SÁBADO, 24 de febrero 2024

SÁB, 24/2/2024

ENTREVISTA

Luis Santos

Business Unit Head Livestock de Boehringer Ingelheim Animal Health España

“Nuestro mayor hito es haber entendido que había que cambiar el paradigma: de pensar en tratar enfermedades a prevenirlas”

“Nuestro mayor hito es haber entendido que había que cambiar el paradigma: de pensar en tratar enfermedades a prevenirlas”

Luis Santos

Business Unit Head Livestock de Boehringer Ingelheim Animal Health España

“Nuestro mayor hito es haber entendido que había que cambiar el paradigma: de pensar en tratar enfermedades a prevenirlas”

Redacción - 09-12-2022 - 11:02 H - min.

Desde 1972 hasta la actualidad, medio siglo, Boehringer Ingelheim Animal Health España ha estado aportando valor a través de la innovación, la investigación y el desarrollo en salud animal.

Para celebrar el camino recorrido Luis Santos, Business Unit Head Livestock de Boehringer Ingelheim Animal Health España, analiza en una entrevista para Animal’s Health el pasado, presente y futuro de la compañía en su compromiso con los animales de producción.

P. Boehringer Ingelheim Animal Health España cumple 50 años. Cinco décadas en las que ha logrado un sinfín de hitos. Si tuvieras que destacar uno, ¿cuál crees que es el mayor logro que se ha conseguido en cuanto a la salud de los animales de producción?

R. En mi opinión, el mayor hito alcanzado es el de haber entendido rápidamente que había que cambiar el paradigma de pensar en tratar enfermedades a prevenirlas, con todo lo que eso conlleva.

P. ¿Cuáles son los productos o soluciones más destacados que ha aportado Boehringer Ingelheim en estos años para mejorar la salud y el bienestar de los animales de producción?

R. En estos 50 años de presencia de Boehringer Ingelheim Animal Health en España, la producción animal ha vivido cambios drásticos, y muchos de ellos han sido facilitados o promovidos directamente por productos de Boehringer Ingelheim.

Remontándonos cronológicamente en el tiempo, el registro de la primera Ivermectina para uso animal cambió diametralmente la forma de luchar contra los parásitos en producción animal. Se creó un nuevo segmento, como es el de endectocidas, que antes era imposible de imaginar.

Precisamente este 2022 se cumplen 40 años de este lanzamiento, uno de los productos de Boehringer Ingelheim que mayor impacto ha tenido en la historia de la salud animal gracias a sus valores de seguridad y eficacia frente a una amplia gama de parásitos externos e internos.

En producción porcina, otro hito destacable fue toda la investigación y lanzamiento al mercado de nuestra vacuna frente a circovirosis, que actualmente es el biológico más vendido a nivel mundial en salud animal.

Si hablamos de avicultura, destaca el desarrollo de vacunas vectoriales frente a enfermedad de Gumboro y de Marek que confieren protección muy precoz manteniendo un sistema inmunitario íntegro del ave y, por ir un poco más cerca en el tiempo y refiriéndonos al mundo del caballo, Boehringer Ingelheim ha sido pionero en el desarrollo de terapias basadas en células madre que se han concretado con el registro y comercialización de dos productos. Además, y en el ámbito de la salud equina, contamos en nuestro portfolio con el primer tratamiento inhalatorio registrado en salud animal a nivel mundial.

P. ¿Qué valores definen el compromiso de Boehringer Ingelheim en cuanto a salud animal se refiere?

R. Este 2022 Boehringer Ingelheim Animal Health España cumple 50 años. 50 años de un compromiso con el sector que nace de la certeza de que la salud y el bienestar de los animales enriquecen la salud de las personas.

A nivel global, Boehringer Ingelheim Salud Animal es el segundo negocio de salud animal más grande del mundo. Nuestra fuerza se basa en aportar valor a través de la innovación y en un fuerte compromiso con las generaciones futuras, la formación de los profesionales y el trabajo incansable por mejorar tanto la salud como el bienestar de los animales.

P. ¿Qué papel juega la prevención en salud animal? ¿Son las vacunas la principal herramienta de prevención?

R. Tanto en salud animal como en humana, la prevención es básica. Cuando hablamos de enfermedades infecciosas, las vacunas son una herramienta imprescindible para la prevención, pero, en muchas ocasiones, no son suficientes.

Por eso, en Boehringer Ingelheim no solo ofrecemos vacunas, sino que complementamos nuestro porfolio con un abanico de servicios a nuestros clientes —a través de nuestro equipo de asesores técnicos veterinarios— para reforzar la importancia que tienen otros aspectos como la bioseguridad, el manejo, las instalaciones o el control ambiental, entre otros. Eso es otra vía más integral de prevención.

P. ¿Cuáles son los mayores desafíos a los que se enfrenta la producción animal en la actualidad?

R. Más allá de las enfermedades emergentes, favorecidas en este momento por el cambio climático y la globalización, y las amenazas de otras que nos acechan (como la PPA, influenza aviar, enfermedad de Newcastle o la reciente viruela ovina), lo cierto es que en nuestro contexto geográfico los principales retos son más económicos, ambientales y de sostenibilidad, que sanitarios.

Los elevados costes de producción en nuestro entorno están haciendo muy difícil que las explotaciones sean rentables, a la vez que las garantías en cuanto a bienestar animal y sostenibilidad ambiental, totalmente necesarias, exigen cada vez un esfuerzo mayor a los productores.   

P. Se habla mucho en los últimos tiempos de las zoonosis, ¿crees que es uno de los principales retos sanitarios a abordar en el futuro?

R. Sí, estamos ante un desafío global. Según la OMS, se han descrito más de 250 enfermedades zoonósicas. Cada año aparecen cinco nuevas enfermedades humanas y tres de ellas tienen origen animal. Al menos un 75% de los agentes patógenos responsables de las enfermedades infecciosas emergentes tienen origen zoonósico, y algunas de ellas destacan por su importancia económica y su gran impacto en la salud pública.

Estos datos visibilizan la importancia de las enfermedades transmisibles y avalan la magnitud del reto que tenemos por delante.

P. El concepto ‘One Health’ está de absoluta actualidad. Hoy más que nunca se habla de una realidad en la que el enfoque de una sola salud global es ya una prioridad. Un camino por el que trabajar por la salud y el bienestar de todos: personas, animales y medios ambiente. ¿Qué papel juega el veterinario en este nuevo marco de una salud global?

R. El papel de la profesión veterinaria es absolutamente relevante a la hora de investigar la aparición de brotes, establecer programas de vigilancia en las poblaciones animales, reducir su prevalencia en los animales domésticos mediante programas de control y erradicación y monitorizar su existencia en las poblaciones de animales silvestres.

Además, también es esencial el papel del veterinario como garante de la sanidad animal y de la seguridad alimentaria en un contexto en el que se estima que el 20% de las pérdidas en la producción animal mundial están causadas por enfermedades transmisibles.

P.  En Boehringer Ingelheim Animal Health España se trabaja en torno a animales de producción y animales de compañía. En lo que concierne a los animales de producción, ¿podrías decirnos cuáles son los grandes objetivos en cada una de sus ramas?

R. Tanto en el negocio de porcino como el de avicultura, prácticamente el 100% del porfolio de Boehringer Ingelheim son vacunas, por lo que nuestro objetivo es seguir siendo líderes en conocimiento y, de esa manera, poder ofrecer servicios de valor añadido a nuestros clientes en el ámbito de la prevención e incluso predicción de enfermedades.  

En lo que respecta a rumiantes y equino, nuestro futuro más próximo, e incluso el presente, pasa por el lanzamiento de nuevos productos que complementan la actual oferta de la compañía. En equino, Boehringer Ingelheim es líder mundial en ventas y nuestra intención es reforzar aún más ese liderazgo aportando al mercado soluciones novedosas de alta tecnología.

P.  Se dice que el futuro de la salud animal pasa por la detección precoz y la prevención, ¿crees que este será el gran objetivo en las próximas décadas?

R. Nosotros estamos intentando ir un paso más allá de la prevención. Nuestro gran reto es movernos de la prevención a la predicción de enfermedades. Anticiparse a la aparición de patologías es crítico a nivel productivo y sanitario.

En este sentido, hemos dado un primer paso ofreciendo la tecnología Soundtalks al sector porcino, que nos permite, a través de IA y mediante diferentes sensores de sonido y ambientales, identificar el distrés respiratorio y la aparición de patología respiratoria hasta 5 días antes de lo que sería percibido por el cuidador de los animales, pudiendo poner en práctica medidas preventivas de forma más precoz. 

P.  Boehringer Ingelheim está comprometido con las generaciones futuras y eso pasa, entre otras cosas, por la formación de los profesionales, ¿Cuál es la aportación de BI en la formación y actualización de veterinarios y ganaderos?

R. En Boehringer Ingelheim creemos en aportar valor a través de la formación. Para ello, cada año invertimos parte de nuestros recursos en la organización de actividades formativas para los profesionales.

Sería muy difícil enumerar nuestra oferta en este campo, pero, a modo de ejemplo, hace años que apostamos por iniciativas como los cursos Biostad para veterinarios de animales de producción, el Farm-Campus para responsables de granjas de porcino, el programa BIExpert de Rumiantes o el curso InmunoExpert donde, de la mano de grandes profesionales, hacemos un repaso profundo de las bases inmunológicas en los rumiantes.

Lo cierto es que a lo largo del año organizamos multitud de cursos, jornadas, estancias… en los que trabajamos para formar a los profesionales del sector. En muchas ocasiones buscamos colaboración de universidades u otras entidades docentes que incluso confieren a la actividad un carácter académico y acreditado. Una formación especialmente valorada por los veterinarios de porcino son los cursos BISA promovidos por nuestra central en Alemania y que se realizan a modo de estancia en la Universidad de Iowa y en la que España participa activamente aprovechando nuestra posición puntera como tercer país del mundo en producción porcina.

VOLVER ARRIBA