MARTES, 28 de septiembre 2021, actualizado a las 15:43

MAR, 28/9/2021 | 15:43

EMPRESAS

Solo el 40% de los gatos hace seguimiento periódico con su veterinario

Con motivo del Día Internacional del Gato el 8 de agosto, Royal Canin destaca la importancia de que estos animales realicen visitas periódicas al veterinario

Royal Canin destaca la importancia de llevar a los gatos al veterinario de forma periódica.
Royal Canin destaca la importancia de llevar a los gatos al veterinario de forma periódica.

Solo el 40% de los gatos hace seguimiento periódico con su veterinario

Con motivo del Día Internacional del Gato el 8 de agosto, Royal Canin destaca la importancia de que estos animales realicen visitas periódicas al veterinario

Redacción - 04-08-2021 - 10:17 H

Aprovechando la celebración del Día Internacional del Gato, el día 8 de agosto, Royal Canin, compañía referente en alimentación para mascotas, ha destacado la importancia de llevar a estos animales de manera periódica al veterinario, fomentando así la prevención y la detección precoz de cualquier tipo de enfermedad o patología.

Y es que, desde Royal Canin recuerdan que cada vez hay más amantes de los gatos en la sociedad y 6 de cada 10 españoles los considera como un miembro más de la familia. “No obstante, aún existen algunas barreras en el cuidado de estos animales: tan solo el 40% de los gatos hace seguimiento periódico con su veterinario, comparado con el 60% de los perros”, apuntan desde la compañía.

En este sentido, destacan que el asesoramiento del veterinario es “fundamental en los momentos clave de la vida de las mascotas”, desde que son gatitos o cachorros hasta que entran en su etapa madura o senior. Un aspecto que cobra aún mayor relevancia en el caso de los gatos, ya que, como indican desde la compañía, estos son maestros del camuflaje y no muestran signos clínicos de una posible enfermedad hasta que la patología está ya bastante desarrollada.

“Las revisiones periódicas son la única manera de garantizar la salud y bienestar de nuestros gatos. A través de la prevención y la detección temprana, conseguimos reducir el impacto de una posible enfermedad”, afirma Javier Manzanares, veterinario de Royal Canin.

No obstante, la compañía apunta que los datos revelan que el 50% de los propietarios no lleva a su gato al veterinario. Dato que toma mayor trascendencia al sumarlo al hecho de que alrededor del 56% de los propietarios de gatos indicaron no haberse preparado antes de la llegada del felino al hogar, según el estudio Royal Canin 'Mascotas y propietarios: la importancia de cuidar los primeros momentos juntos'.

En este sentido, los responsables de gatos reconocen haber cometido errores básicos con su mascota en el inicio de su relación. En concreto, un 20,3% de los encuestados considera que falló en todo lo relacionado con la educación del animal y un 12,5% cometió errores en la alimentación de su gato. Asimismo, aproximadamente un 10% considera que falló en temas de salud por no haber acudido al veterinario desde el principio.

Así, la recomendación de los expertos de Royal Canin es clara: se debe acudir a revisión al menos una vez al año, dos cuando el felino llega a una edad senior. Es fundamental para que el profesional oriente al propietario en todo lo referente a la alimentación, cuidados o educación, así como para ofrecer un acompañamiento a lo largo de la vida del animal.

A pesar de que el 57,7% de los propietarios de gatos considera al veterinario un aliado clave para garantizar el bienestar de su mascota, también afirman que la visita a la clínica no es una tarea fácil. Y es que desde la compañía destacan que un 66% de los cuidadores de gatos garantiza que iría al veterinario con mayor frecuencia si fuera más sencillo.

El principal motivo por el que descartan la visita a la clínica es pensar que el problema del gato terminará resolviéndose solo (un 38%). Además, un 22% indica que la visita al veterinario estresa a su felino y el 17% considera un freno el coste económico de la consulta.

CONSEJOS PARA FACILITAR LA VISITA DE LOS GATOS AL VETERINARIO

Por todo ello, los expertos de Royal Canin reúnen una serie de consejos clave para facilitar la visita de los gatos al veterinario.

Así, recomiendan comenzar las visitas periódicas desde que el animal es pequeño, ya que, además de ser crucial para asegurar su correcto desarrollo y cubrir las necesidades en los primeros meses de vida, ayudará a que comiencen a acostumbrarse, eliminen el estrés desde el principio y normalicen las visitas al veterinario.

También señalan la importancia de la elección del transporte del gato. En este sentido, apuntan que es importante elegir un buen transportín, con estructura sólida y que resulte seguro y estable. Asimismo, es positivo que tenga varias puertas, en la zona superior y laterales, o que pueda desmontarse desde el centro.

Asimismo, recomiendan acostumbrar al gato al transportín. “Desde pequeño se debe ayudar a que el gato se sienta seguro en su interior”, indican. Para ello, aconsejan dejar el transportín abierto en una habitación de la casa para que él mismo entre. Además, ayudará que el transportín sea lo más cómodo y familiar posible, por lo que se puede meter una manta con el olor del cuidador o rociar un poco de feromonas (de venta en clínicas veterinarias) en la manta al menos 30 minutos antes de la salida.

Por otro lado, es importante comprender el comportamiento del felino, sobre todo, teniendo en cuenta que la consulta no es un ambiente conocido para ellos. Hay muchos impactos en forma de imágenes, olores o sonidos que harán que incrementen su estado de alerta y se sientan ansiosos. Para evitarlo, desde Royal Canin recomiendan cubrir el transportín con una manta o similar, bloqueando la entrada de estímulos.

En cuanto a la elección de la clínica, desde la compañía aconsejan elegir una clínica lo más adaptada posible ya que los espacios veterinarios “cada vez tienen más presentes las necesidades de los gatos”. Por ello cuentan, por ejemplo, con zonas específicas para gatos -evitando el encuentro directo con perros u otras mascotas-, o con espacios con menor índice de ruido o luminosidad.

Además, recomiendan que el cuidador del gato esté atento a los detalles en la sala de espera. “Colocar el transportín en una zona elevada —no en el suelo—, evitar los movimientos bruscos, hablarle con tranquilidad, evitar el contacto con otros animales de forma directa, entre otros aspectos”, explican.

Por último, aconsejan que el gato tenga tranquilidad en la vuelta al hogar. Para ello el cuidador del animal puede ayudar al gato a que el proceso de vuelta a casa sea relajado, abriendo el transportín con calma y permitiéndole inspeccionar las diferentes habitaciones de su hogar.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.