SÁBADO, 24 de febrero 2024

SÁB, 24/2/2024

ENTREVISTA

Joan Mesià

Presidente del Colegio de Veterinarios de Barcelona

"Queremos devolver la estabilidad al Colegio de Veterinarios de Barcelona"

"Queremos devolver la estabilidad al Colegio de Veterinarios de Barcelona"

Joan Mesià

Presidente del Colegio de Veterinarios de Barcelona

"Queremos devolver la estabilidad al Colegio de Veterinarios de Barcelona"

Jorge Jiménez - 24-11-2023 - 14:15 H - min.

El Colegio de Veterinarios de Barcelona ha vivido tiempos convulsos estos últimos años, desde que en 2018 se produjera el cese de Josep Gómez, presidente de la institución, y de Jordi Vilà, tesorero, después de que Hacienda reclamara a la institución colegial 100.000 euros de IVA de unas facturas que ascendían a cerca de 1,5 millones de euros de las que la junta del colegio barcelonés no tenía conocimiento.

En ese momento, surgieron voces críticas con la Junta de Gobierno, señalando la responsabilidad política de sus integrantes y criticando el hecho de que desconocieran estas facturas. Tal fue el descontento con la dirección del organismo colegial, que se presentó una candidatura a las elecciones a la junta, liderada por el veterinario Joan Mesià, que reclamaba un cambio en el Colegio.

No obstante, estas elecciones fueron suspendidas en 2019, tras excluirse una de las dos candidaturas que concurrían, la de Mesià, quedando la Junta de Gobierno que entonces dirigía el Colegio al mando de la institución.

Según explicaron desde el Colegio, la exclusión de la candidatura se debía a una vulneración del artículo 33.2 de los estatutos colegiales barceloneses, pero la justicia acabó declarando nula esta decisión.

Ya en 2023, la Junta de Gobierno del Colegio llegó a un acuerdo con esta candidatura para modificar los estatutos y convocar elecciones. Así, a los comicios llegaron dos candidaturas, ‘Vets Pel Canvi’, de Joan Mesià, y la de ‘Vets Com Tu’, de Ricard Parés, que había estado en el cargo de vicepresidente del Colegio de Veterinarios de Barcelona hasta las elecciones.

JOAN MESIÀ, NUEVO PRESIDENTE DEL COLEGIO DE VETERINARIOS DE BARCELONA

De esta manera, el pasado 4 de noviembre se celebraron finalmente las elecciones, en una jornada que tuvo una participación histórica en la que votó el 35% de los colegiados barceloneses, que dieron la victoria a Mesià.

Ahora, el nuevo presidente ha querido abordar estos años de inestabilidad en el Colegio y explicar qué planes tiene para la institución en los próximos años en una entrevista para Animal’s Health.

Mesià señala que su candidatura surgió en respuesta al “presunto desfalco” que sufrió el Colegio de Veterinarios por parte del expresidente Gómez. En ese momento, la Junta de Gobierno trasladó a los colegiados la idea de que dejarían paso a una nueva candidatura que quisiera tomar las riendas del Colegio.

“Dijeron que si hubiera un colegiado que quisiera presentar una candidatura, ellos se apartarían y le dejarían entrar. Así que nosotros nos presentamos, intuyendo que teníamos las elecciones ganadas”, señala, aunque finalmente no pudieron presentarse.

Y es que, según explica, la Junta de Gobierno de entonces proclamó haber ganado las elecciones —la candidatura de Mesià fue expulsada— sin haber llegado a las votaciones. “Esto lo presentamos en el Juzgado de Barcelona y el juzgado dijo que no había ninguna razón para echar una candidatura de un proceso electoral”, recuerda el nuevo presidente del Colegio de Barcelona, que lamenta que esa haya sido la razón por la que se hayan celebrado las elecciones y no porque quisieran desde la Junta.

AUDITORÍA DE LAS CUENTAS DEL COLEGIO Y PLANES DE FUTURO

Ahora, tras tomar el control del Colegio de Veterinarios de Barcelona, Mesià adelanta que lo primero que hará la nueva Junta de Gobierno es realizar una auditoría para conocer el estado actual de las cuentas de la institución.

Sobre las líneas de actuación que va a seguir la nueva junta, Mesià indica que desde su equipo comparten la opinión de que “el colegio no es una organización con ánimo de lucro” y, por tanto, critica que algunas instituciones colegiales se muestren orgullosas de acumular importantes cantidades de dinero en las arcas como remanente.

Un colegio no tiene que tener una acumulación de dinero del colegiado, para empezar. Sí que hay que tener una reserva, pero no tiene que ser tan importante”, opina el nuevo presidente de los veterinarios de Barcelona.

De esta manera, adelanta que una de las primeras cosas que harán será ajustar las cuotas de colegiado, y también señala entre sus compromisos la defensa del colegiado y poner en valor los riesgos a los que están expuestos estos profesionales.

OPINIÓN DE LA JUNTA SALIENTE, LA AMNISTÍA Y LA DESPEDIDA DE PARÉS

Respecto a la actuación de la anterior Junta de Gobierno, tras conocerse el presunto desfalco, Mesià considera que se debería haber actuado de otra manera. “Creemos que los miembros de la junta que se mantuvieron en sus puestos tenían que haber evitado las elecciones”, insiste.

En líneas generales, el nuevo presidente asegura que desde la nueva junta quieren “devolver la estabilidad al Colegio de Veterinarios de Barcelona” y crear un colegio más orientado a los veterinarios clínicos, que suponen el 95% de los colegiados.

Toda esta inestabilidad que ha sufrido el Colegio de Veterinarios de Barcelona coincide con un periodo también convulso en el panorama político español. De hecho, recientemente, el presidente del Gobierno Pedro Sánchez pactó con las fuerzas independentistas catalanas una ley de amnistía para tener los votos necesarios y sacar adelante su investidura, algo que provocó protestas en numerosas ciudades de España.

Unas protestas que también surgieron en el sector veterinario. De hecho, el Colegio de Veterinarios de Sevilla publicó un comunicado en el que manifestaba su “desacuerdo con todas aquellas actuaciones que supongan un riesgo para la democracia”, haciendo referencia al acuerdo suscrito entre el PSOE y Junts.

“En este marco queremos reafirmar nuestro compromiso con la defensa de la Constitución Española como norma suprema del ordenamiento jurídico, fundamentada en la indisoluble unidad que garantiza la convivencia pacífica dentro del Estado de Derecho”, remarcaban.

Sobre esta manifestación pública por parte de una institución veterinaria, Mesià considera que “un colegio veterinario no se puede posicionar”. Bajo su punto de vista, como presidente defiende que tiene que “representar a los 3.000 colegiados” que forman parte de la institución barcelonesa, entre los que habrá personas de diferentes partidos e ideologías.

Finalmente, el presidente del Colegio de Veterinarios de Barcelona asegura que la nueva Junta de Gobierno trabajará desde la honestidad para devolver la normalidad a la institución colegial.

VOLVER ARRIBA