VIERNES, 9 de diciembre 2022, actualizado a las 22:54

VIE, 9/12/2022 | 22:54

ENTREVISTA

David Espigares

Responsable Servicio Técnico Porcino Ceva Salud Animal

“Ceva Biovac se ha distinguido siempre por la calidad de sus autovacunas”

“Ceva Biovac se ha distinguido siempre por la calidad de sus autovacunas”

David Espigares

Responsable Servicio Técnico Porcino Ceva Salud Animal

“Ceva Biovac se ha distinguido siempre por la calidad de sus autovacunas”

Redacción - 14-03-2022 - 10:16 H - min.

La prevención de las enfermedades de los animales es una de las máximas de la veterinaria ya que, gracias a ello, se protege la salud de los humanos —‘One Health’—. Además, la prevención de enfermedades ayuda a reducir el uso de antibióticos y, por lo tanto, las resistencias a los mismos, que constituyen un problema sanitario a nivel global.

Por ello, la industria de la salud animal no ha dejado de innovar, desarrollando nuevas soluciones preventivas. En este contexto, compañías como Ceva Salud Animal, han apostado por el concepto ‘One Health’, poniendo a disposición de los veterinarios multitud de herramientas para la prevención.

En este sentido, el veterinario David Espigares, responsable Servicio Técnico Porcino Ceva Salud Animal, analiza en una entrevista para Animal’s Health la apuesta de la compañía por las autovacunas y su papel en la reducción del uso de antibióticos.

P. Desde Ceva siempre os habéis mostrado comprometidos con el concepto ‘One Health’ y la prevención en salud animal en un escenario de reducción de antibióticos y control de zoonosis. ¿Qué papel juegan en ello las autovacunas?

R. Ceva Salud Animal ha desarrollado en los últimos años un gran abanico de soluciones preventivas frente a las enfermedades que afectan de forma relevante al ganado porcino, para ayudar a una producción más eficiente y sostenible por parte de nuestros veterinarios y ganaderos.

En este contexto, el papel de Biovac y las autovacunas es clave para prevenir enfermedades causadas por patógenos frente a los que no se dispone de vacunas comerciales, tales como Streptococcus suis.

Ceva Biovac pone a disposición de los veterinarios herramientas que permiten trabajar en el control de esta enfermedad reduciendo la dependencia del uso de antimicrobianos.

P. Ceva-Biovac cuenta con una trayectoria de más de 30 años de historia en microbiología y autovacunas. ¿Esta experiencia os ha ayudado a hacer frente a las dificultades que surgen, en ocasiones, a la hora de fabricar las autovacunas?

R. La experiencia en microbiología de Biovac junto con la experiencia en producción de vacunas y nuevas tecnologías de Ceva han sido claves para el desarrollo de mejoras en los procesos de fabricación específicos, así como en los controles de calidad en todas las fases del proceso.

Todos estos años de experiencia hacen que su implantación en países europeos como Francia o Bélgica sea muy elevada.

En cuanto a los procesos que se han ido mejorando durante estos años, tenemos por ejemplo el cultivo e inactivación de bacterias. Desde Biovac se han desarrollado medios de cultivo específicos para mejorar el crecimiento y así fomentar una producción de antígenos más eficiente.

Se utilizan tiempos de fermentación definidos y validados para garantizar la calidad y reproducibilidad de los antígenos de las vacunas, y se desarrollan procesos de inactivación de bacterias que respetan a los antígenos responsables de la expresión de la inmunidad.

P. En base a vuestra experiencia, ¿qué criterios pueden utilizarse para evaluar la calidad de una autovacuna?

R. Además de lo comentado anteriormente acerca del proceso de inactivación de bacterias, existen dos puntos clave más.

En primer lugar, el control de la concentración bacteriana. Ceva Biovac garantiza que, independientemente de la especie, las concentraciones bacterianas —y por tanto de antígenos— de sus autovacunas están estandarizadas.

La determinación de estas concentraciones es llevada a cabo por parte del departamento de I+D antes de la formulación de la autovacuna, lo cual es un factor clave para su eficacia. En la práctica, es posible incorporar de 1 a 8 cepas diferentes en la misma autovacuna.

Y, en segundo lugar, el adyuvante, un componente esencial. La elección de un adyuvante apropiado va a determinar la eficacia de la autovacuna.

El adyuvante es clave para inducir una inmunidad protectora, jugando un papel primordial en la magnitud y duración de la respuesta, lo que a efectos prácticos se traduce en que la inmunidad conferida sea potente y duradera.

En este sentido, Ceva Biovac favorece el uso de adyuvantes principalmente oleosos, para asegurar la persistencia a largo plazo de la inmunidad.

P. ¿Por qué es tan importante el adyuvante en una autovacuna? 

R. El adyuvante va a condicionar la magnitud y la duración de la respuesta inmune que se desencadena en el animal tras la aplicación de una vacuna, así como también puede favorecer que se desencadene un tipo u otro de respuesta, bien sea humoral o celular.

Por ejemplo, en vacunas que van a ser aplicadas en reproductoras con el objetivo de proteger a sus lechones a través del calostro, es muy importante que la potencia de esta respuesta tras la aplicación de la autovacuna sea muy elevada, de forma que así la inmunidad que pase a los lechones a través del calostro sea lo más alta posible, ya que este factor condicionará tanto el nivel como la duración de esta protección en los lechones.

P. Respecto a la planta de producción, ¿qué ventajas ofrece Ceva Biovac en cuanto a los requisitos normativos de fabricación?

R. Ceva Biovac se ha distinguido siempre por la calidad de sus autovacunas. Su planta es la primera europea de autovacunas en obtener una licencia GMP (Buenas Prácticas de Fabricación).

Esto garantiza la robustez y reproducibilidad de los procesos de identificación, crecimiento, inactivación de antígenos y formulación de sus autovacunas. El seguimiento posterior a la comercialización también se realiza a través de un sistema de farmacovigilancia.

De este modo, la trazabilidad, la capacidad de respuesta, la mejora y la transparencia con los clientes están totalmente garantizadas.

P. Además, Ceva cuenta con un servicio de asesoría técnica para los veterinarios. ¿En qué consiste?

R. Siguiendo la misma línea de garantía de calidad, Ceva pone a disposición de los veterinarios un servicio de asesoría a través del Servicio Técnico Porcino, que acompaña desde el inicio del proceso: la toma de muestras y el diagnóstico, selección de los antígenos a emplear en la autovacuna, adyuvante más apropiado según el protocolo vacunal a realizar.... Se garantiza una continua comunicación sobre el proceso y el seguimiento de la vacunación una vez implementada, ya que son claves para conseguir el éxito. 

VOLVER ARRIBA