DOMINGO, 26 de septiembre 2021, actualizado a las 15:41

DOM, 26/9/2021 | 15:41

ENTREVISTA

Carlos Artigas

Director general de Calier

“En Calier hemos demostrado que estamos con el cliente ante cualquier adversidad”

“En Calier hemos demostrado que estamos con el cliente ante cualquier adversidad”

Carlos Artigas

Director general de Calier

“En Calier hemos demostrado que estamos con el cliente ante cualquier adversidad”

Jorge Jiménez - 27-05-2021 - 14:22 H

La crisis sanitaria del Covid-19 ha supuesto nuevos retos para las economías de todo el mundo. Algunos sectores como el de la sanidad animal, debido a la esencialidad de su actividad, han tenido que sortear las dificultades que conlleva la crisis sanitaria para poder seguir asegurando la salud de los animales y, por extensión, la salud humana.

De esta manera, las compañías veterinarias se han visto obligadas a adaptarse a los cambios provocados por el Covid-19. En una entrevista para Animal’s Health, el director general de Calier, el veterinario Carlos Artigas, se ha mostrado satisfecho de cómo ha reaccionado su equipo a nivel global ante la pandemia.

Y es que, según ha destacado Artigas, Calier ha tenido que adaptarse a la llegada desigual del virus a todos los países en los que la compañía está presente. En este sentido, ha subrayado que han logrado cumplir los objetivos que tenía marcados a pesar de la crisis sanitaria, y ha puesto en valor el trabajo de los 400 empleados que tiene Calier a lo largo de todo el mundo.

P. Te licenciaste en Veterinaria en Zaragoza en 1982 y has participado en la dirección de varias empresas del sector de la salud animal. ¿Cuáles han sido tus pasos para llegar a dirigir una compañía como Calier? ¿Qué destacarías de Calier?

R. Llevo ya más de 38 años dedicando mi vida profesional al apasionante mundo de la salud animal en diferentes laboratorios, y he participado en muchos proyectos internacionales. Inicié mi carrera profesional como técnico, después de finalizar mis estudios en Veterinaria en 1982, y me especialicé en producción animal, un sector que me interesó desde el comienzo.

En un primer momento estuve en puestos muy técnicos del ámbito de la microbiología, la virología, el diagnóstico y la experimentación animal e inmunología, pero después comencé a trabajar más con clientes. Esto marcó mi vida profesional para siempre, porque entendí muy bien que el éxito de cualquier proyecto profesional es satisfacer las necesidades de un cliente. 

Aunque he trabajado con todas las especies animales, en los últimos años sí que he tenido una mayor actividad en el área de la avicultura. En Calier comencé a trabajar en el año 2018. No podemos olvidar que se trata de una empresa familiar y que lo bueno que tiene es que sus proyectos son a medio-largo plazo, siempre pensando en el futuro.

Además, Calier pertenece al Grupo Indukern, donde tenemos una enorme fuerza en el sector de la salud humana, lo que nos engloba en el concepto ‘One Health’. Este año, Calier cumple 53 años, sigue logrando grandes objetivos y creo que en nuestro futuro nos especializaremos más en segmentos muy concretos de la salud animal.

En definitiva, el principal propósito de esta compañía es el compromiso con la sociedad hacia la sostenibilidad de la producción de alimentos de origen animal y con el bienestar de los animales de compañía.

Por otro lado, de Calier destacaría su carácter global. Estamos presentes en muchos países y tenemos 12 filiales propias en el mundo, algo que es imprescindible para conseguir los objetivos que nos hemos propuesto.

P. Además, durante tu carrera profesional has podido conocer el sector de la salud animal de una gran cantidad de países de todo el mundo. Teniendo en cuenta esa visión global, ¿cómo ves a la industria española en comparación con su entorno?

R. He tenido la gran suerte de participar en proyectos internacionales en países de los 5 continentes. Gracias a ello he podido entender muy bien el funcionamiento del sector de la producción animal en distintos lugares y he descubierto las grandes diferencias.

A la industria española la veo fantástica. España es uno de los países del mundo donde más laboratorios ha habido, y sigue habiendo, que elaboran productos para la salud animal. Además, tenemos que ser conscientes de que España es el quinto país europeo en ventas totales de productos de salud animal.

En 2020, solamente en el mercado nacional, vendimos 781 millones de euros. Pero también es muy importante destacar el hecho de que estos laboratorios de sanidad animal exportan al mundo más de 600 millones de euros. Los laboratorios españoles somos altamente competitivos, sabemos lo que tenemos entre manos.

Respecto a la industria de producción animal, España es el país exportador de porcino número 1 de Europa, y la avicultura en España está en un momento fantástico con un nivel altísimo y una muy buena forma de hacer las cosas.

Asimismo, hay otros sectores de producción de alimentos de origen animal en España que también tienen mucha relevancia internacional, como es la apicultura —donde en Calier somos laboratorio referente—. En este caso, España es el país más grande de Europa en número de colmenas y en producción de miel, y somos el sexto país en apicultura a nivel mundial.

Todo ello coloca a España en una situación puntera en materia de producción animal, somos una potencia en agricultura y ganadería. En este sentido, me gustaría resaltar la gran capacidad de adaptación y la flexibilidad de la ganadería española, que ha sabido aclimatarse a los cambios de los últimos años.

P. El sector veterinario ha mostrado gran resiliencia durante la pandemia del Covid-19. ¿Cómo habéis vivido la crisis sanitaria desde Calier?

R. Desde mediados del mes de marzo de 2020, nosotros empezamos ya con nuestros planes de reacción frente a lo que podía ocurrir. Dada la esencialidad de nuestro negocio nos concentramos en lograr que no se detuviese la fabricación de nuestros productos para poder enviarlos donde fuera necesario y que se pudiera seguir garantizando así la provisión de alimentos a la población y la salud y bienestar animal.

Además, hicimos grandes esfuerzos en proteger, ante todo, la salud de nuestros empleados. En nuestro caso, aplicamos el teletrabajo entre otras medidas sanitarias, pero manteniendo a parte de la plantilla en las plantas de fabricación para continuar nuestra labor.

Tenemos casi 400 empleados a nivel global, por lo que la coordinación fue uno de los grandes retos, ya que la pandemia no afectó de la misma manera a todos los lugares del mundo ni todos los países estaban igual de preparados. Al final, el equipo de Calier a nivel global ha sabido reaccionar ante las dificultades de la pandemia y en cada país podemos decir con orgullo que logramos los objetivos que teníamos marcados.

La pandemia también nos obligó a cambiar nuestra forma de trabajar y relacionarnos con los clientes y logramos a hacerlo con éxito de forma telemática a pesar de las dificultades que esto entraña.

El cambio y la evolución forman parte de la filosofía Calier, lo que nos ha permitido acometer esta adaptación con éxito. Los clientes y colaboradores se han dado cuenta de que somos capaces de estar a su lado en todo momento. Ante esta crisis sanitaria, efectivamente, en Calier hemos demostrado que estamos con el cliente ante cualquier adversidad.

  • GALERIA

    Imagen del interior de la planta de Calier en León

P. Calier es una multinacional que cuenta ya con más de 50 años de bagaje en el sector veterinario y ha realizado importantes inversiones en los últimos años ¿Qué objetivos os habéis marcado a futuro?

R. En estos 53 años en Calier hemos prestado servicio a una cantidad enorme de clientes a nivel global. Esta experiencia nos permite contar con una estrategia a futuro muy bien definida.

Nuestras grandes inversiones de los últimos años han ido dirigidas al mundo del biológico, lo que nos ha permitido desarrollar una gama enorme de estos productos que ya están preparados para ser globalizados.

Asimismo, es destacable la inversión que hemos realizado en nuestra planta de León, de primer nivel mundial en la producción y fabricación de biológicos y que está certificada con las GMPs (Normas de Correcta Fabricación) europeas. Esto tiene un valor incalculable ya que en muchos lugares confían más en el mercado europeo que en el de Estados Unidos.

Por otro lado, seguimos trabajando en otras líneas, con 4 ejes de futuro bien marcados en los que estamos apostando e invirtiendo. Así, además de los biológicos, disponemos de los ectoparasiticidas, un sector en el que fabricamos nuestros propios productos.

Otro de nuestros ejes es la reproducción bovina, donde hemos realizado un esfuerzo importantísimo. Finalmente, el cuarto eje lo componen los nutracéuticos, una gama de productos que están a medio camino entre nutricionales y farmacológicos, donde ya contamos con productos líderes en nuestro portafolio y donde estamos llevando a cabo importantes innovaciones.

P. La compañía realiza una fuerte apuesta por el I+D. ¿Qué líneas de investigación estáis primando más en las diferentes especies? ¿Hay algún nuevo producto que se encuentre en su fase final de desarrollo?

R. Tenemos nuevos productos que poco a poco irán apareciendo. En Calier tenemos una ambición, que es la de escuchar y entender al mercado y actuar en consecuencia.

De hecho, hace pocos días presentamos una innovación en el uso de nuestra vacuna de salmonella. En este sentido, hemos conseguido que esta vacuna pueda ser usada durante el periodo de producción de las gallinas, una cuestión que el mercado estaba demandando y que nosotros hemos sabido resolver.

Además, acabamos de presentar una línea de vacunas vivas aviares que están registradas en 5 países de Europa.

Todo ello demuestra que tenemos una mentalidad global y que como empresa, no nos limitamos exclusivamente a llevar productos al mercado si no es para aportar valor.

P. Según el último informe sobre zoonosis de la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria, la prevalencia de salmonella en aves se ha mantenido estable desde 2015 en avicultura. ¿Qué papel juega en este hecho la prevención en los animales y qué importancia tiene para la salud pública y animal?

R. En este sentido, es verdad que mejoró muchísimo hasta el año 2015, donde tocó fondo la prevalencia en gallinas ponedoras, llegando al 0,72%, pero también es cierto que en 2019 la prevalencia de salmonella en granjas de gallinas ponedoras subió hasta el 2,15%. En mi opinión, en España nos hemos podido relajar con la salmonella en avicultura, ya que se pudo pensar que habíamos llegado al final cuando no era así.

De hecho, lo cierto es que nunca vamos a erradicar la salmonella, lo único que podemos hacer es reforzar aún más la bioseguridad y la prevención para estar preparados.

Es verdad que con la innovación que hemos conseguido con nuestra vacuna vamos a ayudar a controlar mejor la salmonella y seguramente gracias a ello consigamos una reducción de la prevalencia en España, pero no podemos confiarnos respecto al resto de medidas.

Desde Calier hemos insistido siempre en que solo con la vacuna no es suficiente. Se debe continuar haciendo las cosas bien, porque la salmonella es una bacteria que está presente en el animal y no puede ser eliminada de ninguna forma, lo único que podemos hacer es controlarla.

P. Aunque Calier tiene actividad en varios segmentos, incluidos los animales de compañía, destaca especialmente en la avicultura. ¿Qué novedades prepara la compañía en este ámbito?

R. Tal y como comentaba, en Calier no nos estamos centrando solamente en la avicultura de puesta, sino que tenemos un total de 4 ejes claros de innovación y en ellos vamos a seguir invirtiendo. Las novedades principales que estamos preparando pasan fundamentalmente por hacer propuestas de valor a nuestros clientes para que mejoren la sostenibilidad de la producción de alimentos de origen animal.

Vamos a seguir apostando por realizar propuestas de valor en avicultura de puesta, y continuaremos aportando gamas de productos nutracéuticos, ectoparasiticidas, servicios de diagnóstico o auditorías en granjas.

Esto lo hacemos extensivo, además, a la reproducción bovina, donde, por ejemplo,  cuando no podíamos visitar a los clientes durante la pandemia, abrimos nuestras plataformas de formación y hemos estado instruyendo a profesionales de todo el mundo en materia de reproducción bovina.

En este sentido, hemos tenido una gran asistencia y una grandísima recepción por parte de profesionales veterinarios de diferentes países que nos están evaluando con unos resultados extremadamente buenos.

P. Recientemente, desde Calier se ha puesto en marcha una nueva página web donde se incluye una plataforma de formación y un centro de diagnóstico. ¿Es parte de la estrategia a futuro de la compañía lograr un mayor acercamiento y estar más presentes en el día a día de los veterinarios clínicos?

R. Sin ninguna duda. En nuestra página web ofrecemos un servicio de diagnóstico, que es algo imprescindible en el ámbito veterinario. Esto responde al interés que tenemos desde Calier de ofrecer un servicio próximo al cliente para estar a su lado.

Para estar cerca del cliente hay que estar con él en los problemas que le puedan surgir en su día a día en las granjas. Queremos estar con los veterinarios en su labor diaria para poder escuchar bien lo que demandan, entenderles y actuar en consecuencia.

P. La pandemia ha marcado un antes y un después en las sociedades de todo el mundo y el concepto ‘One Health’ ha adquirido mayor relevancia. ¿Qué retos tenéis por delante como compañía veterinaria?

R. Como parte del Grupo Indukern, que se dedica también a la salud humana, Calier está perfectamente integrada en el concepto ‘One Health’.

Además, las empresas de veterinaria y los profesionales que trabajamos en ellas llevamos muchísimos años trabajando con zoonosis, y hemos controlado, luchado y erradicado este tipo de enfermedades a lo largo de la historia.

No obstante, durante esta pandemia no se nos ha tenido en cuenta todo lo que se debería y muchos veterinarios de primer nivel se han quejado abiertamente, y con toda la razón. Yo a nivel personal les apoyo abiertamente y al 100%.

El sector veterinario está muy a acostumbrado a controlar epizootias, tanto zoonosis como enfermedades que no se transmiten a los humanos pero que están presentes en los animales.

También a manejar vacunaciones de grandes grupos de animales, ya que la vacunación forma parte del ejercicio profesional de los veterinarios. En esta pandemia se ha perdido una oportunidad con el sector veterinario.

Aun así, la parte positiva es que el concepto ‘One Health’ ha avanzado durante la pandemia y ahora se considera más a los veterinarios dentro de este concepto.

Respecto a Calier, queremos convertirnos en un referente claro en el compromiso con la sociedad en la sostenibilidad de la producción de alimentos de origen animal y en el bienestar de los animales de compañía.

Finalmente, me gustaría remarcar que el gran reto de Calier es seguir demostrando la pasión en cada cosa que hacemos, siendo muy innovadores y trabajando en equipo con los veterinarios que están al servicio de los animales.

  • GALERIA

    Fachada de la planta de Calier en León

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.