MARTES, 19 de octubre 2021, actualizado a las 21:17

MAR, 19/10/2021 | 21:17

EMPRESAS

La tecnología digital revoluciona la veterinaria: ¿Cómo será la clínica del futuro?

El último Vet Symposium de Royal Canin ha analizado cómo las nuevas tecnologías y fenómenos como la telemedicina y la inteligencia artificial están cambiando el futuro del sector de las clínicas veterinarias

De izda a dcha, Loïc Moutault, Denise Elliott y Olivier Reymond, durante el Vet Symposium.
De izda a dcha, Loïc Moutault, Denise Elliott y Olivier Reymond, durante el Vet Symposium.

La tecnología digital revoluciona la veterinaria: ¿Cómo será la clínica del futuro?

El último Vet Symposium de Royal Canin ha analizado cómo las nuevas tecnologías y fenómenos como la telemedicina y la inteligencia artificial están cambiando el futuro del sector de las clínicas veterinarias

Redacción - 11-10-2021 - 19:30 H

Royal Canin celebró a finales de septiembre su nueva edición del Vet Symposium, su evento global dedicado al sector veterinario, que este año se tituló la ‘La clínica y más allá’, centrándose en el futuro de la veterinaria y especialmente en las nuevas tecnologías digitales.

El evento, que fue virtual por segundo año consecutivo, contó en esta ocasión con una nueva plataforma, que ofreció una experiencia innovadora, permitiendo tanto el streaming como el contenido bajo demanda.

Así, durante estos dos días el simposio, que anteriormente tenía lugar en el Campus de Royal Canin en Aimargues (Francia) y que el año pasado reunió a más de 10.000 veterinarios, abordó las últimas novedades tecnológicas en el ámbito de la clínica veterinaria.

El CEO de Royal Canin, Loïc Moutault, fue el encargado de dar la bienvenida al evento. Moutault destacó que la tecnología es un facilitador y un “apoyo a los veterinarios para cuidar mejor”, e insistió en el compromiso de la compañía con el desarrollo de la ciencia en la medicina veterinaria, con la divulgación de conocimientos y con la mejora de la comunicación en la profesión.

El máximo representante de Royal Canin, destacó en este punto que desde la compañía quieren que el Vet Symposium sea un verdadero evento para el sector, y de hecho compañías farmacéuticas como MSD o Ceva han sido colaboradoras este año.

Para Moutault hay 3 áreas tecnológicas digitales clave que van a “revolucionar” la asistencia veterinaria, y estas son la telemedicina, los dispositivos wearable y la medicina personalizada o individualizada. “La tecnología está haciendo posible cosas que ni soñábamos hace 10 años”, celebró.

Respecto a la telemedicina, el directivo destacó que la atención a distancia es ya una herramienta nueva que se ha visto reforzada durante la pandemia, y que aunque no está diseñada para sustituir a la consulta tradicional, puede permitir, entre otras cosas, cribar con mayor facilidad los casos más graves de los menos graves. “Así nos aseguramos de que los propietarios no vengan demasiado tarde”, defendió.

En cuanto a los dispositivos wearable, un sector que aseguró que está “explotando” en estos momentos en el ámbito de la salud, explicó que también son muy útiles, pues ofrecen datos del sueño, la presión sanguínea o la tasa cardiaca, que unido a la inteligencia artificial, aportan información muy valiosa que se puede utilizar para mejorar la prevención.

En lo referente a la individualización, Moutault destacó que la tecnología permite individualizar la respuesta que se puede dar, pues con la ayuda de la inteligencia artificial se pueden analizar los datos para realizar diagnósticos más precisos y proporcionar soluciones y respuestas a medida.

A pesar de estas innovaciones, el CEO quiso hacer hincapié en el hecho de que estas tecnologías no buscan remplazar a los veterinarios ya que el contacto y factor humano en veterinaria siempre seguirá siendo necesario y además la adopción de estas tecnologías será gradual.

La primera jornada del Vet Symposium se completó con ponencias dedicadas a la telemedicina, a las alergias y, como no, a predecir cómo será el futuro del ámbito de la salud, teniendo en cuenta los avances que están llegando.

EL PODER DE LOS ALGORITMOS REVOLUCIONARÁ LA VETERINARIA

Por su parte, Denise Elliott, vicepresidenta mundial de Investigación y Desarrollo de Royal Canin, fue la encargada de comenzar la segunda jornada, hablando de algunas de las iniciativas que está impulsando la compañía en el ámbito de la salud conectada, que aseguró que es “el cambio más importante” que se va a producir en la medicina veterinaria.

La salud conectada, explicó, tiene que ver con el uso de nuevas tecnologías, dispositivos o inteligencia artificial para mejorar la atención a los pacientes. Un ejemplo es una tecnología —en este caso impulsada por Royal Canin— aplicada a los gránulos de arena, que permite detectar enfermedades del tracto urinario en gatos, haciendo que los gránulos se vuelvan azules cuando detectan microhematuria en orinas que a simple vista son normales, permitiendo la prevención.

Otro ejemplo que expuso, son los dispositivos wearable, de los que habló también Moutault, que permiten monitorizar a los animales de compañía y detectar cambios en su comportamiento, como si se rascan o duermen más de lo normal. Estos datos pueden proporcionar una pista de que el animal podría necesitar una revisión de parásitos o que tiene problemas de salud articular.

Pero en lo que más insistió la veterinaria fue en la inteligencia artificial y los algoritmos para predecir enfermedades. Un ejemplo es un algoritmo desarrollado conjuntamente con el Royal Veterinary College, que permite predecir enfermedades renales en los gatos de entre 12 y 15 meses antes de que se produzcan signos clínicos.

Asimismo, habló de Individualis, que proporciona nutrición individualizada a domicilio para gatos y perros, una innovación que calificó como un “cambio de paradigma”, pues permitirá poder diseñar con inteligencia artificial y de forma individualizada para cada paciente una dieta que se adapte simultáneamente a cada una de las enfermedades que pueda padecer un animal. Y es que señaló que hasta un 30% de los animales que llegan a las clínicas veterinarias tienen varias enfermedades.

Así, otro algoritmo diseñado por Royal Canin ayudará a los veterinarios a evaluar los datos de cada animal para diseñar la “dieta perfecta”. Una vez se ha diseñado, el propietario se puede suscribir a la dieta, que llegará a su domicilio o a la clínica veterinaria en solo 2 o 3 días.

Y es que desde la compañía de nutrición animal han querido priorizar que Individualis sea exclusiva para las clínicas veterinarias, pues Elliott recuerda que se está hablando de animales que están enfermos y lo más importante es que sean supervisados lo máximo posible por un profesional que sea el encargado de comprobar que la dieta se vaya adaptando según su respuesta.

Es en este ámbito del análisis de datos es donde la directiva aseguró que habrá más cambios en un futuro cercano, y dentro de poco tiempo será común, por ejemplo, la predicción de enfermedades con un simple test hematológico y la fuerza de los algoritmos.

AUNANDO LA TECNOLOGÍA Y LAS HABILIDADES HUMANAS

Tras los dos días de simposio, en el que se habló también del bienestar de los profesionales de la veterinaria o de la comunicación como una habilidad clínica, el vicepresidente de Negocio Veterinario y Asuntos Corporativos de Royal Canin, Olivier Reymond fue el encargado de aunar todo lo expuesto y abordar cómo será la clínica veterinaria del futuro.

Reymond aseguró que si algo caracterizará a la clínica veterinaria del futuro es su capacidad de dar la mejor atención y más puntera, pues es lo que los clientes reclaman para sus animales. Teniendo en cuenta esto, instó a los veterinarios a aprovechar los beneficios que brindala tecnología en sus clínicas.

Y es que aseguró que la tecnología está cambiando la medicina veterinaria, ya sea a través de la inteligencia artificial, la digitalización o la telesalud. Eso sí, también apuntó que no hay que dejar de lado las habilidades blandas (soft skills) y el contacto y comunicación con el propietario, factores que también se abordaron durante el simposio.

“El sector vive un cambio”, afirmó el vicepresidente, que abogó por “abrazar el cambio tecnológico” y no tener miedo, porque la tecnología no va a ser la competencia, sino que va a dar beneficios a la industria veterinaria y le va a permitir ofrecer más y mejores servicios.

Además, adelantó que tras el éxito de estos dos años de congreso en formato digital por el impacto de la pandemia, van a aprovechar todo lo aprendido para celebrarlo en un formato híbrido, ya que esto les permitirá recuperar el contacto humano en el “precioso sur de Francia”, pero a la vez llegar aún más veterinarios.

ACCEDE A LA PLATAFORMA DEL VET SYMPOSIUM 2021 CON TODOS LOS CONTENIDOS

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.