y, sobre todo, cuando hablamos de cachorros y gatitos la nutrición es fundamental para la salud futura de estos animales.

P. ¿Qué papel crees que pueden jugar los veterinarios en la alimentación de los cachorros y gatitos?

R. Hace poco hicimos un estudio en el que el 65% de los propietarios consideró al veterinario como la persona indicada para dar consejos sobre salud y nutrición animal.

Sabemos que suele haber otras fuentes de información, como el ‘doctor Google’ u otros propietarios de mascotas. Este tipo de fuentes pueden tener cierto peso, pero nosotros en Royal Canin apostamos por el veterinario como fuente de información en nutrición de cachorros y gatitos.

El veterinario es vehicular, es importantísimo para transmitir toda la importancia de la nutrición en las mascotas.

P. ¿Deberían los veterinarios aprovechar aún más sus conocimientos en nutrición de lo que lo hacen actualmente?

R. Muchos veterinarios infravaloran los conocimientos que tienen en nutrición.

Pero es verdad que con los conocimientos que obtienen en la carrera sobre química, fisiología o bioquímica, los veterinarios tienen armas suficientes para poder entender qué alimentación es la más adecuada y poder hablar con propiedad.

Creo que los veterinarios pueden convertirse en un referente en la nutrición de las mascotas y hay herramientas que les pueden ayudar a conseguirlo. Por ejemplo, las empresas estamos poniendo formación a su disposición, existen grupos de asociaciones veterinarias especializadas en nutrición e incluso hay dos veterinarias en España diplomadas en nutrición.

Cada vez hay más autoridades a nivel científico que son las que los veterinarios tienen que utilizar como fuentes de información y tienen herramientas a su disposición para seguir formándose en nutrición, conocerla y comunicarla.

Desde Royal Canin hicimos un estudio que señalaba que 2 de cada 3 propietarios de cachorros y gatitos entendían que su veterinario les tenía que haber hablado de nutrición en la primera consulta.

Esto es exactamente lo mismo que pasa cuando tienes un bebé. Vas al pediatra y te explica las pautas de alimentación. El médico te da indicaciones y el veterinario exactamente igual.

La demanda de información sobre nutrición por parte de los propietarios existe y el conocimiento sobre la misma lo tienen, con lo cual, es importante ponerlo al servicio de los propietarios.

P. Una de las novedades que presentáis en este Vetmadrid 2022 es vuestro nuevo programa de crecimiento para gatitos y cachorros, con soluciones nutricionales específicas. ¿En qué consiste?

R. Se trata de un programa nutricional completo para cubrir toda la fase de crecimiento de los gatitos y los cachorros. Nosotros desde Royal Canin intentamos, a través de la ciencia y la innovación, ofrecer una alimentación muy a medida de las necesidades de cada animal.

Sabemos que los gatitos y los cachorros tienen una fase de crecimiento con unas necesidades muy concretas, y lo que hacemos es formular el alimento adecuado para cada uno de esos momentos.

A nivel de fórmula, para elaborar este producto nos hemos basado en la ciencia y en la innovación. Por otro lado, a nivel visual, para que el propietario pueda comprender mejor y pueda tener acceso a información, hemos hecho el envase más intuitivo, incluyendo información sobre la etapa de crecimiento y el racionamiento.

Nos hemos dado cuenta de que hay muchos propietarios que no saben cuándo tienen que cambiar la alimentación. Muchos piensan que, porque el animal cumpla un año, ya hay que cambiárselo, pero a lo mejor no.

Por ejemplo, en el caso de un pastor alemán, un año puede ser demasiado pronto para ofrecerle una alimentación de adulto. Sin embargo, si tienes un perro pequeño o un ‘extra small’, el cambio a un alimento de adulto tendría que haber sido antes.

En estas situaciones es donde entra en juego el veterinario, que tiene que explicar en qué momento de la vida de una mascota tiene que primar un tipo de alimentación u otro. Sabemos que en los cachorros tiene lugar un periodo inmunitario crítico, han tomado el calostro, se destetan, pero aún no tienen desarrollada su inmunidad natural.

Por eso hay que darle alimentos que potencien sus defensas. También sabemos que muchos cachorros, por factores como puede ser un cambio de casa, son más propensos a sufrir trastornos digestivos, por lo que hay que potenciar su microbioma. Y no podemos olvidarnos del desarrollo cerebral de los animales, para lo que disponemos de ácidos grasos que lo potencian.

La etapa de un animal como cachorro es muy corta, pero en un año y medio hay que pensar que cambian muchísimo. Pasan de pesar 100 gramos al nacer a alcanzar, en el caso algunos perros, un peso de 35 kilos.

P. En los últimos tiempos hemos podido ver cómo los propietarios cada vez están más preocupados por la salud de los animales e incluso les consideran un miembro más de la familia. ¿Crees que el veterinario debería hacer hincapié en su figura como pediatra de estos nuevos miembros de la familia?

R. Totalmente. En primer lugar, porque esa primera etapa en la vida de los animales influye en la salud que van a tener en un futuro. Hay un estudio que señala que, si hay una alimentación correcta durante los primeros momentos, el riesgo de sufrir enfermedades importantes se retrasa.

Es decir, una buena alimentación en el cachorro o en el gatito contribuye a una buena salud en los animales durante más tiempo. Es fundamental actuar en esta fase, los veterinarios tienen que actuar como pediatras de mascotas.

Adicionalmente, durante el periodo en el que los animales son cachorros, el propietario también está más ansioso de recibir información, tanto sobre salud como sobre alimentación, pero por supuesto sobre comportamiento.

Muchas veces los veterinarios ceden terreno y, por ejemplo, si no se le explica a un propietario cómo debe manejar el tema de las deposiciones de los cachorros, éste terminará buscando la información en internet.

Sería un momento no aprovechado dentro de una consulta pediátrica, que es un momento clave para conectar con los propietarios y hacerles ver que, juntos, se está modelando al animal que queremos tener en el futuro.

P. ¿En qué aspectos crees que debe profundizar el veterinario pediatra?

R. El comportamiento es muy importante, ya que puede dictar la aparición, no solo de problemas de conducta en el futuro, sino también de malos hábitos. Por ejemplo, si el perro protesta se la da más comida para que esté contento, pero al final lo que podemos estar fomentando es la obesidad.

Además del comportamiento, la medicina preventiva tiene mucha relevancia. Si hacemos paralelismos con la medicina humana, los niños sanos también van al pediatra, porque lo que se busca es prevenir que enfermen.

Por todo ello, diría que en lo que más tiene que profundizar el veterinario como pediatra es en el comportamiento, la prevención y la nutrición.

P. Precisamente, para ayudar a los veterinarios en su faceta como veterinario pediatra Royal Canin ha organizado en este Vetmadrid un simposio que girará en torno a la pediatría felina. ¿Por qué se pone el foco especialmente en los gatos?

R. Este simposio es la segunda parte del que se ofreció en 2021, que fue online. Tiene especial relevancia que sea sobre gatos, ya que uno de los retos que tienen los veterinarios es conseguir que los gatos acudan más a las clínicas.

Y es que, los perros acuden muchísimo más al veterinario, pero para los gatos, por las circunstancias que todos sabemos, puede resultar muy complicado introducirle en el transportín y llevarle hasta la clínica.

Si no hemos trabajado con los gatos que ir al veterinario sea una experiencia positiva, puede suponer un mal rato. Por eso los propietarios pueden ser a veces un poquito más reacios. De esta manera, nosotros, desde Royal Canin, queremos ayudar a los veterinarios con herramientas para un mejor manejo de estos felinos y potenciar que acudan en mayor medida a la clínica.

P. ¿En qué se diferencia la pediatría felina de la canina? ¿Cuál de las dos es más compleja de abordar?

R. La pediatría veterinaria en gatos y perros tiene la misma base, los mismos principios, pero en el caso felino tiene el reto añadido de que existe baja asistencia a la clínica.

También existe un reto particular en el caso de los gatos, y es que son animales que esconden muy bien los síntomas. Esto supone un problema, porque dada su naturaleza, los gatos suelen llegar a las clínicas cuando los signos de enfermedad son ya demasiado evidentes.

Por todo ello, creo que la pediatría felina es muy importante.

P. ¿Cuáles son las situaciones más difíciles a las que puede enfrentarse un veterinario pediatra? ¿Están suficientemente entrenados?

R. Esta etapa en la vida de los gatos es muy buena para los veterinarios, para que empaticen y conecten con el propietario que, a su vez, se suele mostrar muy receptivo.

Quizá el mayor reto que puede encontrar un veterinario son los pacientes muy ávidos de información que probablemente vengan con conocimientos ya adquiridos. El desafío está aquí, en que el veterinario logre traérselos a su terreno, explicándoles qué información de la que traen es correcta y cuál no, siempre por supuesto basándose en criterios científicos.

Creemos que los veterinarios tienen todo el conocimiento para poder ejercer su función como pediatras. Precisamente en el mes de abril tenemos un congreso de pediatría para gatos y perros cuyo foco es que continúen formándose en este sentido.

La formación continuada es fundamental, porque la ciencia es muy dinámica, y para Royal Canin es muy importante. Lanzamos una gama que es amplia, para cubrir todas las etapas de la vida de las mascotas, y entendemos que una buena formación acompaña al veterinario para que pueda implantar las consultas de pediatría en la clínica.

VOLVER ARRIBA